Home | La pausa que refresca | El Entorno y su relación con cada quien – 1ª Parte

El Entorno y su relación con cada quien – 1ª Parte

Cada quien transita su ciclo vital con la oportunidad de relacionarse con individuos de diversas filiaciones: la familia, los amigos, los compañeros de estudio y de trabajo, los vecinos, los ciudadanos de su propio país o aquellos que conoció viajando por el extranjero, para sólo citar los principales.

Durante esa relación toma contacto con individuos de especial valía que le impactan y que en el transcurso del tiempo atesora, y en un momento determinado, les vienen a la mente cuando en el curso de una conversación es pertinente, o cuando toca referirse a sus atributos excepcionales.

Con algunos, quizás la mayoría, el contacto personal permite una conversación y por tanto brinda la oportunidad de perfilar los rasgos y gestos del personaje que hemos conocido. En otros, el conocimiento se limita a escucharlo y visualizarlo a distancia en el curso de un evento de masas en donde resultan evidentes sus dotes como líder, como orador. En el caso de un  espectáculo, un concierto o una exposición de obras artísticas, lo que ha plasmado como artista se une al calor de un apretón de manos y una mirada de agradecimiento ante un elogio por la calidad de su creación. Cuando se trata de la representación de conciertos, opera, canto o baile, el encuentro fortuito suele tenerse tras bambalinas, en los camerinos.

No es nada fácil ponderar lo que el contacto humano polifacético brinda para el enriquecimiento de cada uno de nosotros. Pero al menos habrá que aceptar, que por razones variadas, unos han tenido más oportunidades que otros. Al principio sin compañía y luego con mi esposa y familia, podemos considerarnos afortunados.

Advertencia: Por su extensión,  he dividido esta presentación en varias partes, lo cual facilitará su lectura hasta que sea factible imprimirla en su conjunto.

Comenzamos con Personajes de excepción (1ª Parte del conjunto); con ellos hemos tenido oportunidad de conversar.

Continúa con Contacto a distancia (2ª Parte); como su nombre indica, la relación en el curso de una actuación limitándonos en algunos casos a un apretón de manos o un muy breve intercambio de palabras.

De seguida Adenda de la 1ª y 2ª Partes. Incluye lo que ha quedado en el tintero.

Finalmente, he agrupado a quienes hemos conocido por intermedio de mi padre. Son personas públicas que se han destacado en materias diversas y algunos han tenido posiciones relevantes dentro de la sociedad (3ª Parte).

Ilustraciones de Google y del Vol. 7 de las Obras de Pedro Grases “Maestros y Amigos”, 1981

_______//_______

PERSONAJES DE EXCEPCIÓN

:::::::::::::::::::::::::

1

Pablo Casals (1876-1973)

El maestro Pablo Casals, nació en El Vendrell, un pueblo a 20 Km. de Villafranca del Penedés en la Provincia de Barcelona. Siendo mis padres de Villafranca, no fue fortuito que coincidiéramos en la playa de San Salvador, lugar de veraneo frecuentado por la familia y en donde el maestro tenía una casa en la playa.

Era un virtuoso del violonchelo y su vida transcurrió dando recitales como solista, acompañado de orquestas sinfónicas o como componente de tríos o cuartetos. Fue siempre un promotor del instrumento y maestro de maestros.

En el curso de un Congreso Panamericano de Gastroenterología en San Juan de Puerto Rico (1969), los organizadores nos invitaron a un concierto con actuación del Coro de  la Universidad de Puerto Rico.

Al iniciarse la segunda parte, me percato que estoy sentado muy cerca del maestro y en ese preciso momento anuncian su actuación al frente del coro, para dirigir la canción catalana “El cant dells ocells” (El canto de los pájaros). No estaba en compañía de su esposa y de repente se levanta un ayudante para asistirle a subir las escaleras a fin subir al escenario. Yo le presento mis excusas, y le pido que me permita hacerlo a mí.

En efecto subió las escalinatas apoyado en mi brazo y apretando con fuerza mi mano. Se planta con los pies separados ante el coro, e interpreta con singular temple, lo más sublime que haya yo escuchado en mi vida. Yo me hice el distraído y me quedé a un lado del escenario, a fin de traérmelo de vuelta.

Así fue como nos sentamos juntos y conversamos un rato en catalán. Al día siguiente mis colegas al bajar a desayunar se acercaron para felicitarme. “Que gesto más oportuno, mi querido Pedro, choca esas cinco (refiriéndose a un apretón de manos)”. Yo contestaba: “con gusto, pero no la derecha, ya que ni me la he lavado………es la mano que use para asistir al maestro”. Un recuerdo para toda la vida.

:::::::::::::::::::::::::

2

Dwigth Eisenhower (1890-1969)

Fue el prestigioso comandante general de las fuerzas armadas que lograron la Victoria para los EE.UU durante la segunda Guerra mundial. Como miembro de las fuerzas terrestres, su hospital de referencia era el Walter Reed en Washington. A partir de 1960 me entrené en el Armed Forces Institute of Pathology, situado dentro de los terrenos del Hospital.

Un buen día nos avisaron que el general había sido operado de una lesión intestinal y que quería entrevistarse con los patólogos que se habían encargado de hacer el diagnóstico. Acababa de cumplir su segundo mandato como 34º presidente de los Estados Unidos. Con mi jefe, gustosamente nos desplazamos hasta el lecho del convaleciente en uno de los pabellones del Walter Reed. Allí nos esperaba acostado y consciente, con una expresión de agradecimiento por la buena noticia sobre el resultado del estudio (lesión benigna). Un hombre mayor con los “cachetes colorados” y unos ojos transparentes y azules que reflejaban su bonhomía infinita. Nunca había visto nada igual y guardo el recuerdo de su agradecido apretón de manos.

:::::::::::::::::::::::::

3

John Foster Dulles (1888-1959)

En 1954, siendo estudiante de medicina en la Universidad Central de Venezuela, John Foster Dulles presidió la delegación de los Estados Unidos, como Secretario de Estado (Canciller). Las sesiones tuvieron lugar en las dependencias de la Biblioteca de la Universidad, con facilidades adecuadas para llevar a cabo reuniones simultáneas. Yo tenía interés en el tema del anticomunismo y me dieron acceso a una de las sesiones de trabajo.

Al azar quedé sentado en la fila reservada para invitados, justo en frente del Secretario de Estado Dulles. A juzgar por lo que aconteció al final, he debido estar atento a lo deliberado y en particular a su intervención en inglés. Yo manejaba fluidamente ese idioma a partir de mis estudios en un Colegio Americano de Caracas y luego, gracias a  la estancia en Cambridge, cuando mi padre dio clases en Harvard.

Al finalizar la sesión se acercó a mí e indagó sobre el motivo de que yo hubiese atendido su intervención con tanta concentración. ¿Debe usted haber entendido lo que expuse?  señaló sorprendido. A mí no me quedó más remedio que hacerle referencia a mi viaje a los EE.UU. y nos quedamos charlando un rato sobre Caracas, la Universidad y la situación política. Son de esas cosas que ocurren fortuitamente y que se recuerdan con agrado. No se tiene la oportunidad todos los días de conversar con uno de los más altos funcionarios de gobierno del país del norte.

:::::::::::::::::::::::::

4Fidel Castro (1926- 2016)

Poco tiempo después del triunfo de la Revolución cubana, Fidel Castro visitó Venezuela. Le tuve muy cerca en un acto “de aclamación” en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela. Su complexión, su expresión y la poblada barba incipientemente entrecana le conferían un aspecto mesiánico. Hacía poco había bajado de las montañas con la misión suprema de liberar a la Isla de la tiranía de Batista.

Los asistentes casi no le dejaban hablar, apabullándolo con las manifestaciones de júbilo. De ese Fidel, al de ahora han transcurrido muchas décadas y es el dictador que ha logrado mantenerse en el poder durante más tiempo en el mundo de habla hispana. Sin duda un personaje heroico, capaz de irradiar una fascinación especial con su encendida palabra y un muy peculiar lenguaje gestual. No es el momento de valorar sus ejecutorias.

:::::::::::::::::::::::::

5Sergiu Celibidache (1912-1996)

Las familias Grases y Vallmitjana vivieron unos años bajo el mismo techo. Abel Vallmitjana era un artista de gran sensibilidad y muy bien conectado con el mundo artístico y musical. En una oportunidad visitó Venezuela el extraordinario director de orquesta rumano Sergiu Celividache.

Al margen de los conciertos que dirigió con singular acierto, le invitaron a casa y le organizaron una excursión a Turiamo (en la costa aragüeña del mar Caribe) para que disfrutase de las delicias de las playas tropicales. Siendo yo un jovenzuelo, fui el encargado de traducir lo que el maestro expresaba en inglés durante el traslado y permanencia en la playa.

Mi permanente atención de su cara para aprovechar beneficiarme de una lectura de labios, me facilito percibir unas cejas muy pobladas. Mirada fría que se imponía con facilidad, propia de un director que conducía a los intérpretes con su expresión más que con la batuta. Poco movía su cuerpo, posiblemente porque no le era necesario. Lo recuerdo como un golpe de suerte que me marcó para el resto de mi vida. Por cierto, estuve atento a seguirle en grabaciones, pero se da el caso de que el maestro, por algún motivo, se convenció de que la música grabada no era lo mismo que escucharla in vivo. Y así resultó que su repertorio discográfico es exiguo.

:::::::::::::::::::::::::

6Dr. José Trueta (1897-1977)

El Dr. Trueta, médico catalán de enorme prestigio inició su carrera bajo la tutela del famoso cirujano general Manuel Corachán en el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo. Después de su formación general, se especializó en cirugía de las extremidades (una rama de la cirugía ortopédica). Siendo un catalanista destacado se vio obligado a emigrar como consecuencia de la llegada de Franco y fue acogido en el Reino Unido en donde ayudó a preparar los servicios de urgencia por el inminente inicio de la II Guerra Mundial. Luego se desempeñó como catedrático de Ortopedia de la Universidad de Oxford, y  contribuyó a crear el Nuffield Orthopedic Centre, convirtiéndolo en un famoso lugar de investigación osteológica. Al jubilarse regresó a Barcelona.

Tuve oportunidad de conocerle. Un hombre de un porte señorial, afable y humanitario. Le recuerdo escuchándole hablar sobre un tema de patología de la cabeza del fémur sobre el cual había logrado notables avances. Haber sido catedrático de la Universidad de Oxford, no era cualquier cosa, ni entonces, ni ahora.

:::::::::::::::::::::::::

7Rey Juan Carlos I de España (1938)

El Rey Juan Carlos I de España fue artífice, junto a Adolfo Suarez, de la transición democrática del país. Ha venido disfrutado de merecido prestigio y logró mantener la estabilidad para el progreso que experimentó el Reino de España dentro del marco de la Unión Europea. Ha jugado un papel importante como su representante en el curso de sus múltiples visitas a la comunidad mundial de naciones.

En un viaje que hizo a Venezuela acompañado de la Reina Sofía, fueron invitados a un acto que tuvo lugar en el Museo de Bellas Artes de Caracas. Por obra del destino, me tocó ese día asistir en mi condición de asistente al fotógrafo oficial de la entidad (desde entonces yo aprovechaba mi afición por la fotografía y mis contactos con la Directiva del Museo, para disfrutar del ángulo más provechoso para documentar los eventos).

Le tuve muy cerca y aunque no logré hablar con la pareja real, si fui distinguido con un apretón de manos, que me permitió tomar conciencia de mi condición de español y venezolano, una doble nacionalidad que había sido aprobada por el Congreso de la República, para todos aquellos que habíamos llegado a Venezuela antes de haber cumplido los siete años.

Al margen, hacer referencia de la amistad de mi padre con el Rey. Un día durante el almuerzo familiar en nuestra residencia de La Castellana (Caracas), repicó el teléfono y una asistenta atendió la llamada: “Don Pedro le telefonea el Rey desde el Palacio Real, que por favor se ponga”. En efecto, era el Rey requiriendo a mi padre para aclarar una información que necesitaba. Ahí queda dicho.

:::::::::::::::::::::::::

Gustavo Dudamel (1981- )8

No existe en la Venezuela contemporánea, personaje alguno dentro del campo de las artes musicales, que haya subido tan rápido en la escala de valores y disfrute de un elevadísimo prestigio, como es el caso de talentoso director de orquesta Gustavo Dudamel. Tiene contrato para dirigir la Orquesta Sinfónica de Los Ángeles hasta el año 2022.

He tenido oportunidad de disfrutar de sus ejecutorias en varios escenarios y su lenguaje corporal, como complemento de la batuta, es ciertamente mágico.

En una oportunidad en que interpretó un atractivo programa sinfónico en el Teatro Teresa Carreño de Caracas,  habíamos quedado en encontrarnos en su Camerino al concluir la función. Recuerdo en particular dos cosas, la actitud hostil del guardia encargado de controlar el acceso, y una vez superado el “obstáculo”, el habérseme brindado la oportunidad de conocer a su esposa Eloísa, una bailarina hermosa y distinguida, quien por cierto dio decidido apoyo a mi petición. Se trataba de lograr que Dudamel participase en una de sus actuaciones programadas en Barcelona (España), coincidente con el resto de los actos para la celebración del Centenario del Nacimiento de nuestro padre, el insigne erudito y hombre de letras, Pedro Grases González.

Me atendió con amabilidad, conversamos un rato y quedamos en precisar los detalles vía correo electrónico, cuya dirección su esposa tuvo la amabilidad de facilitarme. Por esas cosas que quedan siempre sin explicación, nunca contestó las misivas que le envié.

Al tiempo que escribo estas líneas, se ha iniciado la interpretación conjunta de todas y cada una de las Sinfonías de Beethoven por parte de las Orquestas Sinfónicas de los Angeles y la Simón Bolívar simultáneamente en el mismo auditorio y bajo su batuta. (Oct./2016).

:::::::::::::::::::::::::

9Prof. Bernardo Houssay (1887-1971)

El Dr. Houssay fue el creador de las Ciencias Fisiológicas en Argentina y fundó una escuela de donde salieron los profesores de esa materia en las principales Universidades de país. Un incasable trabajador que supo acercar a los talentos que intentaban complementar sus conocimientos en ese campo experimental. Ejerciendo como catedrático la Universidad de Buenos Aires, me tocó recibir sus clases de Histología siendo yo, en ese entonces, estudiante de medicina trasladado a ese país durante casi cuatros  años y después de habérsele concedido el Premio Nobel de Medicina y Fisiología. Sus clases magistrales eran extraordinarias.

:::::::::::::::::::::::::

 

 

 

 

Prof. Luis Leloire (1906-1987)10

Oriundo de París, se trasladó a Argentina en donde ingreso en la Universidad de Buenos Aires como miembro del El Instituto de Investigaciones Bioquímicas de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. Allí produjo contribuciones originales en el estudio de nucleótidos, de la galactosemia y fue el primero en describir por qué un riñón enfermo era capaz de producir hipertensión. El 1970 fue distinguido con el Premio Nobel de Química.

Tuve la suerte de hacer unas pasantías en su Instituto y quedé prendado de los beneficios de poder disponer de recursos y de aportación de sus colaboradores para obtener logros. Un Centro de Investigación de reconocido prestigio

:::::::::::::::::::::::::

En mi próxima publicación compartiré información de más personajes de excepción.

Acerca de Dr. Pedro J. Grases

Médico Patólogo con más de 50 años de experiencia. Formado en los EE.UU. (Michigan y Armed Forces Institute of Pathology), dedicado a la docencia, a escribir e investigar. Ha trabajado en diversas universidades de Europa (en Friburgo y en Oxford) y en los EE.UU. (U.de California del Sur). A partir de 1990 estuvo al frente del Servicio de Anatomía Patológica de USP Institut Universitari Dexeus en Barcelona. Retirado a partir de 2007, se dedica ahora a escribir, a dar conferencias en su condición de cronista de la Ciencia y a cultivar con más esmero su afición por la fotografía.
Venezuela Colombia USA