Home | Sin categoría | Yo, Robot

Yo, Robot

El año pasado Singularity University realizó un torneo para seleccionar a los próximos pasantes de su llamada Fuerza de Ataque ­­–Strike Force–. La ganaron Max Goldberg y Claire Adair, uniéndose al programa Abundance 360 ​​como corresponsales especiales. Desde Arturito, el androide de la Guerra de las galaxias, hasta el Comandante Data, el de la serie Star Trek, los robots han actuado por décadas en cine y televisión. Gracias a la combinación de la Ciencia de los Materiales, con la inteligencia artificial, los sensores, controles remotos e infotecnología celular,  se  llegó al borde una revolución robótica. En el último A360, Singularity University invitó a Dean Kamen, legendario inventor, empresario y fundador de First Robotics, para anticipar cómo la robótica se unirá a otras tecnologías exponenciales para lograr nuevos avances.

Los trabajos que nadie quiere

Los robots se emplean hoy en trabajos rutinarios, sucios o peligrosos. Pero a medida que mejoran las baterías y los sensores, surgen robots más complejos y capaces haciendo de todo, desde la cirugía precisa al cuidado de los ancianos. Sin embargo, la robótica influirá en mucho más campos que en la salud. Pronto los anteojos virtuales y los trajes sensoriales permitirán operar de forma remota avatares, transmitiendo las habilidades y conciencia del operador a lugares distantes. Cuando dispongamos de dispositivos más confiables y eficientes, que funcionen en tiempo real, descartaremos los interfaces que hoy nos conectan con los robots a través de sistemas informáticos mal adaptados o destinados a otras aplicaciones­–: aseguró Kamen en A360. Estas innovaciones convertirán a los robots en verdaderas extensiones de sus usuarios para interactuar en todo el mundo. Si hoy admiramos la eficiencia del automóvil que se auto conduce ¿qué será poder proyectarnos a cualquier rincón del planeta con un movimiento prácticamente imperceptible… eso es un salto más que exponencial.

Un futuro más cercano de lo que Ud. cree

En marzo de 2018,  Kamen y el equipo de XPRIZE anunciaron el lanzamiento del ANA Avatar XPRIZE, un premio de US$ 10 millones, destinado a grupos de innovadores emergentes para diseñar sistemas robóticos de propósitos múltiples a ser implementados en los avatares. Este premio será entregado a los ganadores el 1° de octubre de 2021, al final de las jornadas de competencia de XPRIZE del 2020. Los expertos predicen que la fusión de la Ciencia de los Materiales, la realidad virtual y las infotecnologías de avanzada revolucionarán a los auriculares y visores individuales que hoy se emplean, por ejemplo, para seguir a los vídeos y audios multidimensionales desde las computadoras:

  1. La  resolución visual se incrementará de 500 a más de 3 mil píxeles.
  2. Las superficies actuales pasaran de milímetros a nanómetros de grosor, gracias a materiales revolucionarios como el grafeno.
  3. La memoria se decuplicará, y permitirá guardar archivos gráficos de gran peso.
  4. Se incorporarán  procesadores y tarjetas gráficas de menor tamaño y mucho más eficaces.
  5. Las baterías sufrirán incrementos energéticos fenomenales para poder alimentar a los requerimientos de los robots.

¡Una pareja que satisface todas sus fantasías… y no se enrolla!

Estas últimas modificaciones en la capacidad de almacenaje de las baterías son esenciales para los avatares, pues éstos operan en vivo y a control remoto. Los dispositivos deberán estar provistos de máxima potencia para recibir datos por vía inalámbrica y cotejarlos con la información del entorno, calculando y desempeñándose sobre la marcha durante varias horas. Las materias primas de mayor calidad y el desarrollo en procesos como la impresión tridimensional lograrán mejorar la apariencia de los robots a mediano y largo plazo, haciendo que se vean, se sientan y  muevan cada vez más como criaturas humanas.

Lo cual lleva a plantear la fantasía de la pareja perfecta: una o un robot que complazca todas las fantasías sexuales y sentimentales de su compañero o compañera sin enrollarse. ¿Será posible? Pues, al parecer, sí. Habrá un punto de inflexión donde los avatares superarán incluso el rendimiento de los sistemas biológicos del hombre:

  • Percibirán y transmitirán el audio con mayor nitidez y en un rango más amplio de frecuencias.
  • Traducirán automáticamente.
  • Verán y reproducirán imágenes más nítidas.
  • Sus músculos funcionarán por más tiempo, con mayor rapidez y les permitirán avanzar, trepar y saltar más lejos.

El sospechoso podrá estar en dos lugares a la vez

Al trabajar con diferentes avatares, se podrá, por ejemplo, controlar la calidad de planta de ensamblaje automotriz en Detroit, jugar al póker en una mesa de Shanghái y tocar en un concierto en el Carnegie Hall… ¡todo en un mismo día, y hasta de manera simultánea! 

¿Qué pasará cuando usted y sus pensamientos puedan interactuar en cualquier parte del mundo interactúen con las ideas de los demás, sin tener que trasladar su torpe cuerpo y recursos físicos a estos lugares?–: Les preguntó Kamen a los miembros del A360. Uno de los elementos que tipifican a varios delitos, entre ellos el de homicidio, es el imperativo que el indiciado haya estado presente en el lugar donde fue cometido el crimen. ¿Qué sucederá con el si alguien envía a su avatar a eliminar a un enemigo?

El jinete sin cabeza

El transporte actual está lleno improductividad: un 15% atribuible a los motores de combustión interna, un tiempo incalculable en las colas, el tener que desplazarse para reuniones de negocios fuera del hábitat de cada quien. Pero una clase de robots, no tan terroríficos como El jinete sin cabeza, pero sí muy parecidos, los vehículos autónomos, convertirán a los limitantes en híper­–eficaces. Decenas de marcas de automotores están experimentando o desarrollando vehículos autónomos,  para su lanzamiento entre el 2020 y el 2025. Tesla se impuso como meta la manufactura de 450 mil vehículos eléctricos modelo 3 para el 2020, cada uno con el hardware necesario para funcionar de manera totalmente autónoma. Uber ya planifica adquirir los suyos.

¿Cuáles son las implicaciones de los vehículos autónomos?

Como las describió en el A360 Ramez Naam, Gerente de Desarrollo Energético en Singularity University–: Uber es exitoso por muchas razones. Una de ellas es que cuesta aproximadamente la mitad por milla que un taxi. Si se hace de manera autónoma, se vuelve a reducir el costo a la mitad: de un dólar por milla a 50 centavos. Si se comparte la carrera entre dos pasajeros, baja a 25 centavos. Si el vehículo es eléctrico, se vuelve a ahorrar. Aunque los vehículos eléctricos cuestan un poco más que los convencionales, aún hoy son más baratos de operar por su menor costo en mantenimiento y energía… Pronto todos los taxis y Ubers serán eléctricos.

Los precios de la batería de iones de litio han disminuido cinco veces en los últimos ocho años a menos de US $ 200 por Kv/hora. En los próximos cinco años, caerán a menos de US $ 100 por Kv/hora. Una economía de intercambio de vehículos autónomos requiere una gran cantidad de sensores de bajo costo: LiDAR, radar, ultrasonidos, cámaras de rango dinámico alto. Hace una década, los sistemas LiDAR de Google estaban en el orden de los US$ 75 mil. Hoy cuestan menos de US$ 1,000. Dentro de los próximos 10 años, se prevé que no llegarán a US $ 10. Los avances de los sensores, habilitados por la Ciencia de los Materiales y el procesamiento de señales, brindan a los vehículos autónomos una percepción sobrehumana y capacidades operativas.

Una humanidad para la humildad

Las tecnologías exponenciales no se desarrollan de manera abstracta. Al rastrear cómo se combinan, los emprendedores perspicaces pueden identificar oportunidades que, para las grandes empresas, podrían convertirse disrupciones Y para el resto de la humanidad, más temprano que tarde habrá robots en cada instante de sus vidas, en sus dormitorios, salas de conferencias, autopistas, quirófanos y aviones. A medida que estos robots liberan a los humanos para el trabajo de alto nivel, ¿en qué se enfocarán? ¿Qué problemas elegirán resolver? Es presumible que la Revolución de la Infotecnología vaya aparejada de una nueva era de la abundancia, donde los bienes no se derrochen como los de la cornucopia. Una era donde la gente avanzará espiritualmente, y abandonará la preeminencia del verbo tener por la del ser, del controlar por compartir, del recibir por dar, del competir por evolucionar.

Es posible que las nuevas generaciones entiendan la necesidad imperiosa que tienen sus hijos de que se dedique a ellos a tiempo completo mientras crecen, y por eso la población global se estabilice. Es previsible que así se vaya formando una nueva humanidad, muy alejada de las caricaturas grotescas sobre el hombre nuevo de Friedrich Nietzsche  y el Che Guevara. Y que se puedan entender las verdades reveladas en sus  significados reales, no como ideologías que incitan a la confrontación, la muerte y la pestilencia. Y que las máquinas que ayuden a crecer al hombre se describan con orgullo como–: ¡Yo, robot…!

Fuente: Luis García

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA