Home | Bitácora del día | Glaucoma: primera causa de ceguera no reversible en el mundo

Glaucoma: primera causa de ceguera no reversible en el mundo

Como es asintomático, la mejor manera de detectar y tratar el glaucoma es asistiendo a la consulta oftalmológica preventiva. Cuando el paciente asiste a consulta para su detección, en la mayoría de los casos, es tarde/Por Judith Cantillo

El glaucoma es una enfermedad del nervio óptico que produce la pérdida progresiva e irreversible de las fibras nerviosas, con la consecuente reducción del campo de visión del paciente.  Si esta anomalía no es tratada puede llevar a la ceguera.

Existe un problema frecuente con esta enfermedad y es que generalmente no presenta síntomas: no hay visión borrosa hasta que está muy avanzada, no hay ojo rojo y sólo en ciertas formas especiales de glaucoma se registra dolor. De manera que no existen signos de alarma temprana. Cuando el paciente asiste a consulta para su detección, en la mayoría de los casos, es tarde.

Por esta realidad, hoy en día el glaucoma constituye la primera causa de ceguera no reversible en el mundo. Su prevalencia es del 2% y, aunque puede presentarse a cualquier edad, su prevalencia aumenta a partir de los 40 años.

FISIOPATOLOGÍA

El principal factor de riesgo para desarrollar glaucoma es el incremento en la presión dentro del ojo o presión intraocular (PIO), cuyos valores están normalmente entre los 10 y 21 mmHg. Este incremento en la presión tiene un efecto mecánico sobre el nervio óptico y sus fibras, que resulta en la muerte de las mismas si la elevación  se prolongó por tiempo suficiente.

El aumento en la PIO sucede cuando se alteran los mecanismos normales de drenaje del Humor Acuoso, líquido que constantemente se produce en el ojo y que cumple importantes funciones de nutrición de los tejidos oculares.

En el ojo este fenómeno es consecuencia de un daño en la rejilla de salida que forman los tejidos que se conoce como malla trabecular, que se localiza en el ángulo que forman la superficie anterior del iris y la superficie posterior de la córnea, en un espacio llamado cámara anterior.

La oclusión de la misma puede ocurrir de forma lenta, como consecuencia de la muerte o pérdida de las funciones de las células que forma la malla  (glaucoma crónico de ángulo abierto), tipo de presentación más común de glaucoma.

Menos frecuente es el aumento brusco de la PIO,  y sucede cuando el ángulo se estrecha tapando el drenaje o malla trabecular, (glaucoma agudo por cierre del ángulo), en cuyo caso el paciente puede tener dolor, ojo rojo y visión borrosa.  Entre estas dos situaciones existe toda una gama de posibilidades por las que la función de vaciado puede verse afectada.

Debemos recalcar que el incremento de la PIO es un factor de riesgo, pero muchos pacientes pueden desarrollar glaucoma aún con presiones consideradas normales, y otro grupo  pueden tenerla elevada y no desarrollar la enfermedad. Estos últimos pueden ser tratados o no dependiendo de la presencia de otros factores de riesgo, pero en todo caso, la monitorización debe ser constante.

DIAGNÓSTICO

Para diagnosticar el glaucoma se deben tomar en cuenta los antecedentes personales y factores de riesgo, el aspecto del disco óptico y la exploración del campo visual:

Antecedentes y factores de riesgo: son más propensos a desarrollar glaucoma aquellas personas con familiares consanguíneos que padezcan la enfermedad, pues la misma tiene carácter hereditario. Así que toda persona con familiares con glaucoma debe acudir de manera preventiva a una valoración oftalmológica. También hay riesgo aumentado en miopes, diabéticos, hipertensos y personas de raza negra.

Presión intraocular: se mide la PIO en toda consulta oftalmológica rutinaria. Encontrar la presión elevada obliga al médico a descartar glaucoma.

-Valoración del disco óptico: el disco óptico es la porción visible del nervio en el examen del fondo del ojo. Cuando se padece de glaucoma, el disco adquiere un aspecto particular que puede ser reconocido por el oftalmólogo. De existir la sospecha, deberá profundizarse en el examen, incluyendo fotografías estereoscópicas del disco, no solo para poder hacer una observación más detallada, sino también para poder tener un registro que permita hacer comparaciones más objetivas en el futuro, en busca de progresión de la enfermedad.

Campimetría visual computarizada: cuando existe la sospecha de glaucoma, este estudio permite hacer un mapa del campo de visión del paciente. Dicho mapa  informará sobre el grado de afectación o reducción del campo, y al igual que en la fotografía, permitirá en el futuro hacer comparaciones para determinar estabilidad o progreso de la enfermedad.

Recolectada toda la información, el oftalmólogo decidirá si el diagnóstico es positivo, pero no es raro que en algunos casos la duda persista pues algunas condiciones -incluso normales- pueden simular la enfermedad.

TRATAMIENTO

En todas las formas de presentación de la enfermedad el objetivo principal es la reducción de la presión intraocular, y para ello podemos recurrir a tratamiento con gotas, aplicación de láser y la cirugía en última instancia.

Hay que entender que el objetivo del tratamiento es evitar el progreso de la enfermedad y la ceguera, pero lamentablemente aún no podemos recuperar las fibras perdidas.

El tratamiento es individualizado según lo avanzado de la enfermedad, pero en la mayoría de los casos se inicia con gotas que reducen la PIO, disminuyendo la producción del humor acuoso o incrementando su salida.

Puede requerirse más de un tipo de gota para lograr el apropiado control de la presión. Los pacientes en los que no se logre este objetivo pueden ser sometidos a tratamiento con láser o lo que se conoce como cirugía filtrante, buscando en ambos casos un mejor drenaje del humor acuoso.

Aunque ha habido grandes avances en las técnicas quirúrgicas, muchos de los pacientes requerirán tratamiento con gotas aún después de operados.

Acerca de Dra. Judith Cantillo

Médico Oftalmólogo egresado del Hospital Universitario de Caracas, Universidad Central de Venezuela. Especialista en Glaucoma, Hospital Dr. Luis Sánchez Bulnes. Asociación para Evitar la Ceguera de México. Miembro Fundador de la Sociedad Venezolana de Glaucoma. Presidente de la Sociedad Venezolana de Glaucoma en el período 2008-2010.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA