Home | Autor si | Cómo educar al paciente

Cómo educar al paciente

El tratamiento de la mayor parte de las patologías crónicas debe ser abordado contando con la participación del propio paciente en la gestión del proceso salud-enfermedad. Esta participación implica la necesidad de conocimientos que el paciente debe tener sobre su enfermedad o condición clínica.

La importancia de una educación y el entendimiento de las enfermedades crónicas;  y a su vez los factores de riesgo, generaran una disminución de la morbi-mortalidad a largo plazo.

La educación del paciente cumple con varias finalidades: mejorar el control, ofrecer apoyo social y emocional, proporcionando una valiosa contribución a su calidad de vida.

Los modelos en educación del paciente  han evolucionado de un modelo clásico centrado en la enseñanza a un modelo negociado entre profesional de la salud y paciente.

La educación del paciente es una experiencia de aprendizaje planificada que utiliza una combinación de métodos, como la enseñanza, el asesoramiento y las técnicas de modificación conductual, que influyen sobre los conocimientos y los comportamientos relativos a la salud.

Las competencias deseables en pacientes con enfermedades crónicas son las siguientes:

  • Conocimiento y entendimiento ¿Qué hacer?
  • Habilidades y destrezas ¿Cómo hacer?
  • Actitudes: Deseo hacer, puedo hacer. Confianza, motivación y capacidad de resolución de problemas para vencer barreras

Teniendo siempre como norte que la educación del paciente tiene como misión: “Capacitar a la persona afectada, a su grupo familiar y entorno para una gestión autónoma de su enfermedad, previniendo complicaciones y manteniendo o mejorando su calidad de vida”.

El ABC en educación del paciente

Hay una serie de “máximas”, que son fundamentales en educación y que deberemos tener siempre presentes:

  • La educación no se debe concentrar toda al inicio del diagnóstico
  • La educación no puede ser puntual, tiene que ser continuada
  • La educación es un proceso largo que requiere insistencia y paciencia. Es fundamental insistir, insistir, … , insistir (“técnica de gota a gota”)
  • No iniciar un nuevo tema de educación sin haber consolidado el anterior
  • Nunca ser punitivos. Tener una actitud comprensiva. Nuestros diabéticos “no son héroes” son personas normales y corrientes, y no es fácil cambiar de la noche a la mañana costumbres o hábitos que hemos tenido toda la vida
  • Nunca intentar motivar a través del miedo: no da resultados a largo plazo. Utilizar siempre estímulos positivos. Hablar siempre de ganancias, nunca de pérdidas
  • Debemos ser flexibles, adaptar el proceso educativo y los objetivos al paciente y no al revés

Guías para un programa de educación del paciente

  • Iniciar la estrategia educativa con un temario establecido
  • Escuchar siempre todas las inquietudes del paciente
  • Hacer participar a todo el equipo de salud
  • Incorporar a la familia y su entorno inmediato al proceso educativo
  • Controlar frecuentemente la eficacia y eficiencia del plan educativo
  • Valorar periódicamente los cambios de actitudes que reflejan la interpretación de las enseñanzas recibidas

Referencias Bibliográficas

  1. Material de apoyo del Curso Mi-Cardio, Proyecto Global, FEPAFEM, 2008
  2. Diabetes Education Study Group of de European Association for de Study of Diabetes (D.E.S.G.). Kit de supervivencia: Estrategias educativas de 5 minutos. Educación Diabetológica Profesional 2008; 5: 3-23

Acerca de Dr. Pablo Pulido

Dr. Pablo Pulido
Médico de Universidad Nacional Autónoma de México y Universidad Central de Venezuela. Ex Ministro de Sanidad y Asistencia Social en Venezuela. Presidente de la Federación Panamericana de Asociaciones de Facultades (Escuelas) de Medicina, FEPAFEM. Presidente de la Fundación Universidad Metropolitana. Director Fundador y Ex presidente del Centro Médico Docente La Trinidad. Actualmente miembro del Consejo Consultivo, cuerpo Médico, Servicios de Cardiología y Medicina Interna. Presidente de la Fundación Hospital Ortopédico Infantil. Vicepresidente de la Fundación de la Vivienda Popular.

Deje su comentario