Home | Bitácora del día | Una medicina grata al paladar: el chocolate

Una medicina grata al paladar: el chocolate

La reputación del cacao venezolano –base del chocolate-  se remonta a los tiempos de la colonia y no en vano se utilizó el término de “gran cacao” para designar a los ricos terratenientes que basaron sus fortunas en el cultivo y exportación del fruto (y algunos llegaron a comprar sus títulos nobiliarios con esos ingresos), de modo que existe una larga tradición de considerar al cacao venezolano como “el mejor del mundo”.

En fecha tan reciente como julio de 2011 BBC Mundo en un artículo titulado “El mejor cacao del mundo teme el control estatal” afirmaba: “Los granos de cacao criollo o nativo de Venezuela son buscados por los chocolateros de todo el mundo por su falta de amargura y su sabor … Produce una prima de hasta US$ 1.000 por tonelada por encima del precio promedio del mercado … Los aficionados dicen que contiene toques de almendra, caramelo y azúcar moreno.”

Tal vez el país donde más se aprecia esa calidad aromática única del cacao venezolano (especialmente la variedad porcelana y el procedente de Chuao) sea Francia donde los grandes productores de chocolate (liderados por Valrhona) observan la regla de oro para obtener el producto final favorecido por sus clientes, que no es otra que incorporar un porcentaje de cacao venezolano a sus bombones, de allí que se tomen el trabajo de buscarlo con interés y pagar por él la prima ya mencionada, para mezclarlo en proporciones siempre minoritarias con el cacao amargo y más barato procedente de África (especialmente de la Costa de Marfil).

Por ello no me llamó la atención, cuando estando al frente de la representación diplomática de Venezuela en Francia en 1997, fui contactado por la Sra. Sylvie Douce para jugar un papel protagónico en la inauguración del primer “Salon du chocolat”  (creado por su iniciativa junto a François Jeantet) en París, que desde entonces se ha convertido en un evento importante en todo lo relativo a la comercialización del producto.

Aunque recuerdo muy bien la importancia que le atribuía a su buena salud y longevidad ese gran médico venezolano que fue el Dr. Enrique Tejera (creador del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social en 1936), no imaginaba en ese entonces que la investigación científica pudiese probar con certeza la importancia del chocolate en el mantenimiento de la salud.

Sin embargo, una serie de trabajos recientes bien estructurados revelan una buena noticia para los amantes del chocolate, ya que los productos derivados del cacao tienen efectos antioxidantes y anti-inflamatorios en las enfermedades cardíacas.  El análisis realizado por científicos de la Universidad de Cambridge (sobre siete estudios comprendiendo una población de 114.000 participantes)  pone de manifiesto el efecto beneficioso de la ingesta de niveles apropiados de chocolate, estimados en un 37% en la reducción de enfermedades cardiovasculares, 31%  en la reducción de diabetes y 29% en la reducción de accidentes cerebrovasculares.

Hay que tomar en cuenta que la mayor parte de los chocolates que se consumen popularmente contienen altos niveles de grasa y azúcar, que contribuyen a la ganancia de peso, hipertensión arterial y diabetes, de allí la preferencia por aquellos chocolates oscuros (con menos leche) que contienen 70% de cacao.

El estudio más reciente de un equipo médico australiano (BMJ, mayo 2012) demuestra el efecto beneficioso del chocolate oscuro (100 g diarios)  para disminuir la presión arterial y el colesterol y así prevenir, a bajo costo, las enfermedades cardiovasculares (sobre todo en la población más proclive, que sufre del llamado síndrome metabólico).

Vaya, que a fin de cuentas, podemos obtener beneficios para la salud con algo tan delicioso como es el buen chocolate.

Acerca de Francisco Kerdel Vegas, dermatólogo

Médico dermatólogo. Embajador y académico recibió Premio Martín Vegas de la Sociedad Venezolana de Dermatología. Individuo de Número de la Academia de Ciencias Físicas y Matemáticas de Venezuela (Sillón XIII, 1971). Doctor en Ciencias Médicas de la UCV. Vicerrector Académico (fundador) de la Universidad Simón Bolívar. Fue elegido directamente Individuo de Número de la Academia Nacional de Medicina Sillón XXIV en 1967, incorporado por su trabajo "Autorradiografía en Dermatología".
Venezuela Colombia USA
...