Home | Bitácora del día | Cuando el médico es el paciente

Cuando el médico es el paciente

Nunca mencioné ser médico, hice las mismas colas que todos los demás usuarios, aún cuando algunos de enfermería me reconocieron. Quería vivir la experiencia de ser el paciente/Por Roberto Sánchez

Hoy me tocó estar del otro lado del escritorio, suelo insistir en tratar bien al paciente y hoy vuelvo a hacerlo, ahí les va mi historia…

Desde hace ya varios años me uní al exclusivo club de pacientes con migraña, en realidad no tenía intención de pertenecer a él, pero es que tú no lo escoges, ella te escoge a ti. Es de esos padecimientos en donde el paciente no puede hacer nada para evitarlo, simplemente se presenta.

Desde hace 4 años o un poco más, los ataques empezaron a ser más frecuentes, sobre todo desencadenados en episodios de desvelo y estrés, ¿cómo médico, particularmente como residente, podía yo evitarlos? En realidad no… en los últimos años, si ven mis primeros posts en el blog, podrán ver que he estado sometido a tensiones, enojos, etc. ¿quién no?  Pero de todos modos, con o sin ellos, hay días que a mi amiga le gusta venir a visitarme.

La madrugada de hoy fue una de esas, la migraña decidió aparecer, inoportunamente despertarme y simplemente no dejarme seguir durmiendo, pero tampoco irse ni permitirme abrir siquiera los ojos.

Tome mi dosis de Zoming (zolmitriptano) pero tardó un buen rato en empezar a hacer efecto, de hecho a penas logró hacer que pudiera soportar la luz del iPhone para enviar el mensaje de que no podría llegar a trabajar. Así fue que, aunque los pacientes no lo crean, un médico caía víctima de la enfermedad.

Al lograr recuperarme, tome el coche, aún con cefalalgía pero ya sin hipersensibilidad a la luz y manejé ahasta el I.S.S.S.T.E. (para mis amigos de otros países, en México la atención pública se divide en tres grandes rubros: I.M.S.S. es el servicio de Seguridad Social para trabajadores, el I.S.S.S.T.E. para los  trabajadores del Estado y aquellos que no tienen derecho a ninguno de estos, son atendidos directamente por la Secretaría de Salud (donde yo trabajo, generalmente con menores recursos económicos, como ya he hecho mención).

En fin, pude haber ido a las 13:00 que pude ponerme de pie sin molestias mayores (nunca fue un “descanso” esto de estar sin hacer nada con la luz apagada y sin ruidos), pero no tenía caso hacerlo, ya una vez me presenté y se habían acabado los turnos, y tendría que esperar a que el siguiente iniciara, así que salí a las 14:00 hrs. para tomar mi turno.

Decidí ser uno más, nunca mencioné ser médico (a veces cometemos el error de dar preferencias a los colegas), hice las mismas colas que todos los demás usuarios, aún cuando algunos de enfermería me reconocieron. Quería vivir la experiencia de ser el paciente.

Continúe leyendo: Cuando el médico es el paciente

Acerca de Dr. Roberto Sánchez

Médico de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México. Especializado en Medicina Integrada por Univ. Autónoma de Aguascalientes. Diplomado en Prevención Clínica de Enfermedades Crónicas No Transmisibles por el Inst. Nacional de Salud Pública, Inst. Nacional de Cardiología Ignacio Chávez y el Inst. Nacional de Ciencias Médicas y de la Nutrición Salvador Zubirán. Presidente Fundador (2009-2010) de la Asociación Mexicana de Medicina Integrada (AMMI AC). Autor de blogs: www.medtropoli.net y http://ciencia.medtropoli.net y colaborador de www.medicinaintegrada.org.mx.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA