Home | Especialidades médicas | Obstetricia y Ginecología | Capítulo 2: Cáncer de la Vulva

Capítulo 2: Cáncer de la Vulva

        En los últimos años se ha podido poner en evidencia que el carcinoma escamoso de la vulva tiene un doble tipo de lesión precursora. Un VIN (siglas en inglés de Vulvar Intraepithelial Neoplasia) de alto grado como consecuencia de una infección con Virus Papiloma Humano (VPH) y otro que se origina en una distrofia con mutación del p53. Cuando hay duda es preferible recurrir a la determinación del gen p16,  indicativo de infección viral.

El reconocimiento del papel precursor del VIN de alto grado como  precursor ha sido confirmado. Los estudios más completos señalan que la edad, la radioterapia pélvica previa, la inmunosupresión, no constituyen factores de riesgo como se creyó en un principio. Lo que sí está comprobado es que las lesiones multifocales se correlacionan con un mayor índice de recurrencia y que la progresión de VIN a carcinoma se acelera en pacientes inmunocomprometidos.

El tratamiento superficial de éstas lesiones tiene un alto riesgo de recidiva y si se mantiene la lesión sin tratamiento en mujeres mayores de 30 años, existe la posibilidad de que se convierta en cáncer invasivo, pasando por la etapa de carcinoma microinvasivo.

En cuanto a la Enfermedad de Paget se han encontrado marcadores diagnósticos más específicos, apoyando su origen en las células de revestimiento de las glándulas sebáceas. La expresión de citoqueratina-7 y de antígeno carcinoembriónico y la negatividad de la proteína S-100, el HMB-45 y el Mart-1 son orientativas. Igualmente la positividad de las coloraciones para mucina. Este perfil ayuda a distinguir la Enfermedad de Paget extramamaria del carcinoma escamoso pagetoide y del melanoma maligno.

2 ENFERMEDAD DE PAGET DE LA VULVA

Enfermedad de Paget de la Vulva Células Neoplásicas en pleno espesor del Epitelio

El melanoma vulvar no es el melanoma mucoso de peor pronóstico; lo son el nasal y el oral. Se investigan las variables genómicas que condicionan esa evolución. En este apartado de tumores variados, los adenocarcinomas que se originan en las glándulas de Bartholino, así como aquellos que exhiben rasgos apocrinos, son infrecuentes, especialmente los últimos mencionados.

En relación al tratamiento quirúrgico del cáncer escamoso, se ha comprobado el beneficio del estudio del ganglio centinela inguinal. Si éste resulta negativo, se puede evitar el trauma de una linfadenectomía inguinal. Los protocolos de diversas alternativas quirúrgicas, de preferencia deben fundamentarse en las propuestas de Centros con experiencia. Por ejemplo, la vulvectomía radical con linfadenectomía inguinofemoral, está siendo reemplazada en cáncer temprano por la excisión local seguida del estudio del ganglio centinela.

El estadiaje de la FIGO ha sido actualizado – año 2014 – (ver apartado Actualizaciones FIGO). Por otra parte el grado de  diferenciación del tumor se considera como un factor pronóstico importante. Agregar que se ha detectado una variación entre observadores en el momento de valorar el grado de invasión del carcinoma escamoso vulvar.

A medida que se van incorporando alternativas en el tratamiento del cáncer de la vulva se hace necesario unificar criterios. Además, tomar en cuenta que se han diseñado modalidades más sofisticadas que complementan la identificación del ganglio centinela con mayor eficiencia, si se comparan con los procedimientos convencionales.

Las reconstrucciones  de la anatomía vulvar muestran un espectro de opciones desde el injerto libre, en defectos menores, hasta la laboriosa movilización de colgajos miocutáneos de rectos abdominales, ó de músculo gracilis para áreas más extensas. Estos procedimientos, si bien tienen un resultado estético muy favorable,  se asocian con una morbilidad en el sitio donador que no es despreciable. Sin embargo, la reconstrucción es hoy tan importante como la resección total de la lesión.

Aunque el angiomixoma agresivo, no es una neoplasia maligna, se trata de una lesión agresiva difícil de extirpar completamente. La comprobación de receptores hormonales para estrógenos y progesterona, ha servido de fundamento para indicar una terapia hormonal antagonista (Gn-RH), lográndose reducciones significativas del tamaño y de esa forma facilitar su resección completa.

El melanoma de la vulva pasa en ocasiones desapercibido y cada vez se presentan más casos que se diagnostican tardíamente. Recordar que en esa localización la lesión no constituye una respuesta adversa a la radiación ultravioleta. Hay indicios de que las infecciones virales, la inflamación crónica y agentes irritantes constituyen factores facilitadores.

Hay otra lesión cutánea que se ha descrito en la vulva, el dermatofibrosarcoma protuberans. Se trata de un sarcoma de bajo grado que expresa el marcador CD34, conjuntamente con otros antígenos que sirven para confirmar el diagnóstico. La lesión puede tratarse exitosamente con una biopsia excisional, o dependiendo de su tamaño y ubicación, se recurre a una extirpación local amplia o a una vulvectomía radical.


Referencias Bibliográficas actualizadas: (Consulta recomendable)

Ann Oncol. 2016 Jun 20. pii: mdw242. [Epub ahead of print]

The forgotten woman’s cancer: vulvar squamous cell carcinoma (VSCC) and a targeted approach to therapy.

Clancy AA, Spaans JN, Weberpals JI.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27329249

 Gynecol Oncol. 2016 Jun 2. pii: S0090-8258(16)30743-0. [Epub ahead of print]

Prognostic importance of human papillomavirus (HPV) and p16 positivity in squamous cell carcinoma of the vulva treated with radiotherapy.

Lee LJ, Howitt B, Catalano P, Tanaka C, Murphy R, Cimbak N, et al.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27329249

Int J Womens Health. 2015; 20; 305-13.

Vulvar cancer: epidemiology, clinical presentation, and management options.

Alkatout I, Schubert M, Garbrecht N, Weigel MT, Jonat W, et al.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=Vulvar+cancer%3A+epidemiology%2C+clinical+presentation%2C+and+management+options.

Am J Surg Pathol. 2015; 39: 1045-53.

Squamous Cell Carcinoma of the Vulva: A Subclassification of 97 Cases by Clinicopathologic, Immunohistochemical, and Molecular Features (p16, p53, and EGFR).

 Dong F1, Kojiro S, Borger DR, Growdon WB, Oliva E.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=Squamous+Cell+Carcinoma+of+the+Vulva%3A+A+Subclassification+of+97+Cases+by+Clinicopathologic%2C+Immunohistochemical%2C+and+Molecular+Features+(p16%2C+p53%2C+and+EGFR).

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA