Home | Reportajes y entrevistas | Reportajes | 5 mitos sobre la vacunación

¿Las vacunas causan autismo?

5 mitos sobre la vacunación

Las vacunas no son necesarias, debido a que con una buena higiene y servicios sanitarios adecuados las enfermedades pueden evitarse. Esto es un mito como tantos otros que presentamos a continuación

mitosLa Organización Panamericana de la Salud (OPS) vuelve a difundir la importancia de protegerse y evitar la reaparición de enfermedades erradicadas como la poliomielitis, el sarampión y otras prevenibles con vacunas.

Para ayudar a despejar dudas, los especialistas elaboraron una lista para erradicar los diez grandes mitos de la vacunación:

  • 1 Las vacunas no son necesarias, debido a que con una buena higiene y servicios sanitarios adecuados las enfermedades pueden evitarse.

Si bien una mejor higiene, el lavado de manos y el acceso al agua potable protegen a las personas de las enfermedades infecciosas, muchas infecciones pueden diseminarse sin importar cuánto más limpia sea una persona.

  • 2 Las vacunas causan autismo.

No hay ninguna evidencia que sugiera que existe un vínculo entre la vacuna y el autismo. En 1998, un estudio causó preocupación en torno a una posible asociación entre la vacuna contra las paperas, el sarampión y la rubeola, y el autismo. Pero luego se descubrió que el estudio era un error, y finalmente la revista que lo publicó retiró el artículo. Desafortunadamente, la publicación inicial tuvo un impacto negativo sobre las tasas de vacunación y dio lugar a sucesivos brotes de las enfermedades contenidas en la vacuna contra sarampión, rubeola y paperas.

  • 3 Las vacunas no son útiles en las personas adultas.

Muchos piensan que las vacunas que han recibido siendo niños los protegerán para toda la vida, pero la inmunidad se desvanece con el tiempo y, además, con el paso de los años las personas se vuelven más susceptibles a muchas enfermedades (como la gripe, por ejemplo). Por otro lado, hay vacunas que no existían cuando muchos adultos eran niños.

  • 4 La combinación de vacunas para difteria, tétanos y tosferina (tos convulsa) y la vacuna contra la poliomielitis pueden causar el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante.

No existe ningún vínculo causal entre la administración de vacunas y el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante. Sin embargo, estas vacunas, como la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tosferina se administran en bebés en edad en que pueden sufrir ese síndrome, que puede ocurrir independientemente de que sea o no vacunado.

  • 5 No existe motivo para ser vacunado ya que muchas de las enfermedades prevenibles a través de vacunas están prácticamente erradicadas.

Si bien las enfermedades prevenibles con vacunas son infrecuentes en muchos países, los agentes infecciosos que las causan siguen circulando en algunas partes del planeta. En un mundo cosmopolita, esos agentes pueden cruzar fronteras geográficas e infectar a toda persona que no se encuentra vacunada.

BITÁCORA MÉDICA

—————————————————————————-

Contenido sugerido:

“Disipar dudas sobre las vacunas es clave para que sean confiables”

Vacunas infantiles: cinco datos de interés

¿Cuáles son las vacunas del adulto?

—————————————————————————–

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA