Home | Especialidades médicas | Toxoplasmosis, un peligro para las embarazadas

Toxoplasmosis, un peligro para las embarazadas

toxoplasmosis

El parásito toxoplasma se encuentra generalmente en las carnes de res crudas o mal cocinadas, frutas y verduras sin lavar, en el polvo y en las heces del gato.

Las embarazadas que contraen por primera vez la toxoplasmosis tienen un 40% de probabilidades de transmitirla al bebé, lo cual puede ser muy nocivo para él.

De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) solo el 15% de las mujeres en edad fértil son inmunes de contagiarse de toxoplasmosis.

Si una embaraza contrae esta enfermedad durante el primer trimestre, el riesgo de infectar al feto es de aproximadamente el 15%, sin embargo, estas probabilidades aumentan si se contagia en el segundo trimestres (30%) y un 60% durante el tercero.

Generalmente la toxoplasmosis es difícil de detectar, ya que solo el 10% de las infectadas presentan los síntomas (inflamación de glándulas, fiebre, dolor de cabeza, cuello rígido o dolores musculares). Es por ello que muchas ignoran haber sufrido la enfermedad, por eso se tiene que realizar exámenes médicos para comprobar de la existencia de anticuerpos antes de quedar en cinta, en especial si tienes por mascota un gato.

Los gatos son uno de los grandes portadores de este parásito, sin embargo, esto no quiere decir que te tengas que deshacer de él al quedar embarazada. Estas mascotas se llegan a infectar con toxoplasmosis al ingerir presas infectadas, carne mal cocida, leche no pasteurizada o agua contaminada.

Al quedar infectados los parásitos crean ooquistes en la barriga del felino, y el animal llega a evacuar millones de ellos diariamente durante 3 semanas. Los ooquistes no se pueden ver, y pueden habitar en la tierra, caja de arena del gato o arena por 18 meses.

Para evitar la infección de esta enfermedad si tienes un gato tienes que seguir los siguientes consejos:

  • No limpies la caja de arena del felino si estás embarazada, así reduces los riesgos de infección. Si estás sola tendrás que utilizar guantes desechables y una mascarilla, y después lavarte muy bien las manos.
  • Alimenta a tu mascota con comida especial para evitar que se contagie durante su embarazo. Procura dale alimentos bien cocidos y agua limpia.
  • No permitas que tu felino salga a la calle, de esta forma no podrá cazar presas infectadas.
  • Evita que tu gato se suba en la encimera de la cocina o donde comes regularmente.
  • Lávate las manos después de tocar a tu gato, en especial si vas a comer.

Fuente: emedemujer.com

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.
Venezuela Colombia USA
...