Home | Especialidades médicas | Educación en salud: en la búsqueda de metodologías innovadoras

Educación en salud: en la búsqueda de metodologías innovadoras

La educación en salud agrega variables que hacen al proceso educativo aun más complejo ya que requiere de la incorporación de conocimientos, habilidades, actitudes y valores necesarios para formar futuros profesionales en el área

El aprendizaje en adultos es un proceso complejo compuesto por una serie de factores esenciales para su concreción. Para que este aprendizaje sea efectivo se deberían contemplar al menos tres áreas: cognitiva, afectiva y psicomotora, las que son fundamentales en la formación de los estudiantes para brindar calidad en el cuidado de la salud.

El plano cognitivo considera cinco niveles referentes a procesos mentales identificables como, recuerdo, comprensión, análisis, síntesis y aplicación. Las dos primeras corresponden a niveles básicos para que se den cualquiera de los niveles subsiguientes. Considerar estos factores en el proceso educativo permite entregar contenidos en forma coherente, precisa, sencilla y que estimulan conductas críticas frente a un problema.

Por otro lado, la educación en salud agrega variables que hacen al proceso educativo aun más complejo ya que requiere de la incorporación de conocimientos, habilidades, actitudes y valores necesarios para formar futuros profesionales en el área. Asimismo este proceso educativo debe ser alineado con el contexto, los rápidos cambios socioculturales y las necesidades emergentes.

De lo anterior se desprende que no sólo se requiere de un proceso educativo adecuado para el desarrollo de las competencias en el área de la salud, sino además estrategias que permitan una evaluación integral de las competencias adquiridas. Sin embargo, tradicionalmente, la “evaluación se ha basado en la medición de conocimientos mediante la aplicación de diversos tipos de exámenes”, que, según Triviño et al., no siempre cumplen con los criterios de objetividad, validez y confiabilidad. Esta situación ha llevado a la necesidad imperiosa de desarrollar nuevos métodos de educación y evaluación, destinados a evaluar competencias clínicas.

En la literatura internacional se encuentra una variedad de concepciones de lo que es una competencia profesional; es claro que desde el punto de vista puramente lingüístico el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua la describe como pericia, aptitud, idoneidad o incumbencia para hacer algo o intervenir en un asunto determinado. En cambio otros autores mencionan que “las competencias profesionales son las que permiten al individuo solucionar los problemas inherentes al objeto de su profesión en un contexto laboral específico, en correspondencia con las funciones, tareas y cualidades profesionales que responden a las demandas del desarrollo social”.

Asimismo, Ortiz hace énfasis en que las competencias requieren de una integración de conocimientos científicos, habilidades y capacidades que se relacionan con el ejercicio de una profesión. Además considera las motivaciones, sentimientos, necesidades y valores relacionados que hacen que el desempeño del profesional sea eficaz y eficiente dentro del contexto social en el cual se desarrollará.

Por otro lado, en el área de la salud es necesario considerar el término competencia clínica como “el conjunto de atribuciones multidimensionales que incluyen conocimientos teóricos, habilidades clínicas, relaciones interpersonales, solución de problemas, juicio clínico y destrezas técnicas”, por lo que ésta debe ser evaluada considerando las tres áreas psicoeducativas previamente descritas, cognitiva, afectiva y psicomotora.

De todo lo anteriormente expuesto se desprende, por un lado, el contar con metodologías que permitan proveer un aprendizaje efectivo y, por otro, contar con sistemas de evaluación adecuados para este enfoque. Dentro de ellos destacan metodologías tales como Examen Clínico Objetivo Estructurado (ECOE), Instrucción con ayuda computacional (CAI), o Aprendizaje con ayuda computacional (CAL), Programas de aprendizaje basados en Internet, Programas basados en computación Multimedia y Simulación de realidad virtual, los cuales serán detallados más adelante.

Este trabajo nace de la motivación de docentes de la Escuela de Enfermería de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quienes en su afán de mejorar la calidad de la docencia buscan encontrar métodos educativos y evaluativos acordes a las necesidades actuales. Su objetivo es determinar el estado del arte existente acerca del uso de metodologías innovadoras en aprendizaje y evaluación para el desarrollo de habilidades clínicas en el área de la salud.

____________________

[Autores: Silvia Barrios Araya, M. Patricia Masalán Apip (Enfermeras. Docentes de la  Pontificia Universidad Católica, Escuela de Enfermería, Santiago, Chile), María Paz Cook (Enfermera, MCE©, MEpi©, Pontificia Universidad Católica, Departamento de Salud Pública, Santiago, Chile)

Fragmentos extraídos de la Revista Ciencia y Enfermería de Chile. Texto original y referencias bibliográficas: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-95532011000100007&lng=es&nrm=iso&tlng=es

____________________

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA