Home | Reportajes y entrevistas | Entrevistas | “En oncología, es difícil estar al día”

[Entrevista] Emiliano Calvo, oncólogo

“En oncología, es difícil estar al día”

El director de Investigación Clínica del Centro Clara Campal de Madrid-España explica las nuevas terapias que están revolucionando esta rama de la medicina

oncólogo 620x340Cada vez son más los tipos de cáncer -melanoma, pulmón, vejiga, etc.- que pueden tratarse con inmunoterapia, la nueva herramienta terapéutica que en los últimos años está revolucionando la oncología.

Con ella, se están multiplicando los ensayos clínicos que intentan demostrar la validez de ciertas moléculas que despiertan el sistema inmune para que ataque selectivamente al cáncer. Pero también con estos fármacos se complica tanto la puesta al día de los especialistas como las aplicaciones que pueden llevarse a cabo debido, no solo a su complejidad, sino por su elevado costo.

Emiliano Calvo, oncólogo médico y director de Investigación Clínica del Centro Integral Oncológico Clara Campal y de la Unidad CIOCC-START de Madrid-España, forma parte del comité que coordina el III Simposio Internacional sobre Agentes Anticancerígenos Innovadores para los oncólogos que se celebró hace pocos días en la ciudad de Madrid en el Auditorio de la Fundación Botín.

P: Después de un gran congreso internacional como ha sido el recientemente celebrado por la Sociedad Americana de Oncología Médica (ASCO, por sus siglas en inglés), ¿qué puede esperar un oncólogo que asista a este simposio?

R: El objetivo es dar una formación continuada sobre los nuevos fármacos antitumorales a punto de comercializarse o ya en el mercado. Hablar sobre su eficacia, efectos secundarios, indicaciones, etc. En oncología, es difícil estar al día, este simposio es una forma muy práctica de poner al día a los oncólogos.

P: Pero, ¿a todos o solo a los que no han podido ir a Chicago, a ASCO?

R: En realidad puede ser útil para todos. ASCO es un congreso tan grande, con multitud de sesiones, que es inabarcable, no se puede ir a todas. Aquí les resumiremos las novedades más relevantes en cuatro tipos de tumores.

P: ¿Cuáles son esos tipos de tumores?

R: Tumores gastrointestinales, melanoma, ginecológicos y de pulmón. Estos son donde se han producido mayores novedades terapéuticas en los últimos años.

P: ¿Cuáles han sido estos avances?

R: Lo que hemos visto en ASCO es que se han consolidado datos sobre inmunoterapia, lo que supuso hace años una revolución, ahora se ve que sigue siendo una apuesta firme. Además, hay enfoques terapéuticos muy eficaces y también se ha comprobado que hay un porcentaje de pacientes con enfermedad metastásica controlada que, gracias a la inmunoterapia, no tienen necesidad de continuar con el tratamiento. Ya no necesitan dosis de recuerdo de un fármaco, como ocurría con la quimioterapia que cuando parabas el tratamiento el tumor tenía oportunidad de reactivarse. La inmunoterapia actúa de una manera similar a las vacunas pues ofrece una respuesta del sistema inmunológico de largo tiempo, con células de memoria.

P: Hace tres años la inmunoterapia ofreció una mejora en el melanoma con mal pronóstico, ¿se ha visto su utilidad en otros tumores?

R: Sí. Este año hemos visto en ASCO que en el cáncer de pulmón, y el de células no pequeñas epidermoides –la forma más común de cáncer de piel-, es muy eficaz.

Creo que el estudio que demuestra la eficacia de la inmunoterapia frente a este cáncer es el trabajo científico más relevante este año, además cuenta con participación española. Pero también se ha visto que esta nueva estrategia terapéutica es relevante también contra el cáncer de vejiga, tumores renales, el de pulmón mencionado y frente al melanoma.

P: El gran problema de estos fármacos es su precio. ¿Cómo se puede solventar esto para que los pacientes se beneficien de ellos?

R: Son muy caros como agentes únicos, por lo que combinados se dispara su precio. Estamos hablando de que un mes de tratamiento con un solo fármaco puede costar entre 8.000 y 10.000 euros. Hay que ver cómo cambiar eso. Yo creo que se puede hacer renovando los ensayos clínicos para que se abaraten. Si no lo hacemos pronto, estos fármacos sólo serán un beneficio para unos pocos pacientes, los que tengan dinero.

P: ¿Y cómo se pueden cambiar los ensayos?

R: Para desarrollar fármacos, tenemos un paradigma del pasado, muy costoso y laborioso. Yo creo que con la ayuda de biomarcadores –término empleado para denotar las respuestas de los organismos en los niveles de organización inferiores al individuo (átomos, moléculas, célula, tejidos, órganos y sistemas)- y conociendo el mecanismo de acción de los fármacos se podrían hacer ensayos clínicos con menos pacientes, porque estarían bien seleccionados y se podría poner en evidencia si el medicamento es eficiente. Esto abarataría mucho los costes. Pero para llevarlos a cabo, tendrían que implicarse agencias regulatorias, farmacéuticas, oncólogos y pacientes. Lo que está claro es que así no podemos seguir, estamos en una espiral de locura.

BITÁCORA MÉDICAEntrevista de El Mundo.es, para leerla completa pulse aquí

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA