Home | Especialidades médicas | Descubren el enigma genético de la lepra

Descubren el enigma genético de la lepra

Científicos restauraron los genomas de cepas medievales del patógeno responsable de la lepra, el Mycobacterium leprae

Investigadores reconstruyeron el genoma de Mycobacterium leprae, el patógeno responsable de la lepra, tanto en esqueletos de la Edad Media como en pacientes actuales, para analizar su evolución a lo largo de los siglos y explicar por qué al final de la época medieval la epidemia sufrió una brusca caída.

Las conclusiones publicadas esta semana en la revista Science, arrojan luz sobre este periodo histórico al introducir nuevos métodos para la comprensión de las epidemias.

El equipo científico restauró el genoma de una docena de bacterias de la lepra de esqueletos medievales y pacientes modernos, observando que todas las cepas de M. leprae comparten un ancestro común que existió hace 4 mil años. Esto coincide con la evidencia ósea más temprana de la enfermedad en el registro arqueológico, que data del año 2.000 a. C. en la India.

Estos resultados son indiscutibles para los autores. Los genomas de las cepas medievales son casi el mismo que el de las cepas contemporáneas y el modo de propagación no ha cambiado. De hecho, los investigadores descubrieron que una cepa medieval de Suecia y Reino Unido es casi idéntica a la que actualmente se encuentra en Oriente Medio.

Stewart Cole, codirector del estudio y jefe del Instituto de Salud Global de la institución suiza, señaló que si la explicación de la disminución de los casos de lepra no se encuentra en el patógeno, entonces debe ser en el huésped -es decir-  en la persona,  y allí es donde hay que mirar.

Estudios anteriores indicaron que los humanos desarrollaron resistencia a la enfermedad, ya que las condiciones eran proclives a un proceso de selección natural: una muy alta prevalencia de lepra y el aislamiento social de las personas enfermas.

Cole apuntó que en ciertas condiciones, las víctimas podían ser presionadas para no procrear. Además, otros trabajos han identificado las causas genéticas que hicieron a la mayoría de los europeos más resistentes que el resto de la población mundial, lo que también da crédito a esta hipótesis.

Hasta finales de la Edad Media, la lepra era frecuente en Europa. Casi una de cada 30 personas estaba infectada. Hoy en día, la enfermedad se encuentra en 91 países de todo el mundo con cerca de 200 mil nuevos casos de infección al año.

Patógeno resistente y bien conservado

Es la primera vez que un equipo de investigadores reconstruyen un genoma antiguo sin una secuencia de referencia (de novo) debido a la extraordinaria preservación del ADN del patógeno medieval.

Según los autores, esta  conservación sugiere que el ADN bacteriano antiguo para ciertas cepas podría sobrevivir potencialmente más allá del límite teórico de un millón de años sugerido para el ADN de vertebrados.

Bitácora Médica

[Fuente: Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC)]

Acceda al trabajo en Science aquí (en inglés)

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA