Home | Especialidades médicas | Cardiología | Fibrilación auricular: principal causa del ictus

Fibrilación auricular: principal causa del ictus

En el taller para periodistas sobre fibrilación auricular (FA) y prevención del ictus, especialistas en neurología y cardiología, explicaron que la FA es la principal causa de un accidente cerebro vascular (ACV) y afecta el 2 por ciento de la población mundial

La fibrilación auricular -la arritmia más frecuente- consiste en el movimiento irregular de los latidos del corazón, una  alteración que genera un rápido y riesgoso ritmo cardíaco.

Cuando se produce la FA –contracción no efectiva de las aurículas- se forman trombos o coágulos que al desprenderse  pueden llegar hasta el cerebro y generar un ictus o accidente cerebro vascular (ACV) por el bloqueo del flujo sanguíneo.

En un taller ofrecido para periodistas sobre esta enfermedad en Caracas, Igor Morr, cardiólogo y ex presidente de la Fundación Casa Venezolana del Corazón, explicó que este trastorno –que  incrementa cinco veces el riesgo de sufrir un ACV-  lo padece el 2% de la población mundial. “En Venezuela afecta a 230 mil personas y la mayoría supera los 65 años”, ilustró Morr.

Según indicó Morr, generalmente este trastorno no presenta síntomas, sin embargo una de sus señales más frecuentes es el pulso acelerado entre 100 y 160 latidos por minuto.

Morr destacó la importancia de la prevención y la detección temprana de la enfermedad: “Queremos hacer llegar el mensaje ‘Pálpate tu pulso’, ya que es una manera fácil y económica de descartar el trastorno”. El especialista explicó que  la manera más práctica para detectar la FA es medir el pulso en la muñeca (arteria radial) o en el cuello (arteria carótida).

Morr agregó que otra medida para  detectar este trastorno, es la realización de un electrocardiograma. Si el diagnóstico es positivo –detalló- el médico debe recetar medicamentos a largo plazo para evitar la formación de coágulos.

Existen factores de riesgo no modificables como la edad, el sexo y la raza, así como los factores modificables que se pueden evitar: diabetes, enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial, ateroesclerosis, entre otras),  enfermedades hematológicas, obesidad, sedentarismo, tabaco, alcohol, drogas, anticonceptivos orales más cigarrillo, VIH y sífilis.

Juan Carlos Guedes, neurólogo del Hospital Universitario de Caracas que participó en el taller, explicó que un ictus es la consecuencia más severa de la FA, es la segunda causa de muerte y primera causa de discapacidad en el mundo. “El 20% de los ACV son provocados por este tipo de arritmia”, cifró a los periodistas.

El especialista destacó la importancia de prevenir los ACV, porque es una enfermedad con consecuencias devastadoras para el paciente, la familia y la sociedad.

Prevención: la clave

Los expertos coincidieron en la necesidad de informar a la población sobre estas patologías que inclusive pueden causar la muerte.  Ambos subrayaron la importancia de llevar un estilo de vida saludable, asumiendo medidas tales como: no fumar, dieta baja en grasas, control de la presión sanguínea, medición del nivel de azúcar en la sangre y la realización de ejercicios con regularidad.

Morr señaló que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó en enero de 2012 el plan 25×25, que consiste en disminuir en 25% todas las enfermedades crónicas no transmisibles en menos de 25 años.

En este sentido, los especialistas insistieron en la prevención e instaron a las personas con  factores de riesgo a que acudan a consulta para revisar la salud cardiovascular.

Bitácora Médica

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA