Home | Áreas de salud | El Brócoli contra hígado graso y cáncer de hígado

El Brócoli contra hígado graso y cáncer de hígado

Brócoli

Un nuevo estudio de la Universidad de Illinois ha demostrado que el brócoli, hortaliza de la familia de las crucíferas, puede proteger contra el cáncer de hígado. El estudio fue hecho en ratones con hígado graso y con cáncer hepático, condiciones muy relacionadas. Las crucíferas incluyen el género Brassica: el brócoli, col, coliflor, repollo verde y col de Bruselas.

El hígado graso se produce o bien por comer alimentos altos en grasa y llevar una dieta alta en azúcar y la otra por beber alcohol en exceso. El hígado graso se está volviendo frecuente entre las poblaciones occidentales. Esta enfermedad significa que ya no se controla la cantidad de grasa que se acumula en el hígado.

Según dicho estudio el brócoli ayuda a contrarrestar el desarrollo de hígado graso o enfermedad de hígado graso no alcohólico (NAFLD por sus siglas en inglés) que afecta el normal funcionamiento del hígado y conlleva a cirrosis y carcinoma hepatocelular (HCC por sus siglas en inglés), un cáncer de hígado con una alta tasa de mortalidad.

Una dieta alta en grasas saturadas y azúcares añadidos deriva en que estos macronutrientes se almacenen en el hígado y se conviertan en grasa corporal. Estos 3 factores (alta ingesta de grasa/azúcares y acumulación de grasa corporal) están relacionados con el desarrollo de hígado graso no alcohólico. Sin tratamiento, el hígado graso no alcohólico puede convertirse en HCC.

A pesar de que el hígado graso no alcohólico no esté normalmente acompañado de signos o síntomas, a veces lo hace, y éstos incluyen fatiga, dolor en el abdomen superior derecho e incluso, pérdida de peso.

Sobre el brócoli se ha investigado mucho su acción potencial, particularmente la de uno de sus componentes, el sulforafano, un isotiocianato, compuesto natural con potencial efecto quimiopreventivo contra el cáncer, y potente antioxidante, presente en el brócoli, contra un número de diferentes tipos de cáncer (colon, mama, próstata).

Es importante saber que el sulforafano se forma en el brócoli, producto de la acción de la enzima mirosinasa, también presente en la hortaliza. Es decir, se necesita de la actividad de esta enzima para producir el sulforofano que es el compuesto quimiopreventivo.

Lo interesante de este trabajo es que no se había estudiado el efecto potencial del brócoli y el sulforafano contra cáncer de hígado, el cual se  hace cada vez más importante, dada la relación que parece darse entre la obesidad y un aumento del riesgo de este tipo de cáncer, lo cual es particularmente cierto para los hombres cuyo riesgo se hace 5 veces mayor si son obesos.

La recomendación final que dan los investigadores que realizaron este trabajo, es que comer brócoli de 3 a 5 veces por semana demuestra en estos experimentos que se puede reducir el riesgo de cáncer de hígado, además de reducir el daño al hígado que a su vez aumenta el riesgo de cáncer.

Fuente: Mirador Salud

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA