Home | Bitácora del día | Cálculos renales o nefrolitiasis

Cálculos renales o nefrolitiasis

Existen diversos factores que predisponen a la presencia de lo que comúnmente se conoce como piedras en los riñones

cálculos renales620x340Por: Elías Mora Kumboz, urólogo

Los  cálculos renales o nefrolitiasis, comúnmente conocidos como piedras en el riñón, son masas sólidas compuestas de pequeños cristales que pueden presentarse en forma solitaria o múltiple en cualquier parte del tracto urinario. Esta condición es padecida por aproximadamente el 12 por ciento de los hombres y el 5 por ciento de las mujeres. También puede presentarse en niños.

¿Por qué se forman?

Ciertas sustancias como el calcio o el ácido úrico se concentran en la orina en grandes cantidades, sedimentándose en forma de cristales, con el tiempo crecen y se transforman en las llamadas piedras. Esta enfermedad puede aparecer incluso sin la presencia de niveles elevados de estos metabolitos en la orina.

FACTORES QUE FAVORECEN FORMACIÓN DE CÁLCULOS RENALES

Las condiciones de la orina, cuando es altamente concentrada, una dieta alta en proteínas animales, baja ingesta de líquidos y otras condiciones médicas coexistentes en el paciente, tales como la obesidad, diabetes, personas que hayan sido sometidas al bypass gástrico, la ingesta excesiva de vitamina C y el abuso de laxantes, entre otros factores,  puede favorecer la aparición de cálculos renales.

La historia familiar también cuenta. Pacientes cuyos  familiares cercanos o una historia previa de nefrolitiasis tienen un mayor riesgo de sufrir esta condición  en comparación con el resto de la población.

Luego de formar un o varios cálculos renales la persona tiene un 5 a un 10 por ciento de probabilidad de formar un cálculo al año y un 50 por ciento de generar un segundo cálculo a los 10 años de la aparición del primero.

SÍNTOMAS

La mayoría  de los pacientes experimentan un dolor característico conocido como cólico nefrítico. Otros síntomas comunes en el cuadro de esta condición es la hematuria (sangre en la orina), náuseas y vómitos. En ocasiones la ubicación y el tamaño del cálculo no produce ningún tipo de síntomas, estos cálculos asintomáticos son típicamente detectados de manera incidental durante estudios radiológicos.

DIAGNÓSTICO

Es realizado sobre la base de los síntomas del paciente y de estudios de la orina. Los estudios de imágenes sirven para confirmar el diagnóstico de nefrolitiasis y determinar el número, la ubicación y el tamaño de las piedras.

TRATAMIENTOS

La decisión de tratarlo médica o quirúrgicamente está basada en múltiples factores. La mayoría de los cálculos se eliminan espontáneamente y el tratamiento es paliativo para controlar el dolor. Aquellos que ameritan tratamiento quirúrgico son los que ocasionan  fuerte dolor, infecciones, en el caso de pacientes con un solo riñón o con  insuficiencia renal.

En los casos que se requiere tratamiento quirúrgico las tres modalidades más comúnmente empleadas son:

– Litotripsia por Ondas de Choque: la ubicación de la piedra es fundamental para su empleo. El urólogo con la ayuda de rayos X  o ultrasonido ubica la piedra y con el uso de ondas de choque de alta energía las pulveriza. Es importante destacar que existen dos contraindicaciones para el uso de ondas de choque, el caso de mujeres embarazadas y coagulopatías no corregidas. Una complicación frecuente es la llamada “calle litiasica” que puede obstruir el riñón sin presentar síntomas, por lo que es indispensable el control estricto posterior al tratamiento.

– La ureteroscopia: es la introducción de aparatos endoscópicos miniaturizados a las vías urinarias para localizar el cálculo y fragmentarlos con diferentes fuentes de energía, por  ejemplo, el láser. Aunque evita la cirugía abierta, no existe ningún procedimiento médico-quirúrgico exento de complicación.

– La Nefrolitotomia Percutánea: cirugía mínimamente invasiva, reservada para aquellos cálculos que por sus dimensiones no son viables de ser expulsados espontáneamente por el tracto urinario. Esta es una forma efectiva de extraer los cálculos de riñón evitando incisiones dolorosas que quedaron en el pasado.

Una vez tratada la recurrencia de nefrolitiasis ésta puede ser prevenida con ayuda del urólogo que indicará los cambios necesarios que debe seguir el paciente, entre los que están la dieta y estilo de vida. Si el problema es recurrente, las piedras deben ser analizadas para determinar si es necesario  el uso de medicamentos para corregir defectos metabólicos en el paciente.

Acerca de Elias Mora

Urólogo. Graduado en la Escuela José María Vargas de la UCV 1975. Residencia en Cirugía Hospital José María Vargas 1978. Residencia en Urología Hospital Universitario de Caracas 1979 -1981. Fellowship en Urología Pediátrica Hospital de Niños de Caracas 1982 – 1983. Profesor y Jefe del Departamento de Urología oncológica Hospital Oncológico Padre Machado 1985- 1989. El área de excelencia del doctor Mora Kumboz es la cirugía reconstructiva del tracto urinario inferior y cirugía mínimamente invasiva del tracto urinario superior e inferior. Ha realizado más de 20 mil procedimientos.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA