Home | Áreas de salud | En 10 años se regenerarán dientes con células madre

En 10 años se regenerarán dientes con células madre

El biólogo británico Paul Sharpe confía en que dentro de unos diez años se regeneren dientes de humanos a partir de células madre como práctica clínica, toda vez que ya se ha conseguido en investigaciones científicas con ratones.

Sharpe, ha explicado el principal problema en la investigación que realizan es que las células madre en cultivo pierden propiedades y calidad, mientras que si son originarias lo difícil es encontrarlas en cantidad suficiente.

El investigador cree que la solución es fácil, aunque aún no hayan conseguido dar con ella y que cuando se solvente se avanzará para que puedan crearse dientes a partir de células madre, como ya se ha conseguido en el laboratorio, con ratones y ratas.

“Aplicar esos conocimientos al ser humano requiere mucho más control”, cree Sharpe, quien señala que aunque no haya “aplicación clínica hasta al menos diez años” sí habrá antes investigación “en unos pocos pacientes”.

Sharpe ha explicado que algunos científicos tratan de obtener las células madre de la pulpa dentaria, así como de la médula ósea.

Pero la obtención de células madre de la pulpa dentaria “no parece responder del todo bien” y por eso su equipo de investigación está “buscando otra fuente” que proporcione células “suficientemente adecuadas”, tanto en cantidad, como en “que tengan buena respuesta a la hora de estimularlas”.

“Es una de las vías que más está dificultando la aplicación en humanos”, ha añadido Paul Sharpe, quien se licenció en Biología en la Universidad de Sheffield y ha trabajado en la de Mánchester, en el Reino Unido.

Sharpe ha explicado que “todos los grupos de investigación tienen el problema de que las células cuando crecen en cultivo pierden las propiedades originales que las hacían interesantes” y por tanto, “cuando tienes la cantidad suficiente, no tienes las propiedades”.

Esas propiedades a las que se refiere Sharpe son las posibilidades que les permiten “interactuar con otro tipo de células, las epiteliales, que forman parte de los dientes”.

Como efectos adversos que hayan surgido en las investigaciones, Sharpe se ha referido al surgimiento de algún quiste cuando la formación del diente es fallida, pero ha restado importancia a este extremo y cree que esos efectos negativos podrán superarse.

Fuente: Odontoespacio, junio 2011

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA