Home | Bitácora del día | Reflexiones sobre cáncer de próstata

Reflexiones sobre cáncer de próstata

No existe la menor duda de la revolución mundial del Antígeno Prostático Específico (PSA) que causó su descubrimiento, convirtiéndose en uno de los mejores marcadores tumorales que podía tener a la mano un médico. Pero como todo en la vida se comenzó a utilizar más de la cuenta y sin un criterio uniformizado / Por Julio Potenziani

En numerosos casos en la vida de un médico urólogo, sucede escuchar una y otra vez, opiniones no apropiadas para un paciente afectado, de cáncer de próstata. Sucede en Venezuela, sucede en todo el mundo.

Es por eso que escribo ésta breve comunicación dirigida en cierta manera a todos aquellos médicos que pudieran necesitarla, para cumplir con una función de comunicación en las experiencias de más de treinta años -que por estudio de autores médicos que a la postre serían considerados íconos por dichas publicaciones, por estar en su debido momento con las personas correctas y haber tenido además la suerte y la consistencia de perseverar en conceptos que se develarían como los correcto en las principales escuelas urológicas-oncológicas prostáticas de los mejores centros del mundo-  es que creo que pudiera ser de gran utilidad.

Determinación del Antígeno Prostático Específico (PSA)

No existe la menor duda de la revolución mundial que causó su descubrimiento, convirtiéndose en uno de los mejores marcadores tumorales que podía tener a la mano un médico. Pero como todo en la vida se comenzó a utilizar más de la cuenta y sin un criterio uniformizado. Y con base a su utilización se crearon modelos de decisión que llevaban al paciente casi inexorablemente a la práctica de biopsias prostáticas sistemáticas y con base al posible hallazgo de cáncer de próstata histológico se llevaba también casi inexorablemente a cirugía prostática radical.

Como podernos olvidar de las cartas entre los doctores urólogos de fama mundial Patrick Walsh del John Hopkins Hospital de Baltimore y Thomas Stamey de Palo Alto en la Universidad de Stanford en California, dos instituciones de gran prestigio y trascendencia en el mundo científico urológico en los años ochenta, donde el primero hacía una defensa a ultranza de la agresividad del enfoque quirúrgico radical y el segundo abogaba por una mayor racionalidad en el enfoque, porque veía que se estaba operando más de lo que era necesario. Es decir se operaban casos no localizados de cáncer de próstata y con ello se garantizaba una recaída bioquímica del caso clínico, con todas sus consecuencias en pronóstico en el paciente.

Al final de todos estos años, me inclino a creer que Stamey tenía razón. Son muchos los casos que se operaron, operan y operarán sin estar plenamente justificados, desde el punto de vista de no la no certeza de que fuera en realidad un cáncer prostático localizado.

________________

Reproducción parcial del trabajo Reflexiones sobre cáncer de próstata, de Julio Potenziani, urólogo y miembro de la Academia Nacional de Medicina, publicado en el boletín de la Academia Nacional de Medicina de Venezuela. Para lectura completa pulse aquí

________________

Acerca de Julio Potenziani, urólogo

Cirujano-Urólogo con subespecialidad de cáncer urológico, incontinencia urinaria femenina, enfermedades prostáticas, enfermedades neuro-urológicas, deficiencia androgénica del hombre maduro y temas históricos de la medicina. Miembro de diferentes sociedades urológicas nacionales e internacionales, tales como: Sociedad Venezolana de Urología, American Urological Association (AUA), European Assiciation of Urology, Confederación Americana de Urología Internacional, Society of Sexual Medicine, Sociedad Médica del Centro Médico de Caracas, de la ISSM (International Society for Sexual Medicine), Sociedad Venezolana de Historia de la Medicina, Academia Nacional de Medicina de Venezuela, Oficina de historia de la Confederación Americana de Urología.

Venezuela Colombia USA
...