Home | Bitácora del día | Existe un número creciente de pacientes pediátricos con hipertensión

Existe un número creciente de pacientes pediátricos con hipertensión

En relación con el control habitual de la tensión arterial en los consultorios pediátricos, actualmente, a partir de los tres o cuatro años es cuando los pediatras comienzan a registrarla como parte de los controles de evaluación del desarrollo/Por Juan Carlos Giménez

Desde hace poco tiempo los pediatras están tomando conciencia de que hay niños y adolescentes vulnerables a la hipertensión arterial: existe un número creciente de pacientes pediátricos que son diagnosticados con esta enfermedad cada año.

Por muchos tiempo el tema de la hipertensión infantil no estuvo en la agenda de los congresos científicos de pediatría, ni como tema de conferencias, cuando el número de casos aumenta cada vez más, aunque su prevalencia es mucho menor que en los adultos.

El tipo de hipertensión infantil difiere según la edad: en la primera infancia es secundaria (a otras patologías) y en la segunda y en la adolescencia, es primaria (idiopática).

Existen evidencias con respecto a la hipertensión infantil:

1) La tensión arterial elevada es muy dependiente de la edad, y es casi inexistente en los niños menores de 7 años.

2) Las niñas sufren de hipertensión con mucha menos frecuencia que los varones jóvenes, independientemente de la edad.

3) El peso y la tensión arterial se correlacionan positivamente, la obesidad y el sobrepeso condicionan la aparición de la hipertensión, tal como sucede con los adultos.

Aunque la hipertensión infantil difiere según la zona geográfica y la etnia, los principales factores condicionantes son el sobrepeso y la obesidad. En la infancia no es frecuente presentar problemas de hipertensión crónica, sólo un 10% presenta aumentos de tensión agudos y se estima que un 80% de los casos están asociados con otra patología.

En relación con el control habitual de la tensión arterial en los consultorios pediátricos, actualmente, a partir de los tres o cuatro años es cuando los pediatras comienzan a registrarla como parte de los controles de evaluación del desarrollo.

Las causas más frecuentes de la hipertensión infantil son:

  • Antecedentes heredofamiliares
  • Obesidad
  • Sedentarismo
  • Alimentación rica en sal
  • Contaminación ambiental
  • Prematurez

Los síntomas más significativos son cefaleas, mareos y náuseas. A veces el único signo es la epistaxis (hemorragia en las fosas nasales)

Acerca de Dr. Juan C. Giménez

Médico egresado de la Universidad de Buenos Aires, UBA (1970). Especialista en Clínica Médica (1978). Es docente universitario e investigador en Atención Primaria de Salud (A.P.S.). Ex jefe de División Medicina Preventiva Hospital Pirovano de Buenos Aires, Argentina.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA