Home | Áreas de salud | Otros | Fisioterapia | La fisioterapia y el cáncer de mama

La fisioterapia y el cáncer de mama

La Colombiana Ana Milena Vega Mesa, realizó un trabajo en el que demuestra que el fisioterapeuta, además de determinar el posible tratamiento, acompaña al paciente durante el proceso de resignificación del cuerpo

fisiatra y paciente 620x340Según la OMS, el cáncer de mama se ha posicionado como el más frecuente en las mujeres, a nivel mundial, independiente de si residen en países desarrollados o en vías de desarrollo. En Colombia, para el Instituto Nacional de Cancerología, el cáncer de mama cuenta con una tasa de incidencia de 32,6 por cada 100.000 habitantes y una tasa de mortalidad de 9,5 por cada 100.000 muertes.

Este tipo de cáncer se encuentra entre las primeras 20 causas de fallecimiento en el 70 % del país; adicionalmente, se estima que en el transcurso del ciclo de vida, una de cada ocho mujeres será diagnosticada con este tipo de cáncer.

EL PAPEL DE LOS MÉDICOS Y PROFESIONALES DE LA FISIOTERAPIA

La investigación de la fisioterapeuta Ana Milena Vega Mesa, que incluyó la participación de cuatro mujeres que se practicaron una mastectomía, reveló las nuevas apuestas que desde el campo de la salud deben realizar médicos y profesionales de la fisioterapia.

La experta Vega quiso hacer un recorrido por los cambios que sufren las mujeres diagnosticadas con cáncer de mamá frente a su cuerpo y a su corporeidad, que se refiere al cuerpo como es vivido, y se aleja de las prácticas tradicionales de la fisioterapia, que se centra en seguir un protocolo y en dar un diagnóstico del tratamiento.

Los testimonios de estas mujeres, que hacían parte de la Sociedad Colombiana de Cancerología, evidenciaron –desde la profesión médica– un abandono del cuerpo como una estructura orgánica que comprende experiencias y procesos complejos que se atraviesan tras un diagnóstico de cáncer.

Luego de realizar entrevistas en profundidad con las pacientes, la fisioterapeuta analizó el cambio en el conocimiento que ellas tenían con respecto a su cuerpo y su entorno tras las fases que siguen al procedimiento quirúrgico, que desde su punto de vista resulta violento, pues podría considerarse como una mutilación del seno.

Como menciona la profesional, estas mujeres tuvieron que atravesar diversos cambios que transformaron continuamente la relación con su cuerpo; además, la alteración en el aspecto físico, desde la pérdida del cabello, identificó que el proceso transgredía su sentir como sujetos sociales.

“El seno tiene una representación muy importante en la sociedad occidental, es un determinante de la feminidad, parte de la estética, tiene que ver con el rol de madre, la lactancia, la relación madre e hijo, la sexualidad, la construcción en pareja e incluso trasciende al impacto que genera en la comunidad unos implantes mamarios”, comentó.

Desde el momento del diagnóstico, estas mujeres empezaron a experimentar procesos muy fuertes y cambiantes con respecto a su cuerpo desde la relación del cáncer con la muerte, así como la pérdida del seno, el duelo y las etapas relacionadas con sentirse excluidas de su parte femenina y de los cánones de belleza establecidos.

PACIENTES, SERES INTEGRALES

El seno, como la fisioterapeuta explica, es tan significativo que incluso algunas de las mujeres entrevistadas sentían que perdían su vínculo con la maternidad y su desarrollo como mujeres.

El estudio también identificó la naturalización en el trabajo con el paciente, que se evidenció en los testimonios que relataban que en algunas circunstancias los médicos no se tomaban el tiempo de informar y seguían un protocolo. Una de las entrevistadas relató, por ejemplo, que se enteró que presentaba cáncer al escuchar la orden que el médico le daba a la enfermera; también se mencionó la deshumanización cuando, sin consentimiento alguno, le implantan a la paciente nuevas prótesis.

Como señala la especialista Vega, aun siendo el cuerpo el objeto de estudio del fisioterapeuta, este se ha concentrado en abordarlo de manera cualitativa y en sugerir en qué momento se deben realizar ejercicios o cómo se deben manejar las complicaciones para evitar los efectos colaterales de los tratamientos, que por lo general son radioterapia y quimioterapia, y se descuida el tratamiento integral de la paciente.

Tras la problemática, la investigadora decidió proponer un abordaje de la fisioterapia desde la comprensión de estas pacientes como seres integrales, que incluye un acompañamiento de la imagen corporal y abre nuevos campos de acción al fisioterapeuta, que involucra procesos del paciente frente a la comprensión de la corporeidad y la resignificación del cuerpo, que ayuda en los procesos de recuperación.

El estudio de la fisioterapeuta Vega fue galardonado como el mejor trabajo de grado en su disciplina y, como ella menciona, resaltó la experiencia y los testimonios de estas mujeres que contribuyeron a entender la importancia de una correcta atención en salud.

BITÁCORA MÉDICAArtículo de Agencia de noticias de la Universidad Nacional de Colombia

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Venezuela Colombia USA
...