Home | Bitácora del día | Enfermedades del segmento adyacente secundarias

Enfermedades del segmento adyacente secundarias

La llamada patología transicional  o la enfermedad del segmento adyacente es  señalada, asociada a los  implantes instrumentales en columna lumbar, frecuentemente  con fusión, como una complicación cada vez más frecuente  y  se considera como un potencial problema a largo plazo, tanto en relación a la obtención de pobres resultados funcionales como a la necesidad de reintervenciones quirúrgicas.

Las patologías más frecuentes seleccionadas fueron  la espondilolistesis lumbar, la raquiestenosis  y los casos  con múltiples intervenciones previas.  En los casos   que  se seleccionaron para  una fijación instrumental más fusión   y los resultados no fueron  acordes  con  lo esperado, se realizaron:  evaluación retrospectiva de radiografías estáticas y dinámicas, medición de  lordosis lumbar, escoliosis, ángulo de inclinación laminar en L3, la “sagitalización” de la faceta en L3-L4, el tropismo de la faceta en L3-L4, la degeneración preexistente del disco en L3-L4, y la lordosis en el segmento fundido.

La progresión de la degeneración del segmento L3-L4 fue definida como condición en la cual el angostamiento  del disco, abertura posterior  y progreso del resbalamiento en comparación con las radiografías laterales dinámicas  pre  y postoperatorias utilizando la escala de graduación de la Universidad de California en Los Ángeles para la degeneración del espacio intervertebral, tanto pre como post operatorias a los cuales se les había realizado una instrumentación más artrodesis posterolateral, ya que presentaba una espondilolistesis degenerativa; también se consideraron casos con  cirugías de 360 grados  con un seguimiento mínimo de 4  años de post-operatorio.

Los puntos evaluados fueron la incidencia y el tiempo de aparición de esta patología, su asociación al sexo, determinar si es que existía o no un empeoramiento de la función a largo plazo, y esto  fue evaluado a través de la escala de Oswestry,  EVA, escala de Prolo, SF36. Se observaron además la cantidad de segmentos comprometidos y si la ubicación de la complicación era hacia cefálico o caudal en relación a la instrumentación.

También se analizaron aquellos pacientes que presentaron esta complicación y requirieron de una segunda cirugía. Las pruebas estadísticas utilizadas fueron las pruebas de correlación de Spearman y Kendall para variables no continuas.

Como conclusión, podemos decir que no existen evidencias desde el  punto de vista estadístico de que la presencia de esta patología implique un deterioro de la capacidad funcional, y que este proceso podría estar influenciado por un estrés biomecánico.  debido a  los cambios que los implantes y las fusiones provocan en la distribución de líneas de fuerzas.

El porcentaje de casos que requirieron nueva  intervención  fue muy bajo a pesar de cambios morfológicos radiológicos sobre  todo que  se producen  en el polo cefálico. Para este  síndrome el porcentaje de reintervención  fue del 6%  donde los mejores resultados se lograron en las espondilolisteis  y los peores  en los múltiples operados.

La coexistencia de la horizontalización de la lámina en L3 y del tropismo de la faceta en L3-L4 sea uno de los factores de riesgo para la deterioración neurológica resultando del cambio degenerativo. Nunca  olvidar que  no hay enfermedades sino  enfermos. No caer  en los cantos de  sirenas  de la mercadotecnia.

Fuente

  • Texto publicado en el Boletín de la Academia Nacional de Medicina, agosto 2011

Referencia bibliográfica

  • Postigo R, Lisoni A.. Rev Méd Clín Condes; May 2008;19(2):152-166,

Acerca de Dr. Abraham Krivoy

Neurocirujano. Fundador y Ex Presidente de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Neurocirugía y de la Sociedad Venezolana de Neurocirugía. Miembro Honorario de la Sociedad Venezolana de Neuropsicología; Profesor Titular de Neurocirugía, Universidad Central de Venezuela. Miembro Fundador de la Sociedad Venezolana de Neurocirugía Pediátrica (2004), Individuo de Número de la Academia Nacional de Medicina y de la Sociedad Venezolana de Historia de la Medicina, entre otros reconocimientos.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA