Home | Agenda Médica | Activa el gen de tu salud

Activa el gen de tu salud

¿Alguna vez hubieses pensado que tus acciones diarias tienen una influencia constante en cómo se expresan tus genes?

Sabemos que los genes son una inmensa cantidad de información valiosa que le indica a nuestro cuerpo cómo debe ser y actuar, y por ello tendemos a pensar que nacemos con unos genes determinados e irreversibles que rigen nuestra salud. Si bien es cierto que gracias a ellos tenemos los ojos azules o marrones, nuestros genes son mucho más que eso, ya que la información que ofrecen no es “fija” o “irreversible” sino que más bien se encuentra en constante interacción con la información que le ofrece nuestro ambiente. Tus genes no son un libro guardado en una biblioteca llenándose de polvo, es un libro vivo que continuamente se está re-escribiendo cada segundo del día, con la información que le da nuestro entorno y nuestras decisiones. Este es el fundamento de la epigenética: la influencia que tiene el ambiente en la expresión de genes.

Por ello, partimos de la idea de que Tu Salud depende de tus acciones, no sólo de tu genética. Nuestra salud es el resultado de la interacción Gen-Ambiente, y en esta interacción es el ambiente el que tiene mayor peso, es decir, si pusiéramos en una balanza cuánto influyen nuestros genes y cuánto el ambiente en la mayoría de las enfermedades: el ambiente representarían aproximadamente un 75%, los genes apenas un 25%.

Ahora bien, cuando hablamos de “ambiente” no estamos hablando del clima. Los factores ambientales que influyen en nuestros genes pueden agruparse en:

  • Estilo de vida: nuestra alimentación, realización de actividad física, consumo de alcohol o tabaco, etc.
  • Medio ambiente: contaminantes químicos o físicos, presencia de infecciones, etc.
  • Asistencia sanitaria: consumo de fármacos, intervenciones quirúgicas, etc.

Siendo nuestro estilo de vida, pero específicamente nuestra alimentación, el factor ambiental más importante en nuestra salud.

Estos “factores ambientales” pueden jugar a nuestro favor para mantener una buena salud o pueden jugar en nuestra contra favoreciendo la aparición de enfermedades, y allí entra nuestra capacidad para trabajar en función de nuestra salud.

¿Cómo usamos los factores ambientales a favor de nuestra salud?

Lo primero que debes hacer es Reconocer y Remover tus cargas o estresores ambientales, para poder Reestablecer una adecuada interacción gen-ambiente y así Recuperar tu salud:

  1. RECONOCE Y REMUEVE tus cargas o estresores ambientales
  2. REESTABLECE tu equilibrio gen-ambiente
  3. RECUPERA tu salud

¡Tanta sobrecarga nos enferma!

El cuerpo del siglo XXI es como un burrito de carga, el exceso de carga hace que nuestro cuerpo se desplome y empiezan a aparecer las enfermedades, es decir, las enfermedades son el resultado del desequilibrio de la interacción GEN- AMBIENTE, relacionado con un exceso de estresores ambientales (toxinas, infecciones, estrés, etc) que sobrecargan nuestro organismo y  alteran directamente la información de nuestros genes.

Cuántas veces nos sentimos “sobrecargados” durante el día, cuando llegamos a casa; durante la semana cuando deseamos que llegue el fin de semana o durante el año cuando esperamos con ansias las vacaciones. Todos necesitamos, de vez en cuando, un merecido descanso, no sólo nuestra mente necesita “despejarse” sino también nuestro cuerpo necesita “limpiarse” o más bien, Remover todas las cargas con las que continuamente trabaja, de esta manera también ayudamos a que nuestros genes trabajen en función a nuestra salud y no en función a producir alteraciones que se convertirán en futuras enfermedades.

 Y en ese limpiarse o Remover tantas cargas debemos empezar por Reconocerlas. Nuestras cargas diarias no sólo el estrés del trabajo o de la rutina, como ya vimos, nuestro cuerpo, igual que nuestros genes, constantemente lidia con diversos “estresores”.

Si esta idea te parece un poco complicada de entender, de cómo necesito remover esas cargas de mi cuerpo y de mis genes, el Dr Ben Lynch nos trae una metáfora:

Cuando llegas a tu casa después del gimnasio o de hacer algún deporte, ¿qué es lo primero que haces?: te quitas la ropa, la metes en el cesto de la ropa sucia para lavar y te metes en la ducha a bañarte y colocarte luego una ropa limpia. De la misma manera, tu cuerpo, y en este caso tus genes, se sobrecargan o “se ensucian” y necesitamos ayudarlos para que estén “limpios” de nuevo.

¿Cómo podemos limpiar nuestros genes o remover esta carga de los factores ambientales?

  1. Remueve sensibilidades y toxinas alimentarias: Remueve aquellos alimentos que sobrecargan tu cuerpo, ya sea porque son difíciles de digerir, porque están genéticamente modificados y tu cuerpo los reconoce como enemigos o porque tu sistema inmune reacciona contra esos alimentos generando sensibilidades o alergias alimentarias. Tu alimentación es tu primera y más importante medicina.
  2. Remueve las toxinas de tu cuerpo: tu cuerpo se libera de las toxinas o productos que no necesita a través del sudor, orina y heces. Para ayudarlo a removerlas es importante hacer ejercicio, tomar baños de sauna o con sales de epsom, mantenernos muy bien hidratados, consumir suficiente fibra dietética, respirar aire limpio, hacer ayunos, tomar plasma marino etc.
  3. Remueve tu exposición a toxinas: evita los envases de plástico, cocinar en utensilios de teflón, el uso de pesticidas o insecticidas, prefiere el consumo de alimentos orgánicos.
  4. Relaja tu mente y tu cuerpo: muchas veces, por el estrés y por el corre corre del día (e incluso por problemas en tu flora intestinal) escogemos alimentos ricos en calorías y pobres en nutrientes con exceso de azúcar y de grasa procesada que influencia de manera negativa las hormonas. Estas en combinación a las hormonas de estrés liberadas (ejemplo, el cortisol), sobrecarga el trabajo de tu metabolismo y la forma como se  expresa la información de tus genes.
  5. Recupera tu descanso: duerme suficiente, sigue un ritmo circadiano natural, evita lo electrónico 1 hora antes de dormir, come como mínimo 3 horas antes de dormir, no tomes productos con cafeína en la tarde, si sufres de apnea del sueño o roncas, busca tratar de mejorarlo.

¡Con estas 5R puedes empezar a reestablecer esa interacción gen-ambiente y recuperar tu salud!

 Para finalizar, te invitamos a que tengas siempre presente la siguiente pregunta:

“Este alimento, suplemento/medicamento o actividad va a favorecer mis genes/salud o va a ponerlos en mayor dificultad?”

¡Tu puedes recuperar tu vitalidad, tu buen humor, tu ansiedad, tu síntomas gastrointestinales, tu migrañas, tus alergias! Como dice el Dr Sachin Patel:

“La decisión de ser saludable comienza con el próximo mordisco”

Fuente: NutriWhite

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA