Home | Áreas de salud | Medicina preventiva | Geo.band: geolocalización de bajo coste

Geo.band: geolocalización de bajo coste

Un geolocalizador de última generación, que se puede convertir en un llavero, un colgante o un reloj. Está diseñado para ser usado con niños, ancianos y personas dependientes e incluye sensores y algoritmos que aprenden del usuario

Imagen obtenida de la agencia Sinc, Localizador Geo.band

Imagen obtenida de la agencia Sinc. Localizador Geo.band

El rescate de una niña con autismo, que se había escapado de casa y estuvo a punto de ahogarse, movió al ingeniero informático Iván Pérez a desarrollar, junto a su equipo de la empresa Geo.band, un geolocalizador de última generación, que se puede convertir en un llavero, un colgante o un reloj. Está diseñado para ser usado con niños, ancianos y personas dependientes e incluye sensores y algoritmos que aprenden del usuario.

Geo.band, se trata de un localizador GPS con una pantalla de 1,3 pulgadas, que se conecta a internet a través de una tarjeta SIM integrada. Mediante la aplicación instalada en un móvil o una tableta, o desde la web de la compañía, se puede hacer un seguimiento en tiempo real tanto de personas como de mascotas y objetos. Una funcionalidad de realidad aumentada muestra el rastro en un mapa o sobre imágenes reales.

Localización en 133 países

Además, la empresa ha logrado acuerdos con proveedores globales de internet de 133 países que permiten geolocalizar en estos lugares, aunque la persona esté a cientos de kilómetros de distancia.

“Al final, esto es como un móvil, si te vas con tu teléfono a otro país, pagas un roaming o una cuota de datos. Hemos hecho que esté todo incluido. Compras el aparato, te das de alta como cliente y, con una tarifa plana de cinco euros al mes, funcionará tanto en España como en todos los países en los que operan nuestros proveedores. No hace falta pagar ningún extra”, comenta.

El equipo ha querido que el dispositivo sea muy versátil. Como explica Pérez, “los geolocalizadores actuales están muy enfocados a los niños. El nuestro está pensado para una gama más amplia de población. A una persona con alzhéimer o demencia no le vas a poner un reloj infantil”. Por ello, se puede convertir en un reloj de pulsera, un llavero o un colgante. Si se quiere utilizar para localizar pertenencias, basta con meterlo en una cajita que puede ir en una maleta o atado, por ejemplo, a un vehículo.

El servicio se ofrece con una tarifa plana de cinco euros al mes y funcionará tanto en España como en todos los países en los que operan los proveedores

Sensores y algoritmos

El dispositivo incluye sensores de movimiento (acelerómetros) que permiten detectar si alguien se cae o tiene un accidente. También si una persona mayor está inmóvil mucho tiempo por el día o se pone a andar durante la noche.

Los creadores de Geo.band han utilizado tecnología europea de sensores ya existente. “Lo que sí hemos hecho es todo el diseño del dispositivo, el software, la programación de los componentes y de los servidores, así como la aplicación móvil y los algoritmos que aprenden del comportamiento del usuario”, explica el consejero delegado.

Otra innovación que se ha introducido es que la batería puede durar hasta una semana. Esto se consigue gracias a que, aunque se ofrece un seguimiento en tiempo real, no es preciso que la persona esté localizada las 24 horas del día, sino en el momento en que se quiera encontrar. “Si un niño va siempre al colegio en la misma zona de lunes a viernes, o una persona mayor está en un centro de día, los algoritmos lo van aprendiendo y el sistema sabe que en ciertos lugares hay menos peligro de que se extravíen”, indica.

Desde el servidor se miran todos los datos, el histórico de esa persona o mascota y, en función de ello, se deduce cuándo ha salido de la zona de seguridad establecida. El sistema cuenta también con un botón de pánico.

Nuevos servicios y financiación colectiva

Los emprendedores ya  han pensado en crear nuevos servicios alrededor del dispositivo, por ejemplo, “podría incluir opciones como alertas de medicación”, dice Pérez. Para ello, tienen previsto colaborar con residencias de ancianos y centros de día. También quieren crear aplicaciones específicas para niños y están hablando con instituciones dedicadas a la infancia y escuelas infantiles.

Geo.band planea tener una amplia presencia internacional y está negociando acuerdos con distribuidores en EE UU y en países latinoamericanos como Colombia, México, Panamá y Venezuela.

Para llevar a cabo estos proyectos, el equipo acaba de lanzar una campaña de financiación colectiva –crowdfunding de inversión– a través de la plataforma Crowdcube. “Nuestro objetivo es lograr economías de escala y abaratar el geolocalizador lo máximo posible. Además, necesitamos reforzar el equipo, sobre todo en la parte comercial, para poder cumplir los objetivos marcados y llegar al máximo número de personas”, indica Pérez.

Geo-band cuenta además con el apoyo de la fundación QSDglobal que está buscando ayudas institucionales para distribuir gratuitamente el dispositivo entre personas sin recursos.

BITÁCORA MÉDICA Con información de la agencia SINC, para leer artículo completo pulse AQUÍ

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Venezuela Colombia USA
...