Home | Tecnología Médica | Facebook y su herramienta para combatir la depresión

Facebook y su herramienta para combatir la depresión

Organizaciones internacionales junto con el apoyo de esta red social han creado mecanismos para ayudar a combatir este enfermedad entre los usuarios

face¿Pueden las redes sociales ayudar en la lucha contra la depresión y los sentimientos suicidas de los jóvenes? Facebook cree que sí y por ello ha creado un nuevo mecanismo para combatir esta enfermedad entre los propios usuarios.

¿DE QUÉ SE TRATA?

La herramienta, que ha sido desarrollada por la conocida red social en colaboración con las organizaciones “Now Matters Now”, “National Suicide Prevention Lifeline” o “Save.org” pretende que todos aquellos pensamientos, fotografías o “me gustas” que compartimos en nuestra página de Facebook sirvan para que nuestros amigos colaboren si creen que estamos pasando por una época negativa o de bajo estado anímico.

Así, un amigo o amiga del afectado tendrá que ser el que dé el primer paso. Si esa tercera persona cree que uno de sus contactos de facebook está en esa delicada posición que pueda llegar a caer en depresión o incluso a autolesionarse, solo tendrá que notificarlo a la empresa a través de un mensaje. Esta herramienta social valorará el comentario junto a varios expertos y si lo consideran oportuno, tomarán medidas al respecto.

El afectado recibirá entonces este mensaje: “Hola, un amigo piensa que podrías estar pasando por un momento difícil y nos ha pedido que miremos tu último post”. Tras recibir este mensaje tendrá tres opciones: hablar con un amigo, recibir consejos o solicitar el apoyo de expertos.

Por el momento, la opción solo está disponible para Estados Unidos pero se espera que poco a poco se vaya extendiendo a todos los países del globo.

_____________________________

Depresión

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

Este trastorno afectivo puede llegar a hacerse crónico o recurrente, y dificulta sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria. En su forma más grave, puede conducir al suicidio. Si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden necesitar medicamentos y psicoterapia profesional.

Bitácora Médica – Con información de MuyInteresante y OMS

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Venezuela Colombia USA
...