Home | Home Destacado | Desarrollan nuevas directrices para tratar el dolor lumbar

Desarrollan nuevas directrices para tratar el dolor lumbar

Un método basado en la evidencia mejora la atención a pacientes con dolor lumbar agudo. Estos lineamientos ofrece a los médicos la mejor manera para tratar estos casos de acuerdo con una calificación previa de los afectados

Con la finalidad de ayudar a médicos a gestionar a los pacientes de dolor lumbar agudo, unos expertos han desarrollado directrices basadas en evidencia. Según el equipo investigador, el dolor lumbar (de la espalda baja) es uno de los motivos más comunes de consultas ambulatorias, pero hay una falta de coherencia sobre la mejor forma de manejar estos casos.

Scott Forseen -autor del artículo publicado en la revista Journal of the American College of Radiology- señaló que el método para evaluar y gestionar el dolor lumbar que médicos y otros practicantes utilizan es inconstante y frágil. “Hay una variabilidad significativa en la evaluación diagnóstica del dolor lumbar realizada por médicos dentro y entre las especialidades”, agregó.

Forseen y colegas del Hospital de la Universidad de Emory y de la Universidad de Ciencias de la Salud de Georgia (EEUU) desarrollaron un proceso que indica –a modo de sugerencia- la forma en que los médicos deben gestionar a los pacientes de dolor lumbar.

Según este manual, en su primera consulta, los pacientes deben ser calificados en tres grupos tras haber tomado unos antecedentes médicos exhaustivos y el examen físico: dolor lumbar no especificado, dolor lumbar potencialmente asociado con compresión de un nervio de la columna (radiculopatía) o estrechamiento anómalo del canal espinal (estenosis espinal) y dolor lumbar potencialmente asociado con una causa específica.

Para guiar a los médicos en el proceso de evaluación, gestión y seguimiento de los pacientes -que incluye recomendaciones sobre las pruebas de laboratorio y de imágenes  adecuadas, así como las remisiones para consultas sobre cirugías u otros procedimientos- las directrices también tienen información basada en la evidencia para cada categoría de paciente.

Forseen apuntó que han presentado un método lógico para elegir, desarrollar e implementar intervenciones clínicas de respaldo de decisiones que se basa en la mejor evidencia disponible. Con estas indicaciones se espera mejorar la atención del paciente, reducir la utilización inadecuada de imágenes,  el uso inadecuado de esteroides y narcóticos, y el número de procedimientos invasivos no adecuados.

Bitácora Médica

[Fuente] Medline Plus

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA