Home | Tag Archives: “obesidad” (page 3)

Tag Archives: “obesidad”

Existe un número creciente de pacientes pediátricos con hipertensión

Desde hace poco tiempo los pediatras están tomando conciencia de que hay niños y adolescentes vulnerables a la hipertensión arterial: existe un número creciente de pacientes pediátricos que son diagnosticados con esta enfermedad cada año. Por muchos tiempo el tema de la hipertensión infantil no estuvo en la agenda de los congresos científicos de pediatría, ni como tema de conferencias, cuando el número de casos aumenta cada vez más, aunque su prevalencia es mucho menor que en los adultos. El tipo de hipertensión infantil difiere según la edad: en la primera infancia es secundaria (a otras patologías) y en la segunda y en la adolescencia, es primaria (idiopática). Existen evidencias con respecto a la hipertensión infantil: 1) La tensión arterial elevada es muy dependiente de la edad, y es casi inexistente en los niños menores de 7 años. 2) Las niñas sufren de hipertensión con mucha menos frecuencia que los varones jóvenes, independientemente de la edad. 3) El peso y la tensión arterial se correlacionan positivamente, la obesidad y el sobrepeso condicionan la aparición de la hipertensión, tal como sucede con los adultos. Aunque la hipertensión infantil difiere según la zona geográfica y la etnia, los principales factores condicionantes son el sobrepeso ...

Ampliar »

En rigor, ¿qué significa ser sedentario?

Al sedentarismo se puede definir como “una forma de vida con poco movimiento”. Este estado es la consecuencia de un conjunto de hábitos y costumbres que han ido conformando una cultura del “hombre quieto”, que expresa un estilo de vida arraigado en una sociedad, que no advierte el riesgo que significa para la salud, sin distinción de género, edad, situación geográfica,  clase social, nivel educativo o cultural. La actividad física y el deporte, junto con los hábitos higiénicos y alimentarios, son herramientas claves para combatir la vida sedentaria y además es una forma inteligente de utilizar las horas de ocio o el tiempo libre. El sedentarismo provoca disfunciones orgánicas y disminuye la capacidad de adaptación a las actividades de la que demanda el diario vivir, perdiéndose así la aptitud para cumplir funciones más allá de los movimientos rutinarios. Además, al llevar una vida sedentaria se va produciendo un verdadero deterioro en la aptitud neurológica, en el rendimiento psíquico y en el comportamiento social. El sedentario, con el tiempo, va teniendo menor respuesta y menor capacidad de reacción ante los estímulos, lo que está íntimamente relacionado con la velocidad: a medida que pasa el tiempo la actitud global es más lenta ...

Ampliar »

La edad como factor pronóstico de la obesidad

El comienzo precoz de la obesidad (durante la infancia) es un factor de mal pronóstico. Como precisan varios organismos mundiales de salud, la prevalencia de la obesidad ha aumentado en los niños y adolescentes, una realidad que puede perdurar a lo largo de la vida en un alto porcentaje de los casos. Por eso, la importancia de la prevención como medida terapéutica eficaz. El ritmo de vida de muchos niños y las formas de educación de algunos padres favorecen los hábitos irregulares de alimentación desde temprana edad. Otro problema que presenta esta enfermedad es la dificultad del diagnóstico en edades tempranas: no existe un consenso internacional sobre parámetros para diagnosticar la obesidad infantil. A los niños se les considera obesos cuando sobrepasan en un 20% el peso correspondiente a la edad y a la talla. El curso clínico de la obesidad suele ser de tipo crónico, con tendencia a la ganancia continuada de peso cuando el individuo no se trata. La obesidad crónica es un factor de riesgo altamente significativo para sufrir enfermedades y para que surjan complicaciones de tipo emocional derivados del rechazo social que sufre el paciente y los sentimientos de inferioridad, e incluso de invalidez, que experimenta ...

Ampliar »

Embarazo, peso y dieta

En los últimos años se ha generado un creciente interés sobre los efectos que tiene el estado nutricional materno en el producto de la gestación y en el desarrollo infantil. Este interés –naturalmente- tiene sus fundamentos. Ya en otras ocasiones hemos señalado que la desnutrición materna (tanto pre-gestacional como durante la gestación) tiene graves consecuencias para el recién nacido por la elevada incidencia de bajo peso al nacer, retardo o detención del crecimiento y riesgo psicomotor posterior. Y la obesidad materna antes y durante el embarazo se relaciona con el desarrollo de diabetes y alteraciones endocrinas en el recién nacido. Con respecto al seguimiento en la ganancia de peso durante el embarazo se han establecido rangos desiguales de acuerdo al estado nutricional pre-gestacional de la madre, o del estado nutricional al momento de la evaluación. Si antes del embarazo la madre era normopesada, es decir, tenía un Índice de Masa Corporal (IMC)  entre 19.8 y 25 Kg/m2, la ganancia total durante los nueve meses debería ser entre 11.5 y 16 kilos, con una ganancia promedio durante el primer trimestre de 2 Kilos, y de 5 a 7 kilos durante el segundo y tercer trimestre respectivamente. Especial interés debemos tener en ...

Ampliar »
Venezuela Colombia USA
...