Home | Áreas de salud | Modelo para nuevo tratamiento anticoagulante

Mosquito de la malaria

Modelo para nuevo tratamiento anticoagulante

Un grupo de investigadores descifró por primera vez el mecanismo por el cual una sustancia, -llamada anophelina- se une a la enzima trombina, implicada en el proceso de coagulación sanguínea

Científicos del Instituto de Biología Molecular y Celular de la Universidad de Porto en Lisboa, Portugal, realizaron un estudio  publicado en la revista PNAS, que reveló por primera vez  el mecanismo por el cual una sustancia llamada anophelina, se adhiere a una enzima -la trombina- implicada en el proceso de coagulación sanguínea.

El estudio, en el que han participado investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) de España, abre la puerta -por un lado- al diseño de una nueva generación de fármacos anticoagulantes con un funcionamiento totalmente diferente al actual y, por otro, a la lucha contra la propagación de la malaria diseñando inhibidores de esta sustancia.

Ricardo Gutiérrez Gallego, miembro del grupo de investigación en bioanálisis del IMIM, explicó  que la anophelina bloquea la trombina de una forma novedosa y distinta a otras sustancias, es como la llave que entra en la cerradura de una puerta salvo que en este caso la llave entra por el otro lado.

La anophelina es una sustancia que desempeña un papel esencial en la nutrición de un número importante de parásitos como los mosquitos Anopheles -los causantes de la malaria- o los murciélagos vampiro. Estos necesitan alimentarse de sangre fresca e impedir que se coagule durante su ingesta. Para ello, utilizan potentes inhibidores del proceso de coagulación que afectan principalmente a la trombina.

El trabajo partió de estudios recientes donde se describían unos inhibidores de la trombina que tenían unas estructuras novedosas. En el caso del inhibidor producido por el mosquito Anopheles, -la anophelina- se vio que después de unirse a la trombina no se producía una degradación de proteínas y se inició el estudio sistemático de todos los coagulantes que tienen las distintas variantes de esta especie de mosquito.

Gracias a la utilización de técnicas analíticas muy potentes y de gran sensibilidad se pudo determinar y monitorizar en tiempo real las interacciones moleculares de ambas -de la anophelina y la trombina- llegando a la caracterización detallada de su estructura y de su interacción.

Igualmente, los investigadores  realizaron mutaciones de esta proteína, es decir, fueron cambiando un amino ácido cada vez para poder averiguar así las partes cruciales de la molécula en su interacción con la trombina.

Lucha contra la malaria

La formación de coágulos es un mecanismo complejo que tiene como finalidad prevenir el sangrado tras sufrir un daño. Sin embargo, en ocasiones la formación de coágulos puede desencadenar un infarto de miocardio, infarto cerebral, entre otros. En estos casos la administración de anticoagulantes es fundamental.

En los últimos años, uno de los campos de investigación más activos ha sido la búsqueda del anticoagulante ideal, ya que los que existen actualmente pueden tener algunos efectos secundarios y su administración tiene que estar bajo un estricto control médico.

Gutiérrez Gallego, indicó que el descubrimiento de este nuevo mecanismo de interacción podría ayudar en un futuro no solo a crear fármacos anticoagulantes de nueva generación que puedan mejorar estos aspectos, sino también a la lucha contra la propagación de la malaria.

Bitácora Médica

[Fuente: Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC)]

Trabajo original en PNAS (en inglés)  http://www.pnas.org/content/109/52/E3649.full?sid=76773405-fe27-4fed-b7f1-56f9eccb3001

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA