Home | Especialidades médicas | Cardiología | Enfermedad cardiovascular: cómo disminuir su impacto

Enfermedad cardiovascular: cómo disminuir su impacto

Un artículo escrito por la periodista Nora Bär del diario La Nación de Argentina reseña los resultados más importantes del Congreso Argentino e Interamericano de Cardiología

Reducir el tabaquismo y la exposición al humo de tabaco ambiental. Detectar y tratar la hipertensión arterial y el colesterol elevado. Aumentar el consumo de frutas y verduras. Ingerir menos sal. Practicar más actividad física.

He aquí el puñado de sencillas medidas que, según los médicos reunidos este fin de semana en el 39° Congreso Argentino y el 24° Congreso Interamericano de Cardiología, y el 15° Congreso Argentino de Cardiología Pediátrica, permitirían reducir drásticamente la mortalidad cardiovascular.

En el encuentro -uno de los más importantes del mundo y que en esta oportunidad congregó a 10.000 cardiólogos, 300 de los cuales fueron invitados extranjeros- se discutieron ésta y otras estrategias para disminuir el impacto de la enfermedad cardiovascular, primera causa de muerte en el país y en el hemisferio occidental, por encima del cáncer (19%), las enfermedades respiratorias (15,6%) y las infecciosas (4%).

“En 2011 murieron en el país 96.000 personas por causas cardiovasculares [más de diez por hora] -dice el doctor Jorge Belardi, presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), que organizó los encuentros auspiciados por el American College of Cardiology, la World Heart Federation, la European Society of Cardiology y la American Heart Association-. Es un número escandaloso. Tenemos que bajarlo en un 25% para 2025 [según las metas para reducción de enfermedades no transmisibles que se plantea alcanzar la Organización Mundial de la Salud].”

Pero aunque las medidas son bastante simples, la tarea para los cardiólogos es bien compleja: según las encuestas nacionales de factores de riesgo realizadas en el país, entre 2005 y 2009 aumentó alrededor de un 8% el sedentarismo, creció de 14,6% a 18% la obesidad, una de cada cuatro personas agrega siempre sal a las comidas y apenas el 5% de la población consume al menos cinco porciones de frutas y verduras por día. El 34,5% admitió haber tenido la presión arterial elevada en por lo menos una consulta y el 29% de los que se midieron el colesterol lo tenían elevado. También aumentó la prevalencia de diabetes a 9,6%.

En un comunicado del congreso, el doctor Hernán Doval, director del Comité de Bioética de la SAC, subraya que “entre el 60 y el 80% de las enfermedades cardiovasculares de los últimos 50 años se deben a dos industrias: la del tabaco y la de la alimentación. Disminuir el consumo de sal permitiría reducir 20 a 30% la enfermedad cardiovascular, y se paliaría la epidemia de obesidad. Sin embargo, no es tan sencillo lograrlo. Cuando se le dice a alguien que coma sin sal, por lo general se vuelve loco”.

Tal vez por eso -en una de las conferencias más impactantes del congreso- el doctor Shamil Yusuf, futuro presidente de la Federación Cardiológica Mundial, “lanzó el desafío de bajar un 50% la mortalidad cardíaca modificando aspectos culturales, hábitos de vida y la organización del sistema sanitario“, comenta el doctor Carlos Tajer, actual vicepresidente de la SAC y copresidente del comité científico del congreso.

___________

Título original: Cada hora mueren 10 personas por enfermedad cardiovascular

Reproducción parcial del artículo Cada hora mueren 10 personas por enfermedad cardiovascular, publicado en el diario La Nación de Argentina. Para lectura completa pulse aquí

___________

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA