Home | Bitácora del día | Claves para evitar la osteoporosis

Claves para evitar la osteoporosis

Las pautas de prevención para instalar hábitos saludables, parten de una buena alimentación que contenga calcio y exposición solar -breve y en horarios seguros- para sintetizar vitamina D | Por Alicia Bagur

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por una disminución de la densidad mineral ósea y deterioro de la microarquitectura del hueso. Esto hace que sean más frágiles y ante mínimos traumatismos se fracturen.

Las fracturas osteoporóticas mas frecuentes son las de vértebras, cadera y muñeca. Con menor incidencia también se destacan las de húmero, pelvis y costillas, entre otras.

Las fracturas de cadera se producen en sujetos añosos (edad promedio 79-80 años) y tienen una elevada morbimortalidad. Después de una fractura de cadera, el 10% de los pacientes pasan a ser dependientes, el 19% necesitan cuidados domiciliarios y menos del 50% retoman sus actividades normales.

Las fracturas de vértebras pueden ocasionar dolor importante en la columna pero dos tercios de ellas son asintomáticas, motivo por el cual deben ser investigadas.

La vitamina D es indispensable para un hueso saludable, por lo tanto su concentración debe ser adecuada ya que permite que se absorba a nivel intestinal el calcio que se ingiere con la dieta para luego depositarse en el hueso. Más de 65% de los pacientes con osteoporosis tienen niveles bajos de vitamina D.

Mas de la mitad de las mujeres que presentan algún riesgo de padecer osteoporosis no realizan tratamientos específicos para prevenir la enfermedad. Esta cifra debe ser un llamado de atención para que cuando un paciente consulte por una fractura se inicie una evaluación completa ósea para descartar la enfermedad.

Ante la posible sospecha, ya sea por antecedentes personales o familiares de fracturas, osteoporosis en la familia, menopausia precoz, delgadez extrema, enfermedades o ingesta de medicamentos que afecten al hueso, es importante investigar la salud ósea.

Los estudios son muy sencillos:

  • La densitometría estudia la cantidad de minerales que tiene el hueso
  • Mediante los análisis de sangre y orina se estudian el metabolismo óseo y su remodelamiento (formación y destrucción), y también permiten descartar enfermedades que secundariamente puedan estar afectando al hueso.
  • Por último las radiografías de columna dorsal y lumbar o la morfometría vertebral por DXA permiten evaluar la presencia de deformaciones y fracturas vertebrales.

Las pautas de prevención para instalar hábitos saludables, parten de una buena alimentación que contenga calcio, exposición solar -breve y en horarios seguros- para sintetizar vitamina D y la actividad física regular para ejercer un estímulo constante en el hueso.

Cuando la enfermedad está instalada se requiere agregar medicaciones específicas que disminuyan la resorción o pérdida ósea o que estimulen su formación.

El aporte de calcio por la dieta o por suplementos farmacéuticos y la vitamina D por exposición solar o por suplementos farmacéuticos, deben acompañar siempre a los medicamentos antes mencionados.

La ingesta recomendable de calcio, mantener un nivel óptimo de vitamina D y hacer actividad física adecuada a cada edad permitirá que los huesos estén tan saludables como la genética individual lo permita.

www.facebook.com/drabagur

www.aliciabagur.com.ar

Acerca de Dra. Alicia Bagur

Médico egresada de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata (1981). Endocrinóloga Universitaria de la Universidad de Buenos Aires (1986). Doctora en Medicina, egresada de la Universidad de Buenos Aires (1994). Especialista en Densitometría Clínica de la International Society for Clinical Densitometry (1999). Directora Asociada en Mautalen Investigación y Salud. Investigadora principal en ensayos de Investigación Clínicas. Más de 70 trabajos publicados en la literatura nacional argentina e internacional.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA