Home | Áreas de salud | Conclusiones y recomendaciones sobre la universalización de las vacunas

Conclusiones y recomendaciones sobre la universalización de las vacunas

En la XX Reunión de la Asociación Latinoamericana de Academias Nacionales de Medicina, España y Portugal (ALANAM), celebrada entre el 27 y 29 de septiembre de 2012, se debatió sobre la epidemiología de la obesidad en el mundo y la universalización de las vacunas. A continuación las conclusiones y recomendaciones sobre la universalización de las vacunas que se desprenden del evento

Conclusiones

Como el abastecimiento de agua potable y las vacunas constituyen el mejor índice de coste-efectividad en la prevención y control de las enfermedades transmisibles, es muy importante que las autoridades políticas y sanitarias centren todo su esfuerzo en ambos conceptos, máxime en los momentos de crisis económica, en los que los gastos de tratamiento y hospitalización son mucho mayores que los efectuados en inversiones, para obtener agua potable e inmunizaciones.

Es necesario que todas las vacunas de que disponemos actualmente lleguen a todas las poblaciones, en especial a las más alejadas de las grandes ciudades, a las que se encuentran en zonas selváticas, a los grupos marginados y a los de más baja capacidad económica, pues existen países latinoamericanos donde aún se encuentran carencias en este sentido.

Las inmunizaciones deben llegar a todas las personas y a todas las edades, ya que contamos con vacunas para la población adulta y de la tercera edad, y éstas no se cubren al cien por cien en ciertos países.

Aunque en la última década se han producido avances considerables de inmunización en los países de la península ibérica e iberoamericanos, la cobertura aún no es total, ni en la población infantil ni en el resto de las edades.

La inmunización contra las infecciones por rotavirus, Streptococcus pneumoniae, hepatitis A, varicela y papilomavirus, no se han introducido en todos los países y hay poblaciones que aún no la poseen.

Así, se puede resumir que:

-El abastecimiento de agua potable y las vacunas constituyen el mejor índice de coste-efectividad en la prevención y control de las enfermedades transmisibles, medido por los índices naturales de muertes evitadas y años de vida salvados, y por años de vida ajustados por discapacidad.

-El Programa Ampliado de Inmunizaciones es una iniciativa de todas las naciones y de los organismos internacionales para lograr la universalización de las vacunas y así controlar, eliminar o erradicar las enfermedades inmunoprevisibles, y con ello mejorar la salud y el desarrollo de las poblaciones. Todos los gobiernos deben adherirse al mismo, poniendo los medios posibles para alcanzarlo.

-El desarrollo durante los últimos años de nuevas vacunas, utilizando la más moderna tecnología científica, o nuevas presentaciones de las mismas, ha supuesto un aumento muy importante de la eficacia y seguridad en la prevención de las enfermedades infecciosas.

-La prevención de estas enfermedades mediante la vacunación debe ser una prioridad para las autoridades políticas y sanitarias, favoreciendo la llegada de estos productos a toda la población, y en especial, a los grupos marginados y de más baja capacidad económica.

-En la última década se han producido avances considerables en materia de inmunización en los países de la península ibérica e iberoamericanos, tanto en el aumento de la cobertura como en la introducción de nuevas vacunas.

-Es necesario aumentar en todos los países la cobertura vacunal de los adultos y ancianos, para lo que sería imprescindible la realización de campañas de educación sanitaria con tal finalidad.

-Las últimas adquisiciones en la inmunización de enfermedades como las vacunas contra las infecciones por rotavirus, Streptococcus pneumoniae, hepatitis A, varicela y papilomavirus, deben extenderse a todas los países y poblaciones que aún no las poseen.

-Junto a la adquisición de las dosis necesarias de vacunas, los responsables sanitarios no deben olvidar la financiación de jeringas y suministros afines para la inmunización, así como el mantenimiento de la cadena del frío para los productos biológicos que lo necesiten. Este requisito es fundamental en las zonas más alejadas o pobres de los países.

-Es preciso avanzar en la investigación de las vacunas contra el dengue, la hepatitis C, la malaria, la tuberculosis y el SIDA, para poder disminuir a nivel mundial las tasas de morbilidad y mortalidad de estos graves procesos.

Recomendaciones

-La prevención de las enfermedades transmisibles mediante la inmunización activa con vacunas debe ser una prioridad para las autoridades políticas y sanitarias, favoreciendo la llegada de las mismas a toda la población, y en especial a los grupos de más baja capacidad económica.

-Es necesario aumentar en todos los países la cobertura vacunal de los niños, adultos y ancianos, para lo que sería imprescindible, con tal finalidad, la realización de campañas de educación sanitaria. Así mismo, es necesario concienizar a las autoridades políticas y sanitarias de dicha necesidad.

-Esta cobertura vacunal debe ser aún más marcada en las últimas vacunas introducidas en el mercado como las de rotavirus, Streptococus pneumoniae, hepatitis A, varicela y papilomavirus.

-Junto con la adquisición de las dosis necesarias de vacunas en cada uno de los países, los responsables sanitarios no deben olvidar la financiación de jeringas y suministros afines para la inmunización, así como el mantenimiento de la cadena de frío para los productos biológicos que lo necesiten. Este requisito es fundamental en las zonas más alejadas de los centros urbanos.

-Es preciso avanzar, mediante la financiación adecuada, en la investigación de las vacunas contra el dengue, la hepatitis C, la malaria, la tuberculosis y el SIDA, para poder disminuir a nivel mundial las tasas de morbilidad y mortalidad de estos graves procesos infecciosos.

-Con la finalidad de adecuar las vacunas a la tercera edad, es necesaria la realización de un profundo estudio de su respuesta inmunológica, que puede ser alterada debido a la existencia de patologías básicas diferentes a las de los niños y adultos.

-La ALANAM debe dirigirse a las autoridades políticas y sanitarias de los países que la componen, instándolas a una potenciación del papel de las Academias Nacionales de Medicina en el asesoramiento de los problemas de salud y enfermedad. Se llevará a cabo en todo momento, máxime en los casos de situaciones epidemiológicas graves o de emergencia.

Bitácora Médica

Documento sobre la epidemiología de la obesidad realizado por la ALANAM http://www.ranm.es/images/pdf/actos/discursos/20120928_vacunas_conclusiones.pdf

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA