Home | Bitácora del día | Sí hay maneras de prevenir el estrés

Sí hay maneras de prevenir el estrés

En la medida en que una persona desarrolle mecanismos sanos para enfrentar el estrés, será menor el riesgo de sufrir sus consecuencias/Por Pedro Delgado

El ESTRÉS OCURRE cuando se percibe alguna amenaza al bienestar general  y se desborda la capacidad de adaptación del sistema nervioso.

Esta situación le da una cualidad personal al estrés: lo que puede ser estresante (amenazante) para una persona no lo es para otra. El estrés requiere de la presencia de un estresor, es decir, una situación que provoque tensión emocional. Cualquier situación puede convertirse en estresor, depende de cómo es percibida subjetivamente por la persona.

La debilidad frente a un estresor particular se llama vulnerabilidad. Esta condición ha sido estudiada y se sabe que  es diferente en cada persona y cambia con la edad y la circunstancia personal.

Se conoce, por ejemplo, que la calidad de las relaciones afectivas de la infancia y las oportunidades de socialización (relacionarse con otros) parece fortalecer al individuo frente al estrés.

En cambio, la soledad y las pérdidas afectivas aumentan la vulnerabilidad.

En la medida en que una persona desarrolle mecanismos sanos para enfrentar el estrés, será menor el riesgo de sufrir sus consecuencias. Hábitos saludables como una dieta balanceada, cuidar el exceso de peso, el ejercicio físico frecuente y aprender técnicas de relajación, permiten enfrentar efectivamente los estados de tensión emocional sostenida.

Formas de prevención

La socialización o capacidad de relacionarse con otros puede convertirse en un mecanismo de prevención del estrés. La red de apoyo social que se refiere al apoyo de las personas que rodean a un individuo es un factor preventivo de primer orden. La familia, amigos, grupo social o de trabajo, y sobre todo la manera como este grupo responde cuando se necesita ayuda son claves para le prevención del estrés.

La respuesta ante el estrés (modo de afrontamiento) son las técnicas que utiliza el individuo para manejar sus estresores. Se puede enfrentar un problema tratando de modificar el estresor o tratando de cambiar la reacción emocional frente al estresor. Cualquiera de las dos formas puede ser igual de útil, siempre que se haya evaluado si es posible modificar el estresor o no.

A veces no hay que empeñarse testarudamente en cambiar el ambiente amenazante (estresor), sino en la forma de verlo. Las formas de  evitación  como el consumo de alcohol o drogas, comer compulsivamente o rumiar los problemas  aun cuando a corto plazo parecen aliviar, a la larga empeoran la situación (“peor es el remedio que la enfermedad”).

Obtener satisfacciones es una forma de protegerse frente al estrés. Estas satisfacciones pueden provenir del simple esparcimiento (alejarse temporalmente de las situaciones estresantes), de la satisfacción del trabajo bien cumplido, el encuentro con la naturaleza, la relación con las artes, el sentido del humor (saber reírse de las desgracias) y también del desarrollo de la espiritualidad en forma de creencias, práctica religiosa o cualquier manifestación de contacto con lo espiritual.

Acerca de Pedro Delgado, psiquiatra

Médico graduado en la Universidad Central de Venezuela (UCV, 1971) con postgrado en Psiquiatría de la misma universidad. Se desempeñó como Profesor de la Facultad de Medicina en la Cátedra de Psiquiatría del Hospital Universitario de Caracas de la UCV, por 29 años donde realizó labores de docencia e investigación en el pregrado de Medicina y el Postgrado de Psiquiatría. Coordinó el Postgrado de Psiquiatría del Hospital Universitario de Caracas durante 5 años. Realizó un Fellowship en Abuso de Sustancias en Johns Hopkins University. Fue Profesor invitado del Departamento de Psicología en la Universidad de Evansville, Indiana en EEUU. En 2001 recibió el Premio de Medicina "Luis Razzetti" de la Federación Médica Venezolana en conjunto con varios autores por la publicación de un libro sobre educación psiquiátrica para médicos. Ha trabajado en la consulta privada (como psiquiatra) durante 38 años. Es, además, Presidente de Fundación Humana, una organización sin fines de lucro que se dedica a desarrollar programas de tratamiento y prevención en salud mental y dirige la unidad de Trastornos Adictivos de la Fundación.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA