Home | Especialidades médicas | Desarrollan prueba para detectar lesiones gastrointestinales

Desarrollan prueba para detectar lesiones gastrointestinales

Investigadores de la Universidad Nacional de Colombia crearon prueba que puede diagnosticar las lesiones en el sistema digestivo

Un modelo computacional desarrollado en la Universidad Nacional de Colombia es capaz de predecir la malignidad de las lesiones submucosas del sistema gastrointestinal en un 94%, con una precisión del 98%.

Este tipo de lesiones, también conocidas como subepiteliales, son abultamientos o protrusiones que se detectan, principalmente, con endoscopia, en la superficie interna de la pared del tubo digestivo (esófago, estómago, intestino delgado y colon-recto).

Rosario Albis Feliz, gastroenterólogo y magíster en Epidemiología Clínica, explicó que si durante la endoscopia se encuentra una protrusión, suele tratarse de un pólipo o tumor que nace directamente de la capa más superficial llamada mucosa. Sin embargo, las lesiones submucosas aparecen por debajo de dicha capa. Por ello, el aspecto de la mucosa superficial es normal, pero el problema está por debajo.

La especialista  se centró en la construcción de un modelo predictivo de malignidad de las lesiones subepiteliales del tracto gastrointestinal, con el uso de ultrasonografía endoscópica. Para diseñar la prueba se contó con la participación de 190 pacientes de la Clínica Reina Sofía y del Instituto Nacional de Cancerológica de Colombia y se utilizaron imágenes de ecoendoscopia, donde se observaban lesiones subepiteliales del tracto gastrointestinal.

Albis Feliz aseguró que al analizar las biopsias de las mucosas, pueden mostrar una arquitectura normal a simple vista. No obstante, el uso de la ecoendoscopia determina la localización -es decir- si la lesión se encuentra en la pared o por fuera de la misma (intra o extramural), su tamaño y ecogenicidad (capacidad de los tejidos de reflejar ondas de ultrasonido).

“Si la lesión es extramural puede corresponder a compresiones extrínsecas de órganos como el hígado o el bazo; o a patologías intraabdominales diversas no dependientes de la pared. Si por el contrario, la lesión es de la pared (intramural), la ecoendoscopia puede predecir la capa de origen histológica”, señaló Albiz.

Es ahí donde las características ecoendoscópicas ayudan en el diagnóstico diferencial.

Sin embargo, este diagnóstico incluye lesiones benignas, premalignas y malignas. La diferenciación de estas tres todavía no se ha definido con claridad en la literatura, por esta razón las lesiones subepiteliales del tracto gastrointestinal representan un reto diagnóstico para el endoscopista, y la ultrasonografía endoscópica (– USE) es un alternativa.

En el modelo creado, la variable dependiente tiene un resultado binario: benigno o maligno. En él se aplicó una fórmula utilizada por investigadores estadounidenses en la que se tuvieron en cuenta 18 variables como: tamaño, capa de origen (mucosa, submucosa o muscular propia), heterogenicidad (homogéneo o heterogéneo), presencia de quistes (sí o no) y bordes (regulares o irregulares).

“El análisis aplicado a los 190 pacientes mostró que un tamaño mayor de 25 mm, bordes irregulares y heterogenicidad eran predictores de malignidad”, afirmó Albiz

Respecto a los síntomas clínicos, se presentaron más en las lesiones malignas. Solo una paciente mujer con lesión maligna tuvo dolor y ocho pacientes con esta misma refirieron dificultad con la deglución.

La especialista explicó que los pocos síntomas reportados por los pacientes confirmaron que se trata de lesiones asintomáticas que se descubren por endoscopias rutinarias.

Bitácora Médica


Fuente

  • Agencia de Noticias UN

__________

Contenido sugerido:

El intestino: órgano habituado a dar señales

Colonoscopia: ¿método de diagnóstico preciso?

__________

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA