Home | Especialidades médicas | Fumadores tienen mayor riesgo de sufrir otro ACV

Fumadores tienen mayor riesgo de sufrir otro ACV

Un estudio con más de mil 500 personas, publicado en la revista Stroke, señala que dejar de fumar antes de se produzca un ataque cerebral reduce las probabilidades de un segundo ACV

Un estudio australiano señala que las personas fumadoras, cuando sufren el primer Accidente Cerebrovascular (ACV) tienen un riesgo mayor de sufrir otro ACV, un ataque cardíaco o de fallecer, que aquellos que nunca han sido fumadores. Y los que dejaron de fumar antes del ACV tenían un riesgo menor que los que seguían fumando cuando sufrieron el ataque.

Amanda Thrift, autora del estudio y profesora de epidemiología en la Universidad de Monash, afirmó que es más probable que a los fumadores les vaya peor después de un ACV, mientras que los ex fumadores, les va mucho mejor.

Para llevar a cabo el estudio, publicado en la revista Stroke,  el equipo de Thrift recogió datos de más de mil 500 personas que sobrevivieron a un ACV entre 1996 y 1999. Después de 10 años de seguimiento, los investigadores hallaron que los que eran fumadores en el momento del ACV tenían un 30 por ciento más de probabilidades de sufrir otro episodio igual, un ataque cardiaco o morir, en comparación con aquellos que nunca fueron fumadores. Estos riesgos eran especialmente significativos para los pacientes más jóvenes que padecieron un ACV.

Para los fumadores que lograron sobrevivir los primeros 28 días tras el ACV, el riesgo de sufrir estas consecuencias aumentó un 42 por ciento, según los investigadores. En aquellos que dejaron de fumar tras el ACV, la diferencia en el riesgo disminuyó en un 18 por ciento. La mayoría de los pacientes del estudio sufrieron el tipo de ACV más común, en el que un coágulo sanguíneo obstruye un vaso sanguíneo del cerebro, lo que se conoce como ACV isquémico.

Sin embargo, Thrift observó que el estudio no contaba con suficientes personas que hubieran sufrido un ACV hemorrágico, el provocado por una hemorragia en el cerebro, como para llegar a una conclusión sobre la relación entre fumar y ese tipo de accidente.

Rafael Ortiz, director del Centro de Accidente Cerebrovascular y Cirugía Neuro-Endovascular del Hospital Lenox Hill, Nueva York, aseguró que fumar predispone a las personas al endurecimiento de las arterias y al ACV, describiendo la conexión física existente entre fumar y la enfermedad cardiovascular.

Patricia Folan, directora del Centro de Control del Tabaco del Sistema de Salud North Shore-LIJ en Great Neck, Nueva York, advirtió que la discapacidad de los fumadores tras un ACV es muy grande y su calidad de vida empeora. Puede que no mueran por el ACV, pero quizá no puedan moverse o comunicarse y “su calidad de vida será muy pobre”.

Bitácora Médica

Fuente: Medline Plus

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA