Home | Bitácora del día | Un mensaje para los tomadores frecuentes de café

Un mensaje para los tomadores frecuentes de café

La cafeína en bajas dosis parece no representar riesgos para la salud, pero en dosis de seis tazas o más puede afectar la conciliación del sueño (insomnio) más aún si se toma después de las cuatro de la tarde Por Pedro Delgado

El café contiene cafeína, que es una xantina, sustancia que produce bloqueo de la acción de un neurotransmisor del cerebro denominado adenosina que al inhibirse acelera el corazón, produce estado de alerta y a veces intranquilidad. Actúa como estimulante del sistema nervioso.

El efecto de la cafeína sobre el organismo no es inmediato, dura de cuatro a siete horas y desaparece por el metabolismo de la cafeína en el hígado. Los fumadores tienden a eliminar la cafeína rápidamente, por tanto suelen tomar más tazas.

El café, por su efecto estimulante en las neuronas, es capaz  de mejorar el estado de alerta, vigilancia y atención. Este efecto se produce sobre todo en personas que están aburridas o adormecidas: favorece su desempeño en tareas simples (de allí que muchas personas la utilicen para “despertarse”).

Sin embargo, cuando se trata de tareas complejas que requieren coordinación motora (que los músculos funcionen con agilidad), o no produce mejoría o inclusive puede deteriorar el rendimiento.

La cafeína en bajas dosis (tres o menos tacitas al día) parece no representar riesgos para la salud, pero en dosis de seis tazas o más  puede  afectar la conciliación del sueño (insomnio) más aún si se toma después de las cuatro de la tarde.

Su exceso por otra parte supone riesgos cardiovasculares de hipertensión o infarto sobre todo en fumadores sedentarios que no se ejercitan y con hábitos alimenticios inadecuados. Además, aumenta el riesgo de osteoporosis (y por tanto riesgo de fracturas) en la tercera edad porque elimina el calcio del cuerpo e impide su absorción.

Un hallazgo curioso aún no concluyente (producto de una investigación), sugiere que las mujeres que toman exceso de café pueden presentar infertilidad, y si logran salir embarazadas sus bebés pueden experimentar bajo peso con el riesgo de pérdida de vida en el primer trimestre por esa y otras causas.

Frente a estas asociaciones, es recomendable eliminar o disminuir al mínimo la ingesta de café durante el embarazo.  Además, los bebés no tienen la enzima que metaboliza la cafeína, de modo que el efecto de esta sustancia que pasa por la leche de la madre que amamanta es mayor, no conociéndose hasta ahora sus posibles consecuencias en el recién nacido.

Otro efecto de la cafeína es que aumenta el riesgo de ocurrencia de ataques de pánico, por esa razón no es recomendable su ingesta en pacientes con Trastorno de Pánico o de Ansiedad.

El café puede generar adicción y su eliminación súbita produce síntomas de abstinencia como dolor de cabeza, mareos, dolores musculares y síntomas parecidos a la gripe.

La intoxicación aguda con cafeína puede ocurrir cuando una persona se toma diez o más tazas en corto tiempo (eso ocurre a veces sin darse cuenta) y los síntomas se caracterizan por nerviosismo, intranquilidad o agitación, taquicardia, arritmias, aumento de la movilidad intestinal, nauseas y dolores musculares.

El café, en definitiva, poquito puede ser sabroso, pero mucho, enferma. La moderación es clave.

@fundacionhumana

Acerca de Pedro Delgado, psiquiatra

Médico graduado en la Universidad Central de Venezuela (UCV, 1971) con postgrado en Psiquiatría de la misma universidad. Se desempeñó como Profesor de la Facultad de Medicina en la Cátedra de Psiquiatría del Hospital Universitario de Caracas de la UCV, por 29 años donde realizó labores de docencia e investigación en el pregrado de Medicina y el Postgrado de Psiquiatría. Coordinó el Postgrado de Psiquiatría del Hospital Universitario de Caracas durante 5 años. Realizó un Fellowship en Abuso de Sustancias en Johns Hopkins University. Fue Profesor invitado del Departamento de Psicología en la Universidad de Evansville, Indiana en EEUU. En 2001 recibió el Premio de Medicina "Luis Razzetti" de la Federación Médica Venezolana en conjunto con varios autores por la publicación de un libro sobre educación psiquiátrica para médicos. Ha trabajado en la consulta privada (como psiquiatra) durante 38 años. Es, además, Presidente de Fundación Humana, una organización sin fines de lucro que se dedica a desarrollar programas de tratamiento y prevención en salud mental y dirige la unidad de Trastornos Adictivos de la Fundación.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA