Home | Áreas de salud | La siesta ¿es buena o mala para la salud?

La siesta ¿es buena o mala para la salud?

Eso depende de cuánto tiempo dediques a hacer la siesta, ya que es un ciclo natural reparador si se lo toma adecuadamente. En adultos disminuye el riesgo de infarto, en niños mejora el aprendizaje. Pero no podemos dormir lo que queramos, hay unos tiempos recomendados, sobre todo si queremos dormir bien por la noche. Después de comer, el organismo experimenta una sensación de cansancio que hace necesario que, normalmente, se tenga que tomar una pequeña siesta o se tomen bebidas energizantes para poder seguir con el mismo ritmo de actividad.

La siesta tiene lugar después de comer, y se produce porque la sangre se acaba concentrando en el estómago con motivo de la digestión. Esto hace que el resto del cuerpo se encuentre en un estado de relax que facilita el sueño.

Hay estudios que han demostrado que dormir la siesta disminuye la tensión arterial y el ritmo cardiaco, sin embargo, si una persona se pone a descansar pero no a dormir no se produce esa disminución de la tensión arterial ni del ritmo cardiaco. Es cuando surge el sueño cuando se produce un cambio. Dormir la siesta disminuye el riesgo de infarto.

Te hace aumentar la productividad: Los expertos coinciden en que una siesta de la tarde es, de hecho, lo opuesto a la pereza en el trabajo, pues la siesta puede mejorar la producción de trabajo. Una siesta corta puede ser reparadora y estimulante, tal vez incluso más que una taza de café por la tarde.

¿Cuánto tiempo es aconsejable dormir la siesta?

La media sería entre 20 y 30 minutos ya que una siesta de más de 40 minutos puede alterar el ciclo del sueño nocturno.

Una siesta larga, de una hora y media, puede cambiar los ritmos vitales. Eso nos puede conducir a desórdenes psicológicos, levantarnos con malestar corporal, no ser capaces de hacer prácticamente nada y sufrir durante la tarde.

En cuanto al físico, echarse la siesta no influye en nada a la hora de engordar o adelgazar. Al final, todo depende de las calorías que ingieras o gastes, no del tiempo que estés durmiendo. Evidentemente, si estás más tiempo en reposo, la actividad es menor y por lo tanto tu cuerpo te pide menos cantidad de alimentos. En ese sentido, hay que comer en función de nuestro ritmo de vida.

Algunos consejos para aprovechar mejor la siesta

Horario: El mejor horario para tomarse una siesta es entre la 1:00 p.m. y las 3:00 p.m., pues es cuando el nivel de energía decrece por el aumento de melatonina a esa hora.

Oscuridad: Use una mascarilla o una almohadilla sobre los ojos (como la que le dan en los aviones) para oscurecer y dormir mejor.

No muy tarde: Tomar una siesta dentro de las 3 horas previas a la hora de acostarse puede interferir con su sueño nocturno.

Busque un lugar tranquilo: Asegúrese de no ser molestado durante su siesta.

Un café antes de hacer la siesta: Algunas personas dicen que si toman un café inmediatamente antes de dormir la siesta, se sienten mejor. La cafeína hace efecto entre los 10 y 20 minutos después de ingerida, despertándolos. La persona se siente muy energizada debido a la combinación de la siesta y la cafeína.

Los expertos recomiendan hacer la siesta incorporado, no tumbado, si no ligeramente sentado. Además la posición óptima es la que el peso del cuerpo descansa sobre el lado izquierdo. Se trata de una postura natural pues en ese lado está el estómago y la curva que tiene este órgano facilita los movimientos peristálticos.

Fuente: Tener Salud

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.
Venezuela Colombia USA
...