Home | Tecnología Médica | Realidad virtual para pacientes con ictus

Realidad virtual para pacientes con ictus

Un estudio clínico piloto explica que aquellas personas que hayan padecido un accidente cerebrovascular, ahora podrán controlar un cuerpo virtual a través de sus propios movimientos, lo que aumenta la confianza y puede ser crucial para su recuperación

ICTU REALIDAD VIRTUAL 620X340La realidad virtual podría ayudar a la rehabilitación del brazo en algunos pacientes con accidente cerebrovascular, según un estudio clínico piloto publicado en acceso abierto en el Journal of Neuro Engineering and Rehabilitation.

Los investigadores han puesto de manifiesto que utilizar dicha técnica aumenta la confianza en el uso de su brazo paralizado y que ello puede ser crucial en su recuperación.

La Agencia de Noticas Científicas Sinc, en un artículo publicado explicó que los pacientes con ictus y hemiparesia –que reduce la fuerza muscular en un lado del cuerpo– a menudo infrautilizan sus extremidades afectadas, a pesar de que aún mantienen algo de su función motora.

Con el uso de la extremidad sana el paciente puede mejorar inmediatamente en sus actividades diarias, pero un largo periodo de no utilización de la extremidad parética afectada (aquella que tuvo la pérdida de la parte de la motricidad de uno o varios músculos) puede conducir a un mayor desuso de su función. Este ‘no uso aprendido’ es un efecto bien conocido en pacientes con accidente cerebrovascular y se ha asociado con una reducción de la calidad de vida.

SOBRE EL ESTUDIO

En un estudio piloto en que participaron 20 pacientes con diagnóstico de accidente cerebrovascular hemiparético (cuando un lado del cuerpo está realmente paralizado) se ha evaluado el efecto de un sistema de rehabilitación, Rehabilitation Gaming System (RGS), equipado con un sensor de Microsoft Kinect. El sistema RGS permite a los usuarios controlar un cuerpo virtual a través de sus propios movimientos vistos desde una perspectiva en primera persona en una pantalla de ordenador, a través de la cual se realizan las tareas en un mundo virtual.

La primera autora del estudio, Belén Rubio, miembro del Grupo de Investigación en Sistemas Sintéticos Perceptivos, Emotivos y Cognitivos (SPECS) de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, que dirige Paul Verschure, investigador ICREA del departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) de la UPF, explica que se requiere “el diseño de nuevas estrategias de rehabilitación que promuevan el uso de la extremidad afectada en el desempeño de las actividades diarias”.

“A menudo descuidamos la notable contribución de los estados emocionales y psicológicos del paciente en su recuperación y esto incluye su confianza”, añade. En el experimento, en varios bloques de ensayos, se solicitó a los participantes con diagnóstico de accidente cerebrovascular hemiparético que alcanzaran objetos que aparecían en un entorno virtual.

En algunos de estos ensayos, los investigadores introdujeron una mejora en el movimiento de la representación virtual de la extremidad parética, haciendo que el movimiento pareciera más rápido, más preciso y que el objeto en la pantalla fuera más fácil de alcanzar. Sin que los participantes lo supieran, estas manipulaciones se presentaron y se omitieron de manera gradual, con lo que se pudo registrar el rendimiento de los participantes, con y sin mejora, con especial atención al uso de la extremidad parética.

Como afirma Rubio: “Después de la mejora del movimiento de la representación virtual, los pacientes comenzaron a utilizar sus extremidad parética con más frecuencia. Esto sugiere que el cambio de las creencias de los pacientes sobre sus capacidades, mejora de forma significativa el uso de esa extremidad. Sorprendentemente, diez minutos de mejora fueron suficientes para inducir cambios significativos en la frecuencia de uso espontáneo de la extremidad afectada”.

TRABAJAR CON LA EXTREMIDAD AFECTADA

Algunas terapias de rehabilitación de este tipo de pacientes, por ejemplo la terapia de movimiento inducido por restricción del lado sano, fuerzan al paciente a utilizar la extremidad afectada y con ello restringen el movimiento de la extremidad sana. Este estudio propone un enfoque alternativo basado en la confianza del paciente en el uso del brazo parético.

“Esta terapia podría crear un círculo virtuoso de recuperación en el que la retroalimentación positiva, el uso espontáneo del brazo y el rendimiento motor se reforzaran mutuamente, de manera que se lograra involucrar a los pacientes en este ciclo continuo de uso espontáneo del brazo, formación y aprendizaje para producir un impacto notable en su proceso de recuperación”, comenta la investigadora.

Finalmente, los autores del estudio sostienen que esta investigación “es una de los muchas en que el sistema RGS ha sido validado en los últimos diez años. Hay pruebas abrumadoras que RGS (que se comercializa a través de Eodyne, una empresa spin-off surgida de la investigación del grupo SPECS) tiene un impacto significativo en la recuperación de la funcionalidad, tanto en pacientes agudos como en crónicos, y que actualmente se está empleando a diario en numerosos hospitales y centros de tratamiento españoles”.

BITÁCORA MÉDICAArticulo de la Agencia de Noticias Científicas Sinc, para leerlo completo pulse aquí

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.
Venezuela Colombia USA
...