Home | Bitácora del día | Aneurisma en el cerebro

Aneurisma en el cerebro

Un aneurisma cerebral, es un vaso sanguíneo que sobresale como un balón y se llena de sangre. Puede perder o romperse derramando la sangre en el tejido circundante, provocando un tipo de sangramiento llamado hemorragia subaracnoidea | Por: Leonardo Lustgarten

Un aneurisma cerebral (también llamado intracraneal o intracerebral),  consiste en la dilatación anormal de la pared arterial, ocurriendo con mayor frecuencia en la bifurcación de las arterias cerebrales. En la medida que el aneurisma se va dilatando con el tiempo, su pared se va adelgazando (como cuando se infla una bomba), y puede romperse produciendo un tipo de sangramiento llamado hemorragia subaracnoidea (HSA, sangrado en el área comprendida entre el cerebro y los delgados tejidos que lo cubren).

Los pacientes que sufren un aneurisma intracraneal que se rompe al espacio subaracnoideo causando una hemorragia en este compartimiento, enfrentan un riesgo inmediato de muerte y/o déficit neurológico severo.  Dado que  la hemorragia subaracnoidea  es afortunadamente  poco común (se estima 1 en 10,000 Americanos por año), muchos médicos pudieran no estar al tanto de las diferentes alternativas terapéuticas disponibles en la actualidad.

Clásicamente, los pacientes que sobreviven al sangramiento reportan haber tenido “el peor dolor de cabeza” de su vida. El malestar puede o no asociarse con nauseas, vómitos, pérdida de consciencia, convulsiones y algún déficit neurológico motor, rigidez nucal o la combinación de ellos.  El examen clínico neurológico del paciente dependerá de la severidad del sangramiento. Un 40 % de pacientes reportan haber tenido un dolor de cabeza (cefalea centinela) dos semanas antes de la hemorragia subaracnoidea.  Esto corresponde a pequeñas fugas de sangre del aneurisma antes de romperse.

Métodos de diagnóstico

Ante la sospecha clínica de una hemorragia de este tipo, el diagnóstico se realiza a través de una TAC (Tomografia Axial Computarizada), la cual es positiva para confirmar este tipo de sangramiento en aproximadamente 95 % de los casos. Si la misma es negativa pero existe una fuerte sospecha clínica, entonces una punción lumbar está indicada (hay muy poca evidencia clínica en la literatura de que la punción lumbar pudiera aumentar el riesgo de ruptura). Una vez confirmada la presencia de sangre en el espacio subaracnoideo, entonces la fuente del sangramiento debe ser identificada. En general, en adultos, los aneurismas cerebrales son la causa más frecuente de hemorragias subaracnoideas espontaneas, seguidas de malformaciones arteriovenosas.

El método diagnóstico standard definitivo e ideal para diagnosticar lesiones vasculares (aneurismas, malformaciones vasculares, etc) es la arteriografia cerebral 4 vasos, en particular por su capacidad tridimensional de visualizar los diferentes vasos arteriales en múltiples proyecciones y fases de inyección de contraste, lo cual permite al neurocirujano determinar la complejidad quirúrgica, vasos en riesgo, planificar abordajes, etc.

Sin embargo,  es un estudio invasivo que requiere de un equipo experimentado, especialista neuroradiólogo intervencionista, el cual no siempre está disponible ni accesible en todas las instituciones. Bajo determinadas circunstancias y en particular si hay compromiso de la vida del paciente, (como cuando existen hematomas importantes que deben ser drenados quirúrgicamente), la angiotac cerebral con reconstrucción vascular proporciona imágenes suficientemente buenas como para proceder de inmediato sin esperar por una arteriografía cerebral.

————————————–

Contenido sugerido

Concepto de aneurisma

Acerca de Dr. Leonardo Lustgarten

Médico Cirujano egresado de la Universidad Central de Venezuela. Postgrado de Neurocirugía en el "Hospital Miguel Pérez Carreño". Postgrado de Neurocirugía en el Departamento de Neurocirugía del Hospital Radcliffe Infirmary, Universidad de Oxford, Inglaterra. Fue galardonado por la Sociedad Venezolana de Neurocirugía con el Premio Nacional de Neurocirugía. Actualmente se desempeña como neurocirujano consultante en el Hospital de Clínicas Caracas (HCC) y Centro Médico Docente La Trinidad y neurocirujano y radiocirujano adjunto al Departamento de Radioterapia-Radiocirugía del (HCC).

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA