Home | Bitácora del día | Genoma Humano: farmacogenética vs. farmacogenómica

Genoma Humano: farmacogenética vs. farmacogenómica

Descifrado el genoma humano uno de los primeros retos planteados fue la aplicabilidad de esta información a la salud humana, por ej., a través de la identificación de biomarcadores y el desarrollo de pruebas genéticas clínicas de enfermedades particulares.

Esto permitiría abordar la relación entre la expresión de un gen o grupos de genes con dichas enfermedades, validándolos como marcadores predictivos de gran utilidad en la identificación de pacientes portadores o de alto riesgo. Esto a su vez ofrecería una mejor evaluación de los beneficios y perjuicios de tratamientos disponibles y finalmente la implementación de una medicina personalizada. Rápidamente se demostró lo equivocado de esta aproximación, entre otras cosas por la gran variabilidad individual del genoma humano.

 Esta variabilidad puede ocurrir en una gran extensión del genoma o en cambios puntuales en un simple nucleótido (SNP), y puede estar localizada en secuencias de DNA que muestran marcos de lectura abierta (ORF: Open Reading Frame) o en secuencias sin capacidad de codificación (ej. DNA “basura” o “junk” DNA; en.wikipedia.org/wiki/Noncoding_DNA), generando expresiones diferenciales en distintos individuos que pueden influir sobre caracteres comunes. Esto determina que cada individuo sea único (International Hap Map Project: http://snp.cshl.org/; http://www.genome.gov/10001688), incluso como paciente a nivel clínico.

La variabilidad genética del genoma de distintos individuos puede afectar, entre otras cosas, la respuesta a distintos fármacos; la farmacogenética y la farmacogenómica son disciplinas que estudian las bases genéticas de tales respuestas. La farmacogenética estudia la variabilidad en genes sospechosos (potenciales candidatos) de afectar la respuesta de un individuo a un fármaco en particular, p. ej., la acción hemolítica de la primaquina, droga utilizada en el tratamiento de malaria, debido a variabilidad en el gen de la glucosa 6 fosfato deshidrogenasa [1].

La farmacogenómica trata de relacionar el perfil genómico de un individuo en el que la expresión o no de varios genes, no necesariamente relacionados en sus funciones, afecta la acción positiva o negativa de un fármaco, p. ej., en las terapias oncológicas [2,3]. Entre los beneficios de la farmacogenómica tenemos la potencialidad de la escogencia de una medicación adecuada, además de la implementación del desarrollo de nuevas drogas con mayor efectividad [4] (http://www.mayoclinic.com/health/personalized-medicine/ca00078; Personalized Medicine (2010) 7:223-7: www.futuremedicine.com).

A título de reflexión cabe preguntarse: ¿será posible en un futuro cercano tener en la práctica clínica una medicina personalizada?

Fuente

  • Texto publicado en la revista PIEL Latinoamericana

Referencias bibliográficas

  • 1. Wells TNC, Alfonso PL, Gutteridge WE. (2010). Nat Rev Drug Discovery 8: 879-891
    2. Schilsky RL. (2010), Nature Reviews 9:363-366
    3. Petros WP, Evans E. (2004). Trends in Pharmacological Sciences 25:457-484
    4. Allen MJ, Carey AH (2004). DDT Targets 3(5):183-190. www.drugdiscoverytoday.com

Acerca de Alexis Mendoza-León

Profesor Titular. Jefe de Laboratorio de Bioquímica y Biología Molecular de Parásitos, Instituto de Biología Experimental (IBE), Facultad de Ciencias, UCV. Lic. Biología, UCV. PhD, Universidad de Cambridge, U.K. Miembro de la Sociedad Venezolana de Microbiología, actualmente en la Directiva Nacional. Miembro de la Sociedad Americana de Microbiología, Liainson en Venezuela. Investigación en estudios bioquímicos y de biología molecular de parásitos protozoarios, identificación de sondas moleculares de utilidad en diagnóstico y estudios epidemiológicos de la leishmaniasis, identificación y evaluación de nuevos blancos terapéuticos y nuevas drogas.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA