Home | Áreas de salud | Otros | Anestesiología | El paciente traumatizado: ¿quién debe tratarlo?

Revista Mexicana de Anestesiología

El paciente traumatizado: ¿quién debe tratarlo?

Anualmente, más de 20 millones de personas fallecen a causa del trauma. En México, si sumamos los accidentes con homicidios, ocupa el tercer lugar, siendo la primera causa de muerte en la población entre los 15 y 29 años

En los últimos años se ha incrementado la incidencia de personas que sufren algún tipo de traumatismo, siendo todavía los accidentes por vehículo automotor (atropellamiento o colisión) los que ocupan los primeros lugares, aunque las lesiones intencionales por diversas causas tienen una alta tasa  de mortalidad.

El trauma «lesión que se caracteriza por alteración estructural (anatómica) o desequilibrio ?siológico a consecuencia de la exposición aguda a diferentes  tipos de energía: mecánica, térmica, eléctrica y química; o, a la ausencia de  elementos esenciales como calor u oxígeno» pueden estar solos  o asociados. Hoy en día es un gran problema de salud, no sólo en nuestro país, sino a nivel mundial.

Estamos, además, ante un incremento también de desastres naturales, los cuales también cobran muchas vidas.

Cualquier tipo de traumatismo conlleva un alto coste económico para los  gobiernos. Los pacientes pueden quedar con secuelas, lo cual les imposibilita  continuar laborando, además de producir un impacto psicológico, social y económico también en los hogares.

No tenemos una real cultura de prevención de accidentes y en lugar de respetar, en su caso el reglamento de tránsito, les enseñamos a nuestros  hijos a violarlo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS, 2003) considera al trauma  como una «epidemia oculta» donde los actos de violencia, accidentes, guerras, deportes, violencia intrafamiliar son la esencia del trauma.

Otro gran problema, al cual está asociado el trauma, es el in?ujo de sustancias psicotrópicas, tanto legales como ilegales; el alcohol sigue siendo preponderante en actos delictivos y accidentales.

Anualmente, más de 20 millones de personas fallecen a causa del trauma. En México, si sumamos los accidentes con homicidios, ocupa el tercer lugar, siendo la primera causa de muerte en la población de los 15 y los 29  años de edad.

En el año de 2008, las estadísticas del INEGI registraron 20,152 fallecimientos por accidentes, de los cuales 19,685 fueron del género masculino.

Las causas más frecuentes fueron los accidentes automovilísticos, seguidos por agresión, caídas, accidentes deportivos y lesiones autoinfringidas.

Trunkey identi?có y propuso una distribución trimodal de las muertes traumáticas, sugiriendo que el 50% de las muertes ocurría inmediatamente  posterior al traumatismo, en los primeros minutos (primer pico), el 30% en las primeras horas (segundo pico) y el 20% hasta en días o semanas (tercer  pico).

Las causas de muerte en el primer pico son debidas a traumatismo craneoencefálico, lesiones de corazón, grandes vasos y medulares altas. En el segundo pico: hipovolemia, hematoma subdural, e hipoxia y en el tercer pico debido a sepsis y falla orgánica múltiple (FOM).

Una alta proporción de muertes ocurren dentro de las primeras horas del trauma y pueden ser prevenidas si se realiza una intervención médica temprana.

Ante esto, se ha denominado como «hora de oro» al tiempo que se tiene  para atender en forma inmediata a un paciente traumatizado. Actualmente  se mencionan los «30 minutos de platino», considerando que los 10 minutos iniciales son importantes para la supervivencia del paciente.

____________

[Autor] Académico Dr. Jaime Rivera-Flores (Colegio Mexicano de Anestesiología, A.C. Academia Mexicana de Cirugía. Coord. Primary Trauma Care (PTC) México).

Fragmentos extraídos de Revista Mexicana de Anestesiología. Texto original y referencias bibliográficas aquí

____________

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA