Home | Bitácora del día | Colores de la salud: ciruelas pasas contra la osteoporosis

Colores de la salud: ciruelas pasas contra la osteoporosis

Las frutas y hortalizas constituyen un abanico de colores que nos regala la naturaleza. Al consumir varios colores provenientes de ellas estamos asegurando la ingesta de diversos constituyentes con funciones biológicas distintas que ejercen efectos benéficos para la salud / Por María Soledad Tapia

En el mundo existe una epidemia creciente de enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes Mellitus Tipo 2, el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, los accidentes cerebrovasculares, la osteoporosis, las enfermedades dentales, entre otras, que son causas mundiales y cada vez más importantes de discapacidad y muerte prematura, y por supuesto, de elevadísimos costos para los sistemas de salud.

En muchos casos puede existir una predisposición hereditaria para desarrollarlas. En otros, nosotros mismos construimos la predisposición con estilos de vida poco saludables. En todos los casos, el control de factores de riesgo modificables mediante cambios en estilos de vida (alimentación sana, vida no sedentaria, control  del estrés, sin tabaquismo ni alcohol en exceso) resulta de enorme importancia para disminuir el riesgo. Muchas de estas enfermedades pueden prevenirse con una alimentación adecuada con abundancia de frutas y hortalizas y actividad física.

Las frutas y hortalizas constituyen un abanico de colores que nos regala la naturaleza. Al consumir varios colores provenientes de ellas estamos asegurando la ingesta de diversos constituyentes con funciones biológicas distintas que ejercen efectos benéficos para la salud.

La American Cancer Society anima a la población a aumentar la ingesta de frutas y hortalizas de colores vivos y fuertes: rojo, naranja/amarillo, verde, blanco y morado-azul-púrpura. El consumo de cada grupo de color constituye una manera sencilla para garantizar la ingesta de micronutrientes, vitaminas, minerales, fitoquímicos y fibra, característicos de cada grupo, solo o en combinaciones.

Ciruelas pasas para la prevención de la osteoporosis

Un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Florida (USA) propone una solución simple que representa un cambio dietario sencillo para ayudar a prevenir fracturas y osteoporosis: comer ciruelas pasas. El jefe de la investigación, el doctor  Bahram H. Arjmandi, ha manifestado haber investigado numerosos frutos, incluyendo higos, dátiles, fresas y uvas pasas, y ninguno de ellos llegó a tener el efecto sobre la densidad ósea como las ciruelas secas o ciruelas pasas.

En este estudio publicado en el British Journal of Nutrition y financiado por el Departamento de Agricultura de USA, se trabajó con dos grupos de mujeres postmenopáusicas, sin tratamiento de reemplazo hormonal y sin ninguna otra medicación prescrita que afecte el metabolismo óseo, a quienes durante un período de 12 meses se les dieron instrucciones (55 mujeres) de consumir 100 gramos de ciruelas pasas (alrededor de 10 unidades), mientras que al segundo grupo (grupo control de 45 mujeres), debieron consumir orejones de manzanas (100g).

Todas las participantes recibieron dosis diarias de calcio (500 mg) y de vitamina D (400 unidades internacionales). Se hicieron igualmente registros de actividad física y de cuestionarios de frecuencia de alimentación en los tiempos 0, 3, 6 y 12 meses, para evaluarlos como co-variables potenciales.

El grupo que consumió ciruelas pasas tuvo una mayor densidad mineral ósea en el cúbito y columna vertebral en comparación con el grupo que consumió manzanas secas. Según Arjmandi, estos resultados fueron –en buena medida-  debido a la capacidad de las ciruelas secas de suprimir la tasa de la resorción ósea, o el deterioro del hueso, que tiende a exceder la tasa de crecimiento de nuevo tejido óseo en la medida en que los individuos envejecen.

En los Estados Unidos, alrededor de 8 millones de mujeres padecen osteoporosis debido a la interrupción brusca de la producción de hormonas ováricas en el inicio de la menopausia. Pero la osteoporosis no es exclusiva de las mujeres: a partir de los 65 años los hombres comienzan a perder hueso con la misma rapidez que las mujeres.

La gente podría empezar a comer dos o tres ciruelas secas por día y aumentar gradualmente hasta llegar a seis o 10 por día. Las ciruelas se pueden consumir de muchas  formas. Estas recomendaciones, sin embargo, deben considerar el efecto laxante de las ciruelas, y en Venezuela, por supuesto, el precio.

Las ciruelas pasas son de color morado y contienen altas cantidades de polifenoles. Recordemos que debemos consumir diariamente 5 raciones (400 g) de frutas y hortalizas de diversos colores para prevenir enfermedades crónicas no transmisibles.

Referencias:

OMS/FAO. 2004. Dieta, nutrición y prevención de enfermedades crónicas. Informe de una Consulta Mixta de Expertos OMS/FAO. OMS. Serie de Informes Técnicos 916. Disponible en: http://www.fao.org/wairdocs/who/ac911s/ac911s00.htm

Hooshmand SChai SCSaadat RLPayton MEBrummel-Smith KArjmandi BH. 2011. Comparative effects of dried plum and dried apple on bone in postmenopausal women. British Journal of Nutrition. 106 (6):923-30.

Tapia. MS, 201. Comer 5 raciones al día de frutas y hostalizas es necesario para mantener la salud. Disponible en www.miradorsalud.com

Acerca de Dra. María Soledad Tapia

Bióloga. Master of Science. Dra. en Ciencia y Tecnología de Alimentos. Profesora Titular Jubilada de la Universidad Central de Venezuela (UCV). ExDirectora del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Facultad de Ciencias (UCV). Actual Presidenta de la Fundación “5aldía Venezuela”.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA