Home | Especialidades médicas | Otros | Inmunología | Nuevos esquemas de vacunación contra la polio

Nuevos esquemas de vacunación contra la polio

Un estudio ayuda a determinar las dosis que los países podrían emplear para ir reemplazando la vacuna oral contra esta enfermedad. Los especialistas señalan que en abril de 2016 deberá retirarse el polivirus tipo 2

vacuna polio 620x340El primer estudio que compara la eficacia de los esquemas de vacunación anti poliomielitis que combinan dosis inyectables y orales, mostró que estos son eficaces para avanzar hacia la erradicación de los poliovirus salvajes y derivados de la vacuna, meta fijada para 2018 por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para lograr la erradicación, el plan propone retirar gradualmente la vacuna antipoliomielítica oral (OPV, en inglés), hasta llegar a 2020 inoculando las tres dosis y el refuerzo con vacuna antipoliomielítica inactivada inyectable (IPV).

Así se busca eliminar los casos de poliovirus circulante derivados de la vacuna y los de poliomielitis paralítica asociada con ella. Ambos son causados por mutaciones en alguno de los tres tipos de virus atenuados que emplea la vacuna oral.

Como 90 por ciento de los casos se deben al poliovirus tipo 2, en abril de 2016 deberá retirarse este componente de la vacuna oral, convirtiéndola en bivalente (bOPV). Previamente se deberá incluir al menos una dosis de IPV en los planes nacionales.

Investigadores chilenos realizan el primer estudio clínico

Estas recomendaciones llevaron a investigadores chilenos a realizar el primer estudio clínico publicado a la fecha que compara la efectividad de inocular una IPV como primera dosis seguida de bOPV o IPV, esquemas recomendados por la OMS para Latinoamérica.

Los especialistas compararon la respuesta inmune de 570 bebés vacunados a las 8, 16 y 24 semanas de vida con alguno de estos esquemas: IPV–bOPV–bOPV;  IPV–IPV–bOPV e IPV–IPV–IPV.

En un artículo publicado en The Lancet Infectious Disease (27 agosto), concluyen que el esquema con tres IPV protegió contra el tipo 2 al cien por ciento de los niños; con dos IPV al 95 y  con una al 77,4 por ciento.

“Esta última cifra es mayor de lo esperado, lo que significa que los países que, dados sus recursos y posibilidades, usen dos dosis orales después de una IPV tendrán una buena protección para sus niños”, dice Miguel O´Ryan, infectólogo de la Universidad de Chile y autor principal del estudio.

Paralelamente, observaron que una o dos dosis de bOPV confieren mejor inmunidad intestinal que usar tres IPV, lo que reduce el riesgo de diseminar el virus a terceros mediante las heces. “Esto sugiere una ventaja en mantener al menos una dosis de bOPV por un tiempo”, señala O’Ryan.

En 2014 la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica emitió sus recomendaciones para hacer la transición a cuatro dosis con IPV.

Una de sus autoras, Luiza Helena Falleiros Arlant, de la Universidad Metropolitana de Santos, Brasil, explicó a la agencia de noticias SciDev.Net que los resultados de la investigación “ya se imaginaban, por lo que sabemos de esas vacunas, pero un estudio que muestra resultados más concretos estructura y apoya la conducta de transición y ratifica lo que se debe hacer en el corto plazo”.

SOBRE LA POLIOMELITIS

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la poliomielitis es una enfermedad muy contagiosa causada por un virus que invade el sistema nervioso y puede causar parálisis en cuestión de horas. El virus se transmite de persona a persona, principalmente por vía fecal-oral o, con menos frecuencia, a través de un vehículo común, como el agua o los alimentos contaminados, y se multiplica en el intestino”

Datos de interés

La poliomielitis afecta sobre todo a los menores de 5 años

– Pese a no tener cura, esta enfermedad es prevenible. Cuando se administra varias veces, la vacuna antipoliomielítica puede conferir una protección de por vida.

– Una de cada 200 infecciones produce una parálisis irreversible (generalmente de las piernas), y un 5% a 10% de estos casos fallecen por parálisis de los músculos respiratorios.

– En 2014, la poliomielitis sigue siendo endémica solo en tres países, en comparación con los 125 países endémicos que había en 1988. Esos tres países son el Afganistán, Nigeria y el Pakistán.

– Mientras haya un solo niño infectado, los niños de todos los países corren el riesgo de contraer la poliomielitis. Si no se erradica la poliomielitis en estos últimos reductos restantes, se podrían producir hasta 200 000 nuevos casos anuales en 10 años en todo el mundo.

BITÁCORA MÉDICA – Con información de SCIDEV.NET y OMS

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.
Venezuela Colombia USA
...