Home | Reportajes y entrevistas | Reportajes | Educación en diabetes: necesaria en todas las instancias

Educación en diabetes: necesaria en todas las instancias

La educación y el conocimiento sobre esta enfermedad deben ser fundamentales tanto para médicos, pacientes y público en general

duroLa Asociación Colombiana de Diabetes, recientemente publicó en su portal web información de interés para pacientes, médicos y público en general sobre la importancia de educarse sobre esta enfermedad metabólica.

Según reseñan, la educación en diabetes es necesaria en todas las instancias, incluyendo las escuelas, los pacientes, las familias, los cuidadores, los profesionales de las diferentes especialidades que intervienen en la atención integral del paciente y los médicos de atención primaria quienes, generalmente, ante la presencia de síntomas evidentes de esta enfermedad, suelen no tener entre sus posibilidades el diagnóstico de diabetes y “todo lo reducen a una virosis o una gastroenteritis”, comenta una paciente en la Web referida.

PACIENTES AFECTADOS POR EL DESCONOCIMIENTO DEL TEMA

La Asociación Colombiana de Diabetes en uno de sus talleres impartido para niños con diabetes tipo 1 y sus padres, preguntó: ¿quiénes habían tenido un diagnóstico equivocado en su primera ida a urgencia o consulta prioritaria?, y la mitad levantó la mano. Unos pacientes relataron su caso:

Primer paciente: “Mi hijo no se sentía bien, le daba mucha sed y unas ganas de orinar constante. Lo llevé a una consulta prioritaria y el médico que nos atendió me dijo que era una infección gastrointestinal. Ni siquiera le ordenó exámenes. Nos mandó para la casa con unos medicamentos que mi pequeño nunca debió tomar porque no los necesitaba. Su condición empeoró. A las cuatro de la mañana lo tuvimos que llevar de urgencias a una Clínica parando a cada rato en el camino para que él pudiera hacer pipí. No resistía las ganas. Allí lo remitieron inmediatamente a otra institución de III nivel, donde un médico experimentado nos atendió – ¡gracias a Dios! – y nos dijo que el niño estaba en proceso de coma diabético y debería ser ingresado a cuidados intensivos”.

Segundo paciente: “El médico que nos atendió en el  Instituto Prestador de Salud (IPS) en Tunja –Colombia- me dijo que seguramente yo había llevado a mi hija donde una bruja y que quien sabe que brebaje le habían dado. Le grité que mi hija era diabética, pero él era indiferente al tema. Me dijo que yo no podía saber más que él, y me saco a trancazos del consultorio”. Comenta familiar de un paciente.

Otra paciente en plenitud de su vida, estuvo a punto de caer en un coma diabético cuando acudió a la consulta con síntomas muy dicientes de su diabetes y le dijeron que era un problema de garganta.  “Me mandaron a la casa con una receta de suero y gelatina. Por supuesto, empeoré”. La siguiente ida a urgencias significo para ella dos semanas en cuidados intensivos que cambiaron su vida para siempre. Esta paciente luego de vivir su experiencia inicial, decidió convertiste en una educadora en diabetes y ser parte del equipo de trabajo del Instituto de Diabetes y Endocrinología.

OPINAN LOS EXPERTOS

La opinión de especialistas de esta asociación,-según comentan en la nota publicada-, es que lo ideal sería que se establecieran centros, grupos o unidades interdisciplinarias en la IPS que atienden urgencias o consulta prioritaria, y que tuvieran un líder educador para introducir adecuadamente a los pacientes en su nuevo contexto de vida, una vez le diagnostican la diabetes.

La educación también debe enfatizar en que, haciendo prevención para evitar las complicaciones de la diabetes, sería posible reducir considerablemente la mayor causa de mortalidad en Colombia”.

Igualmente es indispensable en los colegios, donde se debe comprender el estilo de vida del niño diabético, dado que allí es donde pasa buena parte de su tiempo. “Hemos visto casos de bullying en niños diabéticos”.

Se supo del caso de un niño con diabetes, cuyos compañeros se burlaban de él, le escondían su estuche de monitoreo, se lo rompieron y al niño tuvieron que sacarlo del colegio porque no aguantó la situación. Los jóvenes deben entender que ese estuche con el glucómetro, las tirillas, la insulina y el glucagón significa la vida misma para los niños con diabetes.

CONOCIMIENTO PARA MATAR LOS MITOS

Finalmente, la educación también acaba con uno de los peores enemigos de los pacientes con diabetes: los mitos.

“Que con la diabetes automáticamente me vuelvo impotente, que las niñas con diabetes  nunca podrán tener hijos; que nunca más podré volver a comerme un dulce; que nunca me podrán operar si tengo diabetes…. Todas, son creencias sobredimensionadas que obstaculizan el camino. El antídoto es el conocimiento”, opinan en concordancia los especialistas consultados.

El reto de educarnos es de todos. Con responsabilidad y educación podemos apostarle a la OMS y la Federación Internacional de Diabetes (IDF por su siglas en inglés) que el vaticinio de las 552 millones de personas en el mundo con diabetes para el 203, el 80 % de ellas sentenciadas a muerte por una enfermedad cardiovascular, no se cumplirá.

BITÁCORA MÉDICAArtículo elaborado con información de la Asociación Colombiana de Diabetes y Aportes Reportaje especial, Revista COPIDROGAS. Volumen 12 – Numero 2 – Marzo de 2013.

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA