Home | Áreas de salud | Enfermería basada en la evidencia y formación profesional

Enfermería basada en la evidencia y formación profesional

El presente artículo tiene como objetivo proponer estrategias para desarrollar en los estudiantes una inquietud investigativa, hacia una práctica basada en la evidencia

Enfermería Basada en la Evidencia (EBE) tiene un origen muy reciente para la disciplina de enfermería, estimándose que a partir de 1996 aparecieron las primeras publicaciones en bases de datos.

Esta práctica fue heredada de la Medicina Basada en la Evidencia (MBE), y fue descrita por primera vez por Sackett como “la utilización consciente, explícita y juiciosa de la mejor evidencia clínica disponible para tomar decisiones sobre el cuidado de cada paciente”.

Posteriormente, Rosenberg y Donald la entienden como “un enfoque dirigido a la solución de problemas surgidos en la práctica clínica, en el que la toma de decisiones está basada en la mejor evidencia existente”.

La EBE adquiere relevancia en la época actual, ya sea desde el paradigma positivista o cuantitativo o desde el paradigma interpretativo o cualitativo, o como más recientemente se plantea, a través de una complementación de ambos.

Esto porque para la profesión es igualmente ineludible, válido y necesario determinar evidencias sobre los aspectos relativos a la enfermedad, tratamiento, diagnóstico, prevención de problemas de salud y complicaciones, tanto como el profundizar en el descubrimiento de los distintos significados que el paciente atribuye a sus experiencias vitales con la salud, con la enfermedad, con la muerte y como receptor de los cuidados de enfermería.

Este proceso reviste cambios en la forma de pensar y de sentir el cuidado que se otorga, tanto por parte de las enfermeras/os asistenciales que deben renovar la forma en que abordan día a día su labor de cuidar a los pacientes, con una preocupación permanente por otorgar cuidados en base a evidencias; como en las enfermeras docentes, porque en ellas recae la responsabilidad de infundir en los estudiantes, a lo largo del proceso formador, la inquietud investigativa a través del desarrollo y aplicación de la competencia de pensamiento crítico-reflexivo que los lleve a plantearse preguntas y a desarrollar las competencias en la búsqueda de información, relacionadas con el cuidado, como también en desarrollar una cultura de la autoevaluación permanente de su quehacer.

El presente artículo tiene como objetivo proponer estrategias para desarrollar en los estudiantes una inquietud investigativa, hacia una práctica basada en la evidencia. Para ello surge la necesidad de abordar primero el modelo de Enfermería basada en evidencia, en segundo lugar, las competencias de pensamiento crítico reflexivo y habilidad de búsqueda de información, como bases que sustentan la investigación hacia la práctica de la EBE y finalmente proponer algunas estrategias didácticas factibles de ser imple-mentadas en los currículos de las unidades formadoras de profesionales de Enfermería.

______________

[Autores] Claudia Eterovic Díaz (Enfermera. Docente Departamento de Enfermería, Universidad de Magallanes. Punta Arenas, Chile), Jasna Stiepovich Bertoni (Enfermera. Docente Departamento de Enfermería, Universidad de Concepción. Concepción, Chile)

Fragmentos extraídos de la Revista Ciencia y enfermería de Chile. Texto original y referencias bibliográficas: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-95532010000300002&lng=es&nrm=iso&tlng=es

_____________

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA