Home | Bitácora del día | A propósito del Día Mundial de la Salud

A propósito del Día Mundial de la Salud

Las enfermedades transmitidas por vectores causan una picadura muy pequeña, sin embargo, pueden generar daños gravedad y repercusiones importantes en la salud pública/Por Ana Carvajal

Cada 7 de abril se celebra en el mundo el “Día Mundial de la Salud”, propiciado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En  esta fecha se busca llamar la atención a nivel mundial sobre un tema de salud en particular, para que los gobiernos y las personas tomen acciones  de prevención  y de este modo  disminuir el impacto de una enfermedad en particular.

Este año 2014,  el  “Día Mundial de la Salud” está dedicado a  “Las enfermedades transmitidas por vectores” con el lema “Pequeñas picaduras  grandes amenazas”.

Las enfermedades infecciosas se transmiten o propagan de diferentes maneras: vía respiratoria,   transmisión sexual, vía oral por ingestión de agua y alimentos contaminados,  contacto con secreciones y fluidos corporales,  transfusión de sangre y derivados,  pinchazos con objetos punzo-penetrantes, vía congénita, perinatal y por vectores, entre otros.

En relación a los vectores, se involucran diferentes géneros y especies  que incluyen una vasta lista: mosquitos (anopheles, flebótomos, Aedes aegypti , Aedes sp ,entre otros), garrapatas (Ixodes  sp ),  chipos (triatominos),  pulgas (Pulex irritans), moscas (mosca tze- tse, entre otras), piojos (Pediculus humanus  )  y ácaros, entre otros.

Los vectores causan enfermedades en personas que residen en áreas endémicas y en los viajeros. Los viajes, el comercio, la migración  y la globalización en general,  incrementan el riesgo de las personas a contraer enfermedades transmitidas por vectores.

Los vectores causan una picadura muy pequeña, no obstante pueden causar enfermedades en  millones de personas, algunas de ellas de  gravedad considerable y  repercusiones  importantes en la salud pública.

A nivel mundial 40% de la población corre el riesgo de contraer el dengue.  La OMS calcula que cada año se producen entre 50 millones y 100 millones de infecciones por el virus del dengue en el mundo. Las Américas se han visto azotadas en las últimas décadas por grandes epidemias de dengue. En nuestro país el año 2010, los 24 estados  se encontraron en epidemia.

La malaria es otra enfermedad transmitida por vectores que causa considerable morbi – mortalidad, sin embargo a nivel mundial los casos han disminuido debido a diferentes estrategias  utilizadas en su control, una de las excepciones es Venezuela donde la enfermedad lejos de disminuir o mantenerse estable  se ha incrementado.

Por otro lado, cada año se producen  1.3 millones de nuevos casos de leishmaniosis. La Oncocercosis es la segunda causa infecciosa de ceguera en el mundo y la enfermedad de Chagas está re emergiendo, con aparición de casos no solo por vía vectorial,  sino también por vía oral (por contaminación de alimentos con heces de los  “chipos” infectados)

Muchas enfermedades transmitidas por vectores han resurgido en las últimas décadas, una de ellas es la fiebre Chikungunya, cuyos  transmisores son los mismos del dengue. Esta enfermedad es una  amenaza para las Américas,  informándose los primeros casos autóctonos en las islas del Caribe en diciembre de 2013.

Según los expertos, el cambio climático es  uno de los factores asociados al incremento de las enfermedades transmitidas por vectores, mencionándose diversos mecanismos: cambios en el rango de la distribución  y densidad del vector, cambios en la prevalencia de la infección del  patógeno en la población del huésped o el  vector podría  aumentar o disminuir la frecuencia de contacto de  los humanos  con un huésped infectado o vector.

Uno de los problemas en el control de las enfermedades transmitidas por vectores, es la resistencia de los  mosquitos  a los insecticidas usados tradicionalmente para su eliminación,  por ello  se están investigando  formas  innovadoras en el control de los vectores. Pocas son las enfermedades transmitidas por vectores prevenibles por vacunas, por ejemplo para  la fiebre amarilla,  se dispone de una vacuna muy efectiva, la cual confiere una inmunidad probablemente para toda la vida.

Recomendaciones  de la OMS para evitar picaduras de mosquitos

•             Eliminar los criaderos de los mosquitos  (aguas estancadas)

•             Eliminar correctamente los desechos sólidos y los posibles hábitats artificiales;

•             Cubrir, vaciar y limpiar cada semana los recipientes donde se almacena agua para uso doméstico:

•             Aplicar insecticidas adecuados a los recipientes en que se almacena agua a la intemperie;

•             Utilizar protección personal en el hogar, como mosquiteros en las ventanas, usar ropa de manga larga, materiales tratados con insecticidas, espirales y vaporizadores;

•             Mejorar la participación y movilización comunitarias para lograr el control constante del vector;

•             Durante los brotes epidémicos, las medidas de lucha anti vectorial de emergencia pueden incluir la aplicación de insecticidas mediante el rociamiento.

•             Usar repelente de insectos aprobados por las autoridades de salud.

Correo: [email protected]

Twitter: @carvajala09

Acerca de Ana Carvajal, infectóloga

Egresada de Médico Cirujano de la Universidad de Oriente (UDO). Especialista en Infectología del Hospital Universitario de Caracas (HUC). Especialista en Gerencia de Servicios de salud - Universidad Católica Andrés Bello. Profesora del post grado de Infectología de la UCV en el HUC. Especialista en Infectología del Servicio de Enfermedades Infecciosas del HUC. Ex Representante de la Sociedad de Microbiología en la Red de Sociedades Científicas Médicas de Venezuela (RSCMV). Ex-Secretaria de educación médica continua de la RSCMV. Coordinadora del grupo de trabajo de SIDA de la Sociedad Venezolana de Infectología. Coordinadora del curso de ampliación Universitario de la UCV : Infecciones en las embarazadas.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA