Home | Bitácora del día | El empoderamiento del paciente

El empoderamiento del paciente

El proceso de empoderamiento (palabra nueva en nuestra lengua pero con inusitada popularidad) del paciente en lo que se refiere a su propia salud, está en pleno desarrollo y no faltan críticos que ven en ello una amenaza a la profesión médica / Por Francisco Kerdel-Vegas

El binomio de la relación médico-paciente ha venido cambiando gradualmente pero en forma sustancial en las últimas décadas, pasando de una vinculación francamente paternalista a otra “en sociedad”.

En esta última, el paciente se convierte en el socio más importante de la empresa (que es la salud del paciente) y el médico es un asesor privilegiado que le presenta opciones de tratamiento acompañadas de sus recomendaciones, en base a sus conocimientos y experiencia.

Las razones para que tan importante cambio se haya efectuado en un tiempo relativamente corto son múltiples, pero se debe fundamentalmente -por una parte- al interés de la población en general por el tema de la salud y la medicina -y por la otra- a la facilidad de acceso a información comprensible y gratuita a través de las páginas Web e Internet.

Así como antes podíamos quejarnos -con razón- de falta de información, hoy en día  existe es una verdadera explosión de la información, entre la cual se filtra, desafortunadamente, mucha “basura electrónica”, es decir, información falsa, parcialmente veraz y muchas veces confusa.

El público busca, tal vez un poco a ciegas en esa jungla informativa disponible, las fuentes de información veraz, objetiva, seria, respaldada por profesionales solventes e instituciones acreditadas y creíbles.

Este proceso de empoderamiento (palabra nueva en nuestra lengua pero con inusitada popularidad) del paciente en lo que se refiere a su propia salud está en pleno desarrollo y no faltan críticos que ven en ello una amenaza a la profesión médica, o bien una posibilidad de que los gobiernos disminuyan la responsabilidad de financiar los sistemas de salud para manejar adecuadamente el costoso peso de las enfermedades crónicas de una población cada día más entrada en años.

Es bastante evidente que este empoderamiento es menos apropiado para manejar los cuidados médicos “agudos” (o urgentes) que los “crónicos”, pero tomando en cuenta –como lo hace el editorial de The Lancet del 5 de mayo de 2012- que “virtualmente toda la población han de ser pacientes en algún momento de su existencia …  mejorar la habilidad personal  de entender y manejar su propia salud y enfermedad, negociar con los diferentes estratos  de los profesionales de la salud y navegar  en las complejidades de los sistemas de salud,  es algo crucial para alcanzar mejores resultados en el sector.”

Una reciente conferencia al respecto, en Copenhagen, Dinamarca, convocada por diferentes autoridades europeas, refleja la importancia del tema.

Es algo que tanto los médicos como las autoridades gubernamentales deben entender y propiciar un diálogo apropiado entre las partes interesadas, pues se trata de una innovación favorable que contribuye a mejorar o resolver muchos de los problemas propios del manejo rutinario de las enfermedades crónicas, cuyo volumen e importancia no cesará de aumentar en un futuro previsible.

Acerca de Francisco Kerdel Vegas, dermatólogo

Médico dermatólogo. Embajador y académico recibió Premio Martín Vegas de la Sociedad Venezolana de Dermatología. Individuo de Número de la Academia de Ciencias Físicas y Matemáticas de Venezuela (Sillón XIII, 1971). Doctor en Ciencias Médicas de la UCV. Vicerrector Académico (fundador) de la Universidad Simón Bolívar. Fue elegido directamente Individuo de Número de la Academia Nacional de Medicina Sillón XXIV en 1967, incorporado por su trabajo "Autorradiografía en Dermatología".

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA