Home | Bitácora del día | ¿Cómo funciona el sistema de recompensa del cerebro?

¿Cómo funciona el sistema de recompensa del cerebro?

Con la evolución, el hombre ha aprendido a estimular el circuito del placer no solo para sobrevivir sino para procurarse otros tipos de placer más sofisticados pero que a su vez pueden ser más riesgosos, peligrosos o dañinos

Para sobrevivir en su evolución, el ser humano ha desarrollado mecanismos cada vez más efectivos, sofisticados y vinculados a las características cambiantes del medio ambiente. Y el cerebro es el órgano encargado de desarrollar los mecanismos de supervivencia y adaptación al medio ambiente. Para ello cuenta con un sistema denominado “sistema de recompensa” que responde a las gratificaciones naturales de supervivencia básica como comida, agua y sexo para mantenerse vivo.

Antes se pensaba que el hambre y la sed -que son estados de vacío o necesidad-  eran los motivadores de la conducta de búsqueda de satisfacción de las necesidades básicas.

Se creía que estos estados eran capaces de motivar la conducta en un modelo simple de estímulo-respuesta donde la necesidad insatisfecha era saciada y con ello se reforzaba la conducta de búsqueda.

Hoy en día sabemos que la motivación a la acción ocurre más que por vacío, por recompensa, y que esa recompensa que se produce el saciar la necesidad (beber o comer)  crea la motivación de actuar.

Por eso es posible comer por el puro placer de hacerlo, sin que exista sensación de hambre. La sola presencia en la mente de una imagen de un alimento delicioso (recompensa) puede producir la necesidad de comer sin que haya aparecido el hambre (vacío) primero.

Este mecanismo cerebral de supervivencia centrado en el  placer (porque es placer o recompensa lo que se siente al satisfacer una necesidad) se denomina “circuito de recompensa”. Estos circuitos están localizados en zonas específicas del cerebro conectadas entre sí y se conoce como circuito del placer estudiado muy exhaustivamente en el presente.

Con la evolución, el hombre ha aprendido a estimular el circuito del placer no solo para sobrevivir sino para procurarse otros tipos de placeres más sofisticados pero que a su vez  pueden ser más riesgosos, peligrosos o dañinos. Por ejemplo, comer  ha evolucionado positivamente de ser una conducta que solo busca la supervivencia para convertirse en una conducta cada vez más elaborada. No solo se come para alimentarse, sino por el placer de ingerir un plato delicioso.

Así el ser humano como ha buscado formas positivas de obtener placer, pero también las ha encontrado negativas. Por ejemplo, en su insaciable búsqueda de placer, se dio cuenta que era posible estimular insaciablemente estos circuitos del placer con sustancias como el cigarrillo, el alcohol, la marihuana, la cocaína, etc.

Esta tendencia  hedonista de buscar placer solo por el placer mismo sin limitaciones o prudencia y no para sobrevivir u obtener placer sano, ha logrado  alterar los mecanismos naturales de supervivencia dando lugar a las adicciones que más que vida lo que producen es destrucción.

correo: [email protected]

Acerca de Pedro Delgado, psiquiatra

Médico graduado en la Universidad Central de Venezuela (UCV, 1971) con postgrado en Psiquiatría de la misma universidad. Se desempeñó como Profesor de la Facultad de Medicina en la Cátedra de Psiquiatría del Hospital Universitario de Caracas de la UCV, por 29 años donde realizó labores de docencia e investigación en el pregrado de Medicina y el Postgrado de Psiquiatría. Coordinó el Postgrado de Psiquiatría del Hospital Universitario de Caracas durante 5 años. Realizó un Fellowship en Abuso de Sustancias en Johns Hopkins University. Fue Profesor invitado del Departamento de Psicología en la Universidad de Evansville, Indiana en EEUU. En 2001 recibió el Premio de Medicina "Luis Razzetti" de la Federación Médica Venezolana en conjunto con varios autores por la publicación de un libro sobre educación psiquiátrica para médicos. Ha trabajado en la consulta privada (como psiquiatra) durante 38 años. Es, además, Presidente de Fundación Humana, una organización sin fines de lucro que se dedica a desarrollar programas de tratamiento y prevención en salud mental y dirige la unidad de Trastornos Adictivos de la Fundación.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA