Home | Especialidades médicas | Cómo mejorar el aprendizaje y el rendimiento escolar

Cómo mejorar el aprendizaje y el rendimiento escolar

Este artículo de la periodista Nora Bär del diario La Nación de Argentina, reseña varios trabajos de investigación que demuestran los distintos métodos para optimizar el aprendizaje y el rendimiento escolar

Decenas de trabajos de investigación están arrojando indicios valiosos sobre cómo mejorar el aprendizaje y el rendimiento escolar. Muestran que el desarrollo cognitivo y las habilidades de razonamiento no se dirimen sólo en el aula ni se fomentan sólo con nuevas técnicas pedagógicas.

Un trabajo recientemente publicado por Sebastián Lipina y su grupo de la Unidad de Neurobiología Aplicada de Cemic y el Conicet sugiere que la carencia de libros en la casa, no tener acceso a Internet y el escaso tiempo dedicado por los padres a leer cuentos a sus hijos están fuertemente vinculados con el bajo desempeño en pruebas cognitivas.

Mariano Sigman, jefe del Laboratorio de Neurociencia Integrativa del Conicet y docente invitado de la Universidad Di Tella, que el año pasado organizó un simposio internacional sobre neuroeducación, subraya que “una buena nutrición es una condición básica para el aprendizaje”.

Otro dato por tener en cuenta son los ritmos biológicos. “Particularmente en la adolescencia, se produce un desfase que hace que los chicos se duerman más tarde y se despierten más tarde. Se probó por distintas mediciones que en las primeras horas de la mañana los adolescentes están casi dormidos. Si bien es difícil cambiar el horario escolar, tal vez se mejoraría la disposición al estudio si al comienzo de la jornada se agruparan las actividades más recreativas y se dejaran para más tarde las que requieren más esfuerzo mental”, explicó.

Otro trabajo de Fabricio Ballarini y colegas, que investigan en el Laboratorio de Memoria de la Facultad de Medicina de la UBA y el Conicet, mostró en más de 4000 estudiantes primarios, secundarios y universitarios una mayor consolidación en distintos tipos de memoria cuando una hora antes o una hora después del aprendizaje que se quiera fijar se brinda una novedad o una sorpresa que les cambie la rutina.

“Nuestros resultados muestran un aumento del 60% en el rendimiento si los docentes aplican esta estrategia”, dice Ballarini.

Lo que miden las pruebas PISA y se espera de la escuela es que fomente el pensamiento racional. En este sentido, dice Pedro Bekinschtein, del mismo laboratorio, hay que tener en cuenta que existen dos sistemas cerebrales para tomar decisiones, uno más intuitivo y emocional y otro más analítico y racional. “Distintos factores pueden afectar cuánto se usa cada sistema en la resolución de un problema -explicó-. Uno, por ejemplo, es el estrés. Un poco de estrés puede ser estimulante y mejorar la performance cognitiva, pero mucho suele ser negativo y desplazar el sistema de toma de decisiones para el lado intuitivo (que es más rápido que el otro). El estrés también hace que las personas se focalicen más en lo inmediato y no en cuestiones de largo plazo.”

_________________

Título original: Cómo mejorar el aprendizaje según las neurociencias

Reproducción parcial del artículo Cómo mejorar el aprendizaje según las neurociencias, publicada en el diario La Nación de Argentina. Para lectura completa pulse aquí

_________________

Contenido relacionado:

El ejercicio podría aumentar la capacidad académica de los niños

__________________

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA