Home | Noticias | Chikungunya en Panamá: de linaje asiático

Chikungunya en Panamá: de linaje asiático

Chikungunya que circula en Panamá es la del linaje asiático, y sería el que causa brotes en varios países americanos. Conocer el linaje del virus circulante contribuye a entender su transmisibilidad por medio de los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus

chiUn estudio en Panamá confirmó que el virus chikungunya que circula en el país deriva del linaje asiático, de modo que analizar los brotes ya ocurridos en ese continente ayudará a diseñar planes sanitarios más efectivos en América Latina.

“Conocer esta cepa permite realizar un análisis retrospectivo de los brotes causados en Asia, lo que da una idea de cuál sería el comportamiento probable del virus en los brotes que actualmente se presentan en nuestro continente”, afirma a SciDev.Net Brechla Moreno, del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud, quien lideró la investigación.

Publicado en la edición de abril del American Journal of Tropical Medicine and Hygiene, el trabajo apoya la teoría de que la introducción de una cepa del linaje asiático en islas caribeñas (diciembre de 2013) posteriormente se propagó a otros países del continente, incluyendo Panamá.

La fiebre chikungunya es unaenfermedad viral transmitida al ser humano por mosquitos vectores, principalmente Aedes aegypti.

Tres grandes linajes de este virus han sido descritos: el de África Central, Este y Sur (ECSA, por sus siglas en inglés); el grupo filogenético asiático, y el del oeste africano.

Asimismo, existe una variante del virus ECSA, conocida como Linaje del Océano Índico (IOL), que se caracteriza por una mayor capacidad de infección, diseminación y transmisión a partir del agresivo mosquito Aedes albopictus, el cual comparte territorio de Ae. aegypti en América.

En Panamá existe una prevalencia de Ae. aegypti en áreas urbanas y deAe. albopictus en áreas rurales, y como ambos vectores transmiten con eficacia los virus de linaje asiático y de IOL, la investigación permite comprender mejor las implicaciones en la transmisibilidad de chikungunya.

Además, los autores subrayan la importancia de diseñar un programa efectivo de control de vectores, detección temprana de la enfermedad, y diagnósticos diferenciales con otras fiebres.

Para Eugenia Corrales, investigadora de la sección de Virología del Centro de Investigación en Enfermedades Tropicales (CIET) de la Universidad de Costa Rica, este estudio trae “buenas noticias para el continente americano, puesto que revelan que el virus no tiene la ventaja adaptativa (del IOL) para replicarse y ser transmitido eficientemente por Ae. albopictus”.

“Esto no implica, sin embargo, que no pueda ser transmitido por este vector. El virus no ha demostrado ser menos o más virulento dependiendo de su linaje; lo que cambia es su transmisibilidad”, expresa Corrales a SciDev.Net.

Al 1° de mayo, la Organización Panamericana de la Salud reportó 31.024 casos confirmados de chikungunya, y 1.379.788 sospechosos, los cuales se presentan principalmente en República Dominicana, Colombia, El Salvador, Guadalupe, Martinica y Haití.

Con la entrada de la estación lluviosa en los trópicos, el agua puede depositarse en cualquier contenedor y convertirse en criadero, facilitando la reproducción de los mosquitos y, por ende, los casos de fiebre de chikungunya y dengue. Por ello, las investigadoras insisten en prevenir y eliminar los criaderos.

Por: Caterina Elizondo Lucci de ScidevNet América Latina | BITÁCORA MÉDICA

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA