Home | Reportajes y entrevistas | Entrevistas | “Es más costoso perder un pulmón que poner una vacuna”

La prevención de la neumonía, es el llamado del Presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría

“Es más costoso perder un pulmón que poner una vacuna”

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la lucha contra la Neumonía, médicos y especialistas del área hacen un llamado a la prevención y la vacunación oportuna de infantes, adultos mayores y pacientes inmunosuprimidos, principales víctimas de la enfermedad.

Como parte de su cronograma para la fecha y las jornadas de información y actualización tanto para médicos y comunidad en general, la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría (SVPP) organizó en sus distintas filiales en el territorio nacional charlas y conversatorios.

Al respecto, el presidente de la organización y médico especialista en el área Dr. Armando Arias Gómez, hizo un llamado a la colectividad a prevenir el contagio, siendo ésta una de las principales causas de muerte y enfermedades en el mundo, en niños menores de cinco años. “Es un día en que se realizan actividades de concientización y de prevención, es esa la principal área a la que dirigimos nuestras acciones al ser la neumonía  la causante de enfermedades en los niños pequeños y afecciones respiratorias en adultos mayores y pacientes con problemas de tipo inmunológico, considerados vulnerables”, destacó Arias Gómez.

En ese sentido, el especialista hizo énfasis en la importancia de aplicar a tiempo y de manera preventiva la vacuna anti neumococo, que es el principal productos de neumonía en la zona.

Primordial desde los primeros meses de vida

El presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, Dr. Armando Arias Gómez, destacó la relevancia de que se realicen los controles de vacunas, especialmente cuando se trata de infantes, que debe hacerse “desde los dos meses al año de vida”.

En Venezuela por ejemplo, hay dos tipos de vacunas disponibles, una no conjugada dirigida a la población adulta y otra de uso exclusiva para niños, ambas. Otro punto importante a destacar por el qaleno, fue el de la influenza y los brotes de gripe o catarro que por cuestiones climáticas ya comienzan a manifestarse no sólo en el país, sino en el resto del mundo.

¿Cómo saber cuándo es neumonía?

Al igual que otras enfermedades infecciosas, la neumonía inicia como un proceso viral cualquiera, capaz de ser confundido al inicio con un resfriado común. Posteriormente, se manifiesta una tos fuerte y constante, así como dificultades respiratorias. Un síntoma característico de la patología es el hundimiento del pecho intercostal (torax con tiraje), fiebre alta sobre los 38 grados, dolor torácico y una disnea más fuerte. Ante la sintomatología en el paciente, lo usual es que se realice una radiografía para a través de ella poder observar la capacidad del pulmón y determinar con mayor precisión si se trata de neumonía.

De igual forma, se recomienda realizar toma de muestra de los fluidos, a fin de poder hacer un estudio de laboratorio de y conocer de qué bacteria se trata. Una de las principales complicaciones temidas por todo médico tratante de un paciente diagnosticado con ésta patología, son los derrames pleurales, para los que se necesita drenar el pulmón y en casos extremos realizar biopsias, destacando que de acuerdo a la gravedad del paciente, la función respiratoria a largo plazo nunca será igual.

Por ello la importancia de vacunar a tiempo, pues “es más costoso perder un pulmón que poner una vacuna”, dijo el Presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pedriatía.

Datos y cifras de interés

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la neumonía es la causa principal de muerte de niños en todo el mundo. Calculándose que mata a unos 1,4 millones de infantes menores de cinco años cada año, más que el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, la malaria y el sarampión combinados.

Ello que supone el 18% de todas las defunciones de la población mencionada, y pese a que afecta a población de diferentes naciones y continentes, su prevalencia es mayor en el África subsahariana y Asia meridional.

Puede estar causada por un virus, bacterias u hongos. Es una enfermedad prevenible, poniendo en práctica normas de inmunización, condiciones de vida y alimentación adecuada, además de un adecuado control de factores ambientales.

El tratamiento indicado es a base de antibióticos; preferiblemente de manera endovenosa, abundantes líquidos y reposo en la posición adecuada, no obstante, refiere la OMS, que tan sólo el 30% de los niños afectados, reciben los fármacos requeridos.

Lactancia desde pequeños

El comenzar desde temprano lactancia materna, la vacunación desde los dos meses de edad, una buena alimentación y cuidados, y estar alertas ante las condiciones de desarrollo del bebé, son aspectos fundamentales en el tratamiento y prevención de enfermedades infecciosas como la neumonía.

Por tal motivo, el pediatra y puericultor, Dr. Arias Gómez, refuerza el que desde el primer día de vida, el recién nacido se alimente con la leche materna, la cual posee todas las vitaminas necesarias para el refuerzo del sistema inmunológico del niño.

De igual forma, recomienda incrementar los cuidados y chequeos al momento del ingreso al preescolar o guarderías, pues “es en esta fase en la que se observa mayor propensión a enfermedades de tipo virales e infecciosas”, concluyó el médico.

Autor:  Bitácora Médica

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA