Home | Bitácora del día | Darwin y su obra I

Darwin y su obra I

Según nos enseña la ciencia geológica, la tierra desde su origen, se encuentra en remodelación paulatina y permanente hasta nuestros días, sin embargo, en ocasiones ocurren cataclismos que alteran profundamente, en forma brusca, la faz del planeta. Se calcula que durante los miles de millones de años desde su nacimiento, han ocurrido unos ocho o diez de ellos, uno es el terremoto y tsunami de 1960, y seguramente el del 27 de febrero de 2010, ambos en Chile.

Del mismo modo, el conocimiento humano ha progresado en forma lenta al principio y más rápido en la  actualidad, pero siempre gradualmente, aunque en algunos momentos se han producido explosiones cataclísmicas, como la invención de la rueda, el descubrimiento del fuego, el sistema heliocéntrico,  la teoría de la relatividad, los conceptos sicoanalíticos y la de la evolución, según algunos autores, esta última sería el salto más importante del conocimiento humano.

Los avances científicos posteriores han establecido, categóricamente, que todos los organismos vivos, lejos de haber sido creados de manera simultánea, descienden de un antepasado común, mediante modificaciones, a partir de su estructura original.

Como sabemos, todos los individuos existentes, son descendientes de sus padres, que a su vez lo son de sus abuelos y así sucesivamente, todo ser viviente actual es una rama de un clan más grande y remoto, la evolución sería la descendencia con modificaciones, llamadas mutaciones. Se discute la influencia de la herencia frente a la del medio ambiente, en realidad, lo que somos ahora es el resultado del diálogo entre la biología y el ambiente.

Charles Darwin, nació el 12 de Febrero de 1809, en Shrewsburry, Severn, cerca de Birmingham, Inglaterra. Su padre Robert Darwin, ejercía la medicina, al igual que su abuelo, Erasmo Darwin precursor de las doctrinas darvinianas.

A los diecisiete años, en 1825, ingresó a la Universidad de Edimburgo, en la que por espacio de dos años, se dedicó, especialmente, al estudio de la zoología. En ese momento, se organizó una expedición científica encargada de explorar la extremidad meridional de América y algunos puntos del Sur de África. El capitán Fitz-Roy comandante de la expedición, deseaba tener a bordo un naturalista, Charles Darwin postuló y fue aceptado. En Diciembre de 1831 se embarcó en el vapor Beagle, sólo regresaría a Inglaterra en Octubre de 1836.

El tesoro de conocimientos e ideas, que acumuló durante este periplo de cinco años, fue derramado poco a poco en sus numerosas publicaciones.

Acerca de Dr. Carlos Fariña

Médico cirujano en la Universidad de Chile. Médico general en Hospital Regional de Iquique. Cirujano electivo y de urgencia en Hospital de Chuquicamata de Codelco. Cirujano de urgencia en Hospital de Urgencia Asistencia Pública de Santiago, ocupó el cargo de jefe de turno y jefe de servicio de urgencia. Especialidad en medicina legal. Actualmente es jefe del Laboratorio Clínico de Hospital de Urgencia Asistencia Pública.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA