Home | Especialidades médicas | Asocian consumo de drogas y alcohol con ACV en jóvenes

Asocian consumo de drogas y alcohol con ACV en jóvenes

Investigadores encontraron una relación entre jóvenes que hacían uso de las drogas y el alcohol en exceso, con la posibilidad de sufrir un accidente cerebro vascular (ACV). La muestra se basó en mil 200 pacientes que presentaron un derrame cerebral antes de los 55 años

Un estudio realizado en Estados Unidos -publicado en la revista Stroke–  señaló que los adultos jóvenes con un accidente cerebrovascular (ACV) solían ser adictos al cigarrillo, las drogas o el alcohol.

Los autores de la investigación explicaron que aunque el ACV suele considerarse un problema de los adultos mayores,  los cambios que produce en el corazón y en la sangre el consumo de alcohol y drogas en exceso, aumentarían el riesgo de sufrir infarto cerebral antes de tiempo.

S. Andrew Josephson, neurólogo de la Universidad de California, San Francisco, agregó que también es posible que algunas drogas -en especial la cocaína y las metanfetaminas- disparen un ACV más rápidamente. Sin embargo recomendó que los médicos indaguen en todos los pacientes con esta afección, dado que el consumo de estas sustancias también es común en adultos mayores.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés) estiman que unos 800 mil estadounidenses padecen un ACV cada año y el infarto cerebral es la causa más común de discapacidad grave prolongada.

El estudio incluyó a mil 200 residentes del Gran Cincinnati y del norte de Kentucky que habían tenido un ACV antes de los 55 años. El equipo del doctor Brett Kissela, de la University of Cincinnati, revisó las historias clínicas para conocer los resultados de los análisis de sangre y orina u otros antecedentes clínicos de consumo de drogas y alcohol.

Los investigadores encontraron que en el año 2005, la mitad de los adultos más jóvenes que habían tenido un ACV eran fumadores y uno de cada cinco consumía drogas, como marihuana y cocaína. El 13 por ciento había consumido drogas o alcohol las 24 horas previas al ACV.

Steven Kittner, profesor de neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, Baltimore, y que no participó en el estudio, señaló que la proporción de consumidores, en especial de drogas, es una subestimación seguramente porque la pesquisa toxicológica no se le había realizado a todos los pacientes.

Según la investigación, la tasa de tabaquismo, consumo de drogas y abuso de alcohol (tres o más copas por día), tendió a aumentar entre los pacientes con un ACV a mediados de los años 90 y  2000. Sin embargo,  el equipo comentó que no puede asegurar si eso fue por un aumento del consumo o por un mejor registro clínico de esa ingesta.

Josephson, destacó  la importancia de aprender y reconocer rápidamente los signos y los síntomas de un ACV, como debilidad y mareos, aun en los más jóvenes, ya que algunos tratamientos se pueden utilizar solamente durante una estrecha “ventana de oportunidad” después del ataque.

Bitácora Médica

[Fuente: Medline Plus]

Estudio original en Stroke (en inglés) http://stroke.ahajournals.org/content/43/12/3179.abstract?sid=30f1ea98-e3e7-4926-b789-733adaba358e

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA